Juego: Alice Madness Returns
Género: Plataformas/Acción
Plataforma: Xbox 360, PlayStation 3, PC (Analizamos la versión de Xbox 360)

Muchas veces las apariencias engañan. Es en ese lanzamiento de según qué juego enfocado a un público concreto, y el primer acto reflejo que tenemos es pensar “Bah, esto no es para mí”. En mi opinión, es una trampa mortal que en muchas ocasiones los jugones nos ponemos a nosotros mismos, sin darnos cuenta de que puede que nos perdamos grandes cosas, buenas cosas, o cosas normalitas, que igual no nos descubren un mundo magnífico que no conocíamos, pero que sí puede suponer una diversión complementaria más allá de lo que estamos acostumbrados en nuestra rutina videojueguil.

Probablemente soy de los jugadores menos prejuiciosos que puedan existir. Y no me refiero a esa gente que juega a lo que sea, como aquel que escucha cualquier música y se la “traga” solo porque suena bien. Siempre he estado a favor del filtro de calidad, y de poseer un mínimo buen criterio para diferenciar lo bien hecho de lo mal hecho, más allá de que eso se salga de tus gustos usuales o no. Para ello, primero hay que dejar a un lado los prejuicios, dar una oportunidad a nuevas experiencias y ser lo más coherente posible al asimilar lo que nos vamos a encontrar, dependiendo del género al que nos enfrentemos.

De toda esta parrafada mental, nace mi experiencia con Alice Madness Returns.

Alicia y su país de las… pesadillas

Como bien decía antes, un juego se nos puede presentar para un público específico en apariencia, y lo descartamos de sopetón. En este caso, Alice Madness Returns me parecía el típico juego para “niñas” amantes del estilo Tim Burton, por decirlo de alguna forma. Mi opinión no podía ser menos acertada, excepto por lo de Tim Burton.

Estamos ante el personaje algo distorsionado de Alicia, que se ha vuelto loca tras un incendio que ella creyó haber provocado en la casa de su familia. Ingresada en un manicomio y tras “superar” su trauma, empieza a revivir episodios psicóticos del hecho, trasportándose así al País de las Maravillas, a través del cual intentara averiguar la verdad sobre el incidente años atrás.

La historia, está bien montada y es bastante original en cuanto a su desarrollo, llena de metáforas, de esas que se captan solo cuando sabemos mirar más allá de lo que estamos viendo. Mucha simbología en los enemigos, en los personajes de la historia original (el sombrerero, el conejo blanco, el gato de la sonrisita…) y en cada uno de los escenarios que visitamos, adaptados todos al estilo siniestro y tenebroso que tiene el juego en general. Si sabemos captar lo que se nos quiere decir en ocasiones, seguramente nos sorprendamos del pequeño trasfondo que guarda el juego más allá del plataformeo y de la acción.

Y es que, los diseños tanto de los niveles como de los enemigos y personajes, es genial. Muy a lo Tim Burton, siniestros y con ese humor negro/gore que da siempre un toque muy de agradecer. Veremos sangre, escenas delirantes, situaciones imposibles, diálogos bastante subidos de tono… en definitiva, el juego se sale de lo preestablecido por norma para los comunes del género, transformándose en una adaptación nada recomendable para esos que esperen ver a Alicia en el País de las Maravillas persiguiendo al conejito blanco y revoloteando cual mariposa por el campo mientras huele flores silvestres.

Materia gris, saltos y cuchilladas

Digamos que la historia está bien implementada sin ser la maravilla más genial del mundo, pero con una ambientación de lujo que te sumerge en el tenebroso universo de las pesadillas de Alicia. Una vez pasada la frontera del argumento, vamos a centrarnos en la parte que más importante debería ser para un juego de este género.

Estamos ante un juego de plataformas, con acción incluida, mezclando ambas de una forma más que generosa y muy satisfactoria. Tendremos en nuestro poder un buen arsenal para movernos por los niveles, tales como un cuchillo, un molinillo de pimienta (sí, habéis leído bien), una cafetera-bazooka, un caballito de montar, un conejito explosivo… como veis, no son armas al uso, y ahí está la gracia. Esto le da un toque curioso y graciosillo a nuestro personaje: mola mucho ver cómo le reventamos la cabeza a una abeja-samourai con un caballito de montar.

Las plataformas pueden llegar a ser endiabladamente endiabladas (valga la redundancia). Saltos imposibles, carreras contrarreloj antes de que se cierre una puerta, deslizamientos por rampas interminables… y a decir verdad, todo está bien puesto y colocado en su sitio, sin que llegue a cansar y sin que resulte un coñazo llegar del punto A al punto B como pueda pasar en otros juegos de plataformas (que ya les vale). Saltos que requerirán una gran muestra de pericia por nuestra parte, sincronización de movimientos, etc…

A todo eso, tenemos que añadir pequeños puzles que pondrán a prueba nuestra materia gris, si es que alguno poseemos de eso (en LSK no se sabe). No muy complicados, porque al tratarse de un juego de plataformas, las posibilidades se reducen a pruebas de habilidad, pulsa tales interruptores en tal orden, pon este objeto aquí y llega al punto A antes de que la puerta se cierre, laberintos… Un buen abanico de posibilidades que hace a Alice Madness Returns un poquito más difícil y entretenido de lo que es.

