Juego: Castlevania: Lords of Shadow
Género: Whip’n flip (o sea, Hack’n Slash o Beat’em up pero con látigo) / Plataformas
Plataforma: PS3, Xbox 360.
(Analizamos la versión PS3)

Castlevania es un nombre que me ha acompañado desde hace mucho tiempo. De pequeño, esta saga (y un par de juegos más de Konami) me salvaron de convertirme en un Capcom fanboy de armas tomar. Cuando mi mundo consolero no iba más allá de Patoaventuras, Chip & Chop y (alabado sea el creador) Megaman 2 y 3, entró en mi vida para quedarse la cosa nostra de los Belmont, los látigos y los monstruos de mis amadas películas de serie b.

Siempre hay en todas las clases ese niño rarito que, mientras tú dibujas tortugas ninja y megamanes, se dedica a dibujar calaveras, demonios y mujeres descuartizadas, estoy seguro. Pero tienes que meterlo en tu grupo de amigos cuando te presta un juego diciendo “al final matas a Drácula”. ¡DRÁCULA! Entended por un momento lo que eso significaba para mí. En un mundo donde no existían los vampiros como producto de consumo masivo, el conde era un personaje oscuro e intrigante, que sólo se aparecía en las pelis que veía a escondidas a las tantas de la madrugada. Pelis setentosas, tan malas como olvidables, en las que descubrí con sorpresas que un personaje llamado “Alucard” podía ser el malo porque ¡DIOS MÍO! Su nombre al revés era “DRACULA”.

Así fue como mi infancia disfuncional (el primer libro que me leí, a los 9 años fue “El Exorcista” de W.P.Blatty) se volvió un poco más disfuncional al lanzar por primera vez un hacha apretando “arriba+B”. Desde ese momento, con altibajos, Castlevania ha sido una saga que ha estado profundamente ligada a mi frikismo y a mi corazón.

No hay que mencionar lo que significó para mí “Symphony of the Night”, ni que a partir de ese momento me he tragado con ansias cualquier producto de la saga, llegándome a comprar consolas de Nintendo solo por jugar más de lo mismo. Por eso, un nuevo título, tenía que despertar tanto el hype como la desconfianza en mí.

Digo desconfianza porque los dos títulos 3d de la saga que salieron en la generación pasada, aunque me entretuvieron bastantes horas, tampoco fueron nada del otro jueves, y porque las cosas que salieron para N64 pueden crearle pesadillas al más pintado. Por eso (y por la crisis) no jugué “Castlevania: Lords of Shadows” hasta bastante tarde. Hasta hace una semana, exactamente.

Que es una copia de God of War, es lo que repetían todos en el Gamefest del año pasado, tanto que el director del juego, invitado al evento, tuvo que decir “vale que sí, ¿pero es que se os ha olvidado lo que significó en su momento God of War?”. Esto, por un lado, me dio más desconfianza, pero por otro, tuve que aceptar que el tío sabía de lo que hablaba. Cuando probé la demo en el evento no me sorprendió mucho, un coloso que había que trepar y matar, unos hombres lobo con los que pelear, y poco más.

Entonces, cuando lo pude sacar de la biblioteca de mi ciudad, incluso tuve dudas, ¿Infamous 2 o éste? Bueh, vamos a salir de éste que ya tiene un añito en el mercado. ¡Que suerte la mía de haberlo encontrado!

Symphony of War

Lo primero, sí, salta a la vista que es un hijo de God of War. Y al principio uno un poco lento y pesado, casi tonto. Pero no es sino hasta que vas profundizando en el juego que vas notando las maravillas que encierra.

El sistema de combate es mucho más exigente que el de Kratos, pero gracias a esto, más profundo. No se trata de machacar botones, sino que tienes que estar constantemente atento de las 4 barras del juego, la de “magia de luz”, la de “magia de sombras”, la de combo y la de vida. Porque como te descuides, bajan antes de que puedas decir “brillas como cristales de swarovsky, eres hermoso”. Las armas secundarias cobran un papel importante a la hora de plantearse estrategias. ¿Te conviene matar rápido a ese licántropo con una daga explosiva (que apenas si le hace cosquillas a otros tipos de enemigo), o quizás azotarlo un poco con magia de luz para curarte? ¿No sería mejor darle unos cuantos golpes para subir la barra de combos que siempre es recomendable llevar alta para conseguir más mp? ¿Tienes suficiente por si se aparece un minijefe?. Todas estas decisiones, como es costumbre en nuestro hobbie, se hacen inconscientemente, en cuestión de segundos, pero pueden cambiar el resultado de la pelea.

