Juego: Cocina conmigo.
Género: Comidas (??).
Plataforma: Nintendo DS.

Hace unos días me armé de valor, me puse una mascarilla para la boca y, sin pensármelo dos veces, empecé a desempolvar la Nintendo DS para darle un nuevo uso. Tenía hambre.

Dicen que la Nintendo DS tiene de todo en su catálogo, ¿será verdad?. Pues sí, no sé si afortunadamente o desgraciadamente, pero esa afirmación es crudamente cierta.

Cogí la rom el cartucho de Cocina Conmigo y me adentré en el maravilloso mundo de la cocina.

Empecé a husmear en las recetas en busca de algo que me gradara, ¿sólo 245 recetas?. ¿Un juego que pretende enseñar a cocinar y solo trae 245 recetas? ¿Qué broma es esta?. A priori puede parecer que son bastantes, pero cuando te pones a ver recetas de cada país del mundo y te encuentras con 3 o 4 como mucho por país, salvo excepciones, te das cuenta de que podían haber metido muchas más y no lo han hecho por algún motivo que desconozco.

Espera, ESPERA, ESPERA. ¿De verdad vas a analizar este juego, Kefka?.
Sí, sigamos.

Cuando seleccioné las recetas disponibles de Japón, los ojos se me iluminaron. DORAYAKIS. El sueño de todo niño que veía (y ve) Doraemon. Tenía que probarlo.
Ese deseo me duró 20 segundos, el tiempo que hizo falta para ver en los ingredientes que la crema que tiene por dentro los Dorayakis está hecho con judías.

Tras superar el shock inicial, pretendí seguir palante y hacer ese postre. De nuevo la ilusión se esfumó cuando vi que las judías necesarias para esa receta son judías japonesas. De modo que tuve que recorrerme media Málaga en busca de un lugar donde las vendieras. Y al final las conseguí.

Cocina Conmigo es como si estuvierais viendo a Arguiñano pero sin tener que aguantar estúpidos chistes. El juego te va guiando siempre con lo que tienes que hacer. Incluso para las tareas “difíciles”, te dan la opción de ver un vídeo explicativo en donde te enseñan a desenvolverte bien en la materia. Todo te lo van diciendo por voz y por texto, es una pena que el altavoz de la DS sea tan jodidamente penoso y tengas que tenerlo al lado de la oreja para más o menos oír lo que dicen. Pero bueno, esto es más culpa de los que hicieron la máquina que del propio juego.

Cocina Conmigo incluye una serie de “extras” muy interesantes como la posibilidad de hacer una lista de la compra o un cronómetro para medir el tiempo que tienen que estar los productos cociéndose, en el horno, etc. Como veis, todo muy apasionante.

Si os interesa, los Dorayakis no están tan buenos como pensaba, pero son bastante comestibles. Las torrijas con azucar made in Spain le dan como 30 vueltas a ese semi-postre Japonés. Un día tengo que repetir, pero en vez de con judías, con nocilla. Seguro que sabe bastante mejor.

Nota de Legend SK: PERO QUÉ NOTA NI QUÉ MIERDA.

No hay respuestas para “Análisis: Cocina Conmigo”

Deja un comentario

Feed y redes sociales
Feed de Legend SKTwitter de KefkaFacebook LSKYouTube LSK
Entra y lee todos nuestros análisis
Buscar por Juegos
Buscar por Plataformas
Mini-Secciones
Archivos
Compteur Visitehomepage besucherzählercontador de usuarios online