Y hablando de dificultad, no es un juego fácil. Podremos elegir entre los tres niveles de dificultad ya conocidos en otros juegos, y a mí ha habido según que niveles o tramos que me han costado superar en dificultad normal. No me habría gustado probar en difícil. Eso sí, el aumento es coherente con la aventura, y no hay picos ni bajones, se mantiene la dificultad en todo momento y va subiendo progresivamente según nos vamos adaptando al juego. Un gran acierto (no como en Star Ocean: The Last Hope… ejem).

Tecnicismos aparte

Si hablamos de gráficos y música, hablamos de un equilibrio bien conseguido. No es el juego con mejores gráficos de la generación (no hacía falta decirlo, ¿verdad?), ni con la mejor música compuesta, pero todo está en armonía. La música es como debe ser en el momento oportuno, acompañando a cada situación que nos ocupa. Es de esas veces, que más vale un juego con muchos aspectos medianamente pulidos, que uno con solo un punto fuerte destacable.

Además, el juego está doblado al español, de manera más o menos acertada. Al principio, nos parecerá algo cutre el doblaje, puesto que está hecho con una ligera sobreactuación por parte de los actores, pero al poco nos daremos cuenta que es más a propósito de lo que creíamos. De esta forma, se le da algo de dramatización a los diálogos, y un toque personal bastante bueno, alejando así las escenas del tipiquismo en el que otros caen.

Mis pesadillas particulares

No todo iba a ser bueno, ya que no existe el juego perfecto. En un juego de plataformas, es importante que el manejo del personaje responda bien, y en este juego, eso no siempre ocurre. Aunque el manejo es fácil, cómodo e intuitivo, en más de una situación extrema la querida Alicia me ha dejado un poco tirado mientras me rodeaban muñecas asesinas por no haber respondido como debía a lo que yo le había mandado.

A eso podemos añadir que algunos escenarios puntuales son laberínticos y te pierdes más que Falete en el libro de la dieta Dukan. Es bueno porque así el juego no resulta tan fácil como se espera, pero puede llegar a sacarnos de nuestras casillas en más de un momento.

Fin de la pesadilla

Alice Madness Returns no es el juego de nuestros sueños, ni se va convertir en un must have obligatorio para jugadores hardcore, pero si un título así ha logrado sorprenderme y entretenerme a estas alturas, es que no puede ser tan malo. De hecho, no es nada malo, para que os voy a engañar.

Emocionantes momentos de acción, mucha plataforma, historia siniestra y llena de humor negro, personajes bien conseguidos y carismáticos… en definitiva, un equilibrio muy bien conseguido para crear el mundo de las pesadillas cuasi perfecto.

No hay respuestas para “Análisis: Alice Madness Returns”

  • Rurouni dice:

    He completado el juego hace un par de dias y estoy bastante de acuerdo con la nota.

    Aunque de dificultad me ha parecido facilon aun en el nivel dificil, para ser un plataformas con tintes de accion lo veo bastante light. A mi personalmente lo que me ha molestado en ciertas ocaciones es la excesiva longitud de ciertas fases , con las que te tiras a veces hasta 3 horas resultando ser un poco monotono.

    Me ha gustado tambien los toques de terror que acompañan a toda la aventura y el subrealismo.

    En definitiva un juego recomendable y no apto para niñas pequeñas.

  • Isura dice:

    Un juego al que no había prestado ni un mínimo de atención, después de este análisis me a picado el gusanillo. Que me echa para atrás? 50 y pico euros que vale, seguro.

  • Shock dice:

    No sé si estarás de acuerdo, pero creo que este es uno de los juegos en los que sobran los combates. Quedaría mucho mejor haberlo enfocado de otra forma, en otro género alejado de dar saltitos y espadazos.

  • Tony dice:

    @Shock: Hombre, FFXIII también pegaba que fuera otro género, pero intentaron que fuera RPG xD

  • Eon dice:

    No es la obra de arte que prometían pero esta divertido y esta interesante la manera de ver esta historia de un angulo diferente.

  • Gabriel dice:

    Un poco tarde para comentar pero me lo acabo de pasar, es de los juegos que más me ha gustado esta generacion y hasta me hizo formatear el pc para poderlo terminar (uno de esos super errores del tio bill) ME ENCANTO! Aunque eso que dices sobre que es muy tim burton o mas o menos dificil es altamente discutible en todo aspecto posible habido y por haber (mas que todo porque le tengo un cierto odio a tim burton).

    Yo le daria un 10/10 solo por ser uno de los pocos juegos rescatables de esta generacion que no me ha defraudado en algun aspecto (aunque el final fue algo anticlimatico)

  • Gold-St dice:

    A mi me esta pareciendo un poco cansino, pero lo que me tiene pegado al mando es el diseño artístico, me lo pasé pipa en el escenario del juguetero y con los soldados naipe del castillo de la reina.

    Algunos de los enemigos no desentonarían en un Silent Hill “infantil”.

    De todas formas, dudo que la semana que viene me acuerde del juego.

Deja un comentario

Feed y redes sociales
Feed de Legend SKTwitter de KefkaFacebook LSKYouTube LSK
Entra y lee todos nuestros análisis
Buscar por Juegos
Buscar por Plataformas
Mini-Secciones
Archivos
Compteur Visitehomepage besucherzählercontador de usuarios online