Porque, como mencioné, puedes morir si te descuidas. Los enemigos son duros y cizañeros, van a por ti y nunca solos. Puedes escapar de la mayoría de los combates, eso es cierto, pero en más de una ocasión, al tratar de saltar para irte trepando, los cabrones te harán caer por narices. Y no estoy hablando de la mayor dificultad: en normal puedes perder el control del combate si pierdes demasiado tiempo tratando de escapar o de atacar a un solo enemigo en particular. Cosa que no pasa en otros juegos del género. Cosa que no pasa en God of War.

Los enemigos son, si bien constantes, lo suficientemente variados para no cansarte de ellos. Nada del típico soldadito zombie que llega por oleadas para mantenerte ocupado. Según el escenario te tocará luchar contra hombres lobo de diferentes tamaños (y patrones de ataque), vampiros, orcos, trolls, etc.

¿He mencionado orcos y trolls? Sí, en efecto, por primera vez en la saga se le da protagonismo al componente fantástico, la única magia no es sólo la de los vampiros y las cruces, sino que entran en juego conceptos tan disociados de la saga como hadas, runas y, por supuesto, faunos “deltorescos”. No es que no existieran, es que no presentaban relación coherente. Ahora sí. En un principio choca un poco, todo este tema del fauno y las hadas, y es que, la verdad, estamos aquí para matar vampiros, coño, no para llevar el anillo a Mordor. Y tanto es así que llegado un punto no sientes que estés en un Castlevania. De no ser por el látigo y el apellido Belmont llegas a perder la sensación de goticismo j-popero que tanto nos gusta de la saga.

Y a esto es a lo que quería llegar. Ese saborcito a Alucard paseándose por el castillo invertido no aparece casi. Y podría afincarme con saña en eso, en que “esto no es un Castlevania”, si no fuera por que, por otro lado, me gustó lo que estaba viendo. “No es un Castlevania, pero sea lo que sea, mola”.

Los escenarios son preciosos. No un “mira que bonito paisaje”, como tantas veces hemos visto en esta generación. Sino un “preciosos” en toda regla. El nivel de detalle es abrumador, no tanto por el nivel técnico como por el nivel artístico.

Se suele hablar mucha paja al respecto, diciendo que sólo en los juegos de first parties las consolas muestran su verdadero potencial y demás cuentos, pero Lords of Shadows calla la boca a base de bien. No se trata de tener más polígonos en movimiento. Se trata de tenerlos bien puestos. De saber donde van los colores, de administrar las texturas. El que pueda afirmar sin cortarse un pelo que los juegos no son obras de arte, le invitaría a cruzar los puentes del castillo de los vampiros, o a atravesar el barranco que va desde el pueblo abandonado a las alcantarillas.

También muchas veces hemos criticado una banda sonora por ser fastidiosa, por no ser memorable, por no ser de Uematsu. Nuevamente Lords of Shadows nos va a callar la boca: la música, épica y preciosista, está en todo momento, y en todo momento encaja como un guante. Nada de melodías de ascensor en un combate ni reggaetón en una escena de stealth. La BSO de este juego es una herramienta más a la disposición del diseñador, una pincelada más en el cuadro que se ve en pantalla.

Yo, que me he ganado puntas de Kefka y Shock por darle mayor importancia a la ambientación que a la historia, una vez más me doy por servido. El ambiente no es inmersivo, como lo fue en Bioshock o Fallout 3 (otros de mis favoritos de la generación), sino que es un constante paisaje que ni siquiera hace falta detenerse a ver: te entra por los ojos y despierta la necesidad de admirarlo quieras o no. De repetir los niveles para volver a atravesar ese puente, o para experimentar de nuevo esa música mientras luchas contra determinado jefe.

Aria of the Colossus

El juego, una vez arranca (que sí tarda un poco), no tiene desperdicio, no tiene freno, y parece no tener fin. Es larguísimo para su género, y si a esto le sumamos que no hay un nivel igual a otro, no deja de sorprendernos.

Lo curioso es que las sorpresas son de manual. Los combates van donde tienen que ir, las plataformas en su sitio exacto y los puzles diseminados con esmero e inteligencia. Nada de meter un par de puzles en la mitad del juego que desentonan con el resto, como es tan común, y muy poco de buscar la llave roja para la cerradura roja. Otro de los puntos donde brilla LoS son los puzles. Se entiende que, al ser tan largo y al estar bien distribuidos, como mencioné, han de ser bastantes, superando por mucho a la media del género. Y superándola no solo en cantidad, sino en calidad. Son puzles de los buenos, de los que te invitan a pensar, pero sin hacerte perder toda la tarde buscando una respuesta ilógica. Si eres de los que pensar le da urticaria y quieres seguir de largo, tienes la opción de, sacrificando puntos de experiencia, tener la solución a la primera. Salvo un par de puzles relacionados con botones que requieren un orden específico, no veo por qué nadie querría perderse la oportunidad de enfrentarse a ellos. Pero siempre habrá casos perdidos, supongo.

Mientras jugaba me lo pasé tan bien, que os juro que no me lo podía creer. No recuerdo hace cuanto no me divertía tanto con un juego hecho por encargo a compañías ajenas a sus creadores. (Tanto me gustó que desplazó de su altar a los God of War en mi casa). Y tan bien me lo pasé que no dudé por un momento en que tenía que ponerle un 10. Pero las cosas son como son, y el alto mando de LSK me sugirió que me replanteara la nota. Tuve que sentarme a buscarle defectos al juego para poder dar con ellos. La historia, la reutilización de clichés, vamos, no son lacras que desmejoran la experiencia, pero sí son puntos mejorables. El personaje central, Gabriel, sin ir muy lejos, es totalmente prescindible y casi hasta podría ser uno de esos personajes mudos que tanto le gustan a Kefka. Sus líneas de diálogo son tan sosas y tan carentes de profundidad y vida que en ningún momento puedes compenetrarte con él. Vamos, hay que estar un poco torcido para identificarse con Kratos o Bayonetta, pero un poco más de fuerza a la hora de cuadrar las motivaciones con los resultados se puede echar en falta. Lo he criticado en otros juegos, y a mi pesar, lo tengo que criticar ahora. Si el narrador se toma tantas molestias en repetir una y otra vez lo mal que lo está pasando Gabriel, cómo está perdiéndose a sí mismo, cómo lo tortura la búsqueda de las reliquias, ¿cómo es que el personaje sólo tiene una expresión durante TODO el juego? Y así como es difícil sentir algo por las motivaciones de Gabriel, también es difícil entender las motivaciones de los Señores de las Sombras. No es que en Castlevania haga mucha falta un discurso sobre los sentimientos humanos, pero las némesis más o menos bien definidas han sido una constante en los últimos juegos de la saga. Lejos está aquel majestuoso Drácula que dura solo unos minutos al principio de Symphony of the Night, pero que quedó grabado en la historia. “What is a man? A miserable Little pile of secrets!”

A pesar de estas manchitas, Lords of Shadows es un juego redondo, hecho con maestría y conocimiento. Como mencioné antes, es un juego “de manual”. Un juego perfectamente ensamblado. Quizás las piezas no sean del todo únicas y originales, y los creadores sí que se hayan fijado un poco de más en títulos alabados y reconocidos, jefes “colosales” o QTE godofwáricas, pero no se puede negar lo bien hecho que está todo. Si todos los que se copian de un título exitoso lo hicieran con la mitad de los niveles de calidad que han tenido los compatriotas de Mercury Steam, la industria del videojuego no sería lo que es hoy. Se nota que es un equipo de gente que sabe lo que hace, disfruta de lo que hace y se preocupa por cómo lo hace.

Esos niveles de calidad que, precisamente te hacen aceptar que posiblemente Lords of Shadows no sea un Castlevania en toda regla, pero de verdad, ni falta le hace. Si la saga tiene que renunciar a la herencia de Alucard y seguir por otro camino, por favor, de verdad, que sea por éste.

Para terminar, si alguien de Mercury Steam me lee, quiero agradeceros, con toda sinceridad este pedazo de juego tan increíble que habéis hecho, y por favor, cuidad el staff artístico que tenéis en nómina. Más que admiración, me despertáis envidia. ¿El guiño a MGS después de la batalla contra el cocinero o las bromas veladas a Portal? KUDOS.

No hay respuestas para “Análisis: Castlevania: Lords of Shadow”

  • Tony dice:

    La misma nota que le di a SoTN. Pero me echa un poco para atrás eso de que no sea un Castlevania al uso… de todas formas, es MUY difícil que ningún Castlevania me vaya a gustar tanto como SoTN. Aunque habrá que darle una oportunidad.

    Genial análisis!

  • rurouni dice:

    Buen analisis y muy acertado. Esta entrega es una autentica joya un juego muy infravalorado y sin duda uno de los mejores juegos con diferencia del año pasado, yo me lo pase como un enano jugandolo.

  • Shock dice:

    Me acabo de enterar de que Alucard al revés es Drácula.

  • VAYVEN dice:

    @Shock: En realidad Alucard al revés es draculA(yo también me acabo de enterar).
    Sobre el juego, “te hacen aceptar que posiblemente Lords of Shadows no sea un Castlevania en toda regla” Entre el análisis y esta frase creo que le daré una oportunidad(no me gustan los Castlevania), pero solo si me lo regalan, que necesito ahorrar 100€.

  • cdchico dice:

    Joer como me has hypeao Gold. Tengo esto juego desde hace una semana en la estantería (14€ de importacion ;)) y creo que no tendré más remedio que empezarlo este finde…

  • Shock dice:

    Nos ha hypeao a todos el cabrón xD

  • nicknamehere dice:

    @Tony el SotN tampoco fue un castlevania al uso en su dia y la formula funciono, sin duda merece una oportunidad

  • Dark_Aslan dice:

    Buen analisis… Tengo ganas de hacer un comentario de esos largos que nadie lee… (loading…)

  • Unoquepasabaporaqui dice:

    Concuerdo en muchos puntos de tu análisis, para mi los puntos fuertes de este juego es la ambientación y la variedad de contenido a lo largo de las casi 20 horas de juego. Si tuviera que elegir entre este Castlevania y los 3 God of War juntos me quedo con LoS de calle.

    Teniendo en cuenta lo bueno que es el juego y lo bien que lo han hecho, me hubiese gustado ver que hubiera sido del juego de haber hecho un SotN en 3D teniendo a Metroid Prime como espejo (para el diseño de niveles) donde mirarse, conservando los combates a lo GoW claro. Desde luego explorar todo un castillo como el que aparece en este juego … seria la hostia.

    Por cierto, yo no conozco la esencia de la saga porque no he jugado a los primeros, pero creo que este juego intenta acercarse un poco mas a las raíces de dichos juegos, orientados mas al mata-mata y a “un nivel tras otro” en vez de todo un castillo para explorar.

  • Peka dice:

    Yo sólamente jugué como una hora y lo dejé porque me pareció otro clon más de God of War.

    Hacía nada que me acababa de pasar GOW Trilogy del tirón y la verdad es que otro más del estilo no me apetecía nada.

    Quizás tendría que haberle dado otra oportunidad…

  • Dark_Aslan dice:

    Bueno pues he aquí el comentario largo… se tardo tanto en cargar (loading) por problemas bastante fuertes que surgieron a los cuales tuve que ponerle el 100% de atencion pero bueno, aquí estoy, mas vale tarde que nunca.

    Cada vez que entro a esta pagina y veo que hay un analisis lo primero que hago después de leer el titulo es ver quien es el que ha escrito la entrada, suponiendo que si es de shock sera del tipo sarcástico-critico, si es de kefka sera del tipo serio-subjetivo, si es de Noire…. pues si es de Noire seria una MEGASORPRESA ya que eso significaría que por fin ha terminado un juego XD, si es de Gold-St es del tipo detallado-critico. Tomando en cuenta esto y viendo las calificaciones medias que dan a los juegos, tuve miedo, si, tuve miedo al ver que un juego el cual me había parecido poco menos que una obra maestra seria analizado por alguno de ustedes, cuando vi que el analista seria Gold-St me dio pavor! un sudor frio recorrió mi espalda, ya que según lo que he leído en esta pagina Gold-St analiza todo lo de un juego, es critico, es conciso, detallado y no perdona algún fallo al momento de calificar; Me he sentido identificado con ustedes ya que de alguna manera o en algunas cosas pensamos de maneras muy parecidas, pero con Gold-St me siento un poco mas, no se si porque ya estoy un poco ruco (viejo)[la edad media de gamers en México es de 10 a 23 años, fuente…. mi imaginacion :)], pero la mayoría de los juegos que le gustan y la forma de pensar sobre ellos hace que cuando leo un analisis de el, fuera como si estuviera leyendo mis pensamientos, entonces al ver que analizaría este juego tuve miedo leer que para el no fuera un buen juego, casi como cuando VAYVEN se dio cuenta que su dios SHOCK aborrece su juego favorito, aunque sin llegar al extremo.
    Comencé la lectura del susodicho, empieza con un poco de la vida de autor, sus vivencias de su niñez, pensé para mis adentros -esta tomando personal el analisis, eso me gusta! aunque al final no se si sera bueno- continué con mi lectura -Así que leyó el exorcista a los 9 años… tiene amigos que dibujan calacas y descuartizados WOOW!! que miedo- -Mhh le gusta SoT, igual que a mi!!!- -La demo no le gusto, esto no es bueno- en fin cada palabra, cada renglón, cada párrafo era un suplicio, ver que quizás en este juego no habían visto la magia que yo le vi, las horas de diversión que me proporciono, y el ansia por una continuación al ver el vídeo final. Termine de leer el articulo y solo puedo decir: Gold-St mis respetos, a pesar de la mala fama que le comenzaron a dar al juego al decir que era una simple copia de GoW, decidiste darle una oportunidad, supiste ver su magia y lograste hypear a los lectores incluyéndome ya que me dieron ganas de volver a pasármelo aunque tendrá que esperar ya que en estos momentos estoy al 100% con Bioshock 2. El juego es genial, como todo, tiene cosas que se pueden mejorar, pero este sin duda alguna se puede tomar como uno de los mejores juegos de esta generación. Espero estén muy orgullosos amigos Españoles porque este producto esta hecho en su casa (como estoy seguro que ya saben) y pueden presumir que hacen juegos de calidad!!

  • Kefka dice:

    Yo me lo he comprado por la buena crítica de Gold. Verás después como no me guste xD

  • Gold-St dice:

    @Dark_Aslan: :$ gracias por tus comentarios, me halaga no solo que te haya gustado, sino haber despertado suspenso XDDD. Espero que mis anteriores análisis (y obviamente los posteriores) no te decepcionen.

    @Kefka: XD Estoy plenamente convencido de que no te va a gustar, pero míralo por el lado positivo, al tener el logo de Kojima Prod. en los créditos puedes meterlo en la colección de MGS.

    @Shock: Ya era hora de que alguien hypeara un juego de calidad y no al revés, como pasa en la industria.

  • Shock dice:

    “Estoy plenamente convencido de que no te va a gustar”

    De ahí el 9,75, indicativo de juego que no suele gustar.

  • BvZ dice:

    Gracias por la review. La verdad es que pensaba que era otro clon mas de god of war. Veré si me lo pillo.

    Confío en sus reviews, los gustos de LSK se parecen a los mios jaja.

    PD: Soy nuevo

  • Gold-St dice:

    @Shock: Lo digo por dos razones, la primera, no le gustó God of War o Ico. La segunda, ¿qué juego le ha gustado a Kefka de los salidos desde que entramos al nuevo milenio? (/troll)

  • EOn dice:

    Esta increíble lo comprare esta semana pero eso que dice que copia de la copia uff ya todo es copia de todo, lo importante es el enfoque que se le de al final, gran reseña hype al máximo

  • valdevil124 dice:

    se que es medio tarde para constestar, pero yo le colocaria otro “cristal” mas. porque si encontre inovacion y es en el combate.
    hay 2 elementos que ni el mas experto analista del IGN se pudo dar cuenta.(si es verdad)
    son la info de combate (en extras)
    te muestra, las barras de vida de los enemigos, el daño causado, la magia, concentracion etc, en numeros.

    y es muy distinto al GOW respecto en combate. aqui no hay ataque fuerte o debil.
    aqui hay ataque dicercional(menos rengo. mas fuere) y ataque de area(mas rango, menos daño), y no puedes hacer los remates como el gow y la estrategia cambia.

    y el bestiario en monstruos, en el libro de viaje. que es como un pokedex y salen las debiliddades y fortelezas de los enemigos repecto a cada arma secundaria.

    eso incrementa aun mas las opciones en combate.

    no puedo mas que decir que este juego es asombroso apesar de sus manchitas de defectos. no es casltevania, pero a la vez lo es,(¿ironico no?) porque el argumento es como un antes del principio, y un homenaje a bram stoker.

    y uno si gana sentimentos acia gabriel, puede que su inexpresividad desvirtue su personalidad y sufrimento, pero lo trolean epicamente al final del juego. me dio pena su cruel destino.

  • Shock dice:

    @valdevil124: ¿Le darías más nota por algo que tiene hasta Final Fantasy 1? (por decir un ejemplo antiguo)

    ¿O por tener cosas mejores en jugabilidad que un juego machacabotones para adolescentes como God of War, del que, a pesar de todo, el propio director ha confesado haberse copiado?

    No lo veo.

Deja un comentario

Feed y redes sociales
Feed de Legend SKTwitter de KefkaFacebook LSKYouTube LSK
Entra y lee todos nuestros análisis
Buscar por Juegos
Buscar por Plataformas
Mini-Secciones
Archivos
Compteur Visitehomepage besucherzählercontador de usuarios online