Juego: Damnation
Género: ¿Shoot´em Up – Plataformas?
Plataforma: PS3, XBox 360, PC
(Análisis de la versión de XBox 360)

Siempre he sentido debilidad por los juegos que contaban con un modo cooperativo. Desde el super famoso Street of Races, hasta el Gunstar Heroes (juego que me parece sencillamente genial), los dos de Megadrive. Siempre es genial jugar en compañía de alguien… digamos que la experiencia se multiplica por dos, nunca mejor dicho.

Es por eso que los juegos que he ido completando en los últimos tiempos han sido con un colega al lado, pegando tiros a diestro y siniestro y compartiendo la aventura juntos.

El problema es… cuando se te acaban los juegos a los que jugar. Después de completar Gears of War 1 y 2 en todos los niveles de dificultad, Army of Two, Left 4 Dead… quedan pocas opciones. Tal vez Resident Evil 5, que no me ha llamado demasiado la atención, la verdad.

Es entonces cuando, en esas tardes de aburrimiento, cuando uno se cansa de jugar a Fifa10, decide ir acompañado de su colega al Game de turno, y buscar algún cooperativo que merezca la pena. En nuestro camino se cruzó Damnation… ¿Damnation? Nunca he escuchado ese nombre… igual es uno de esos juegos no famosos que sorprenden cuando los juegas. ¡Y cuesta 12 pavos! Nos lo llevamos a medias a ver qué tal… De mi experiencia nace este análisis.

Érase una vez…

El juego hace el intento de estar ambientado en una época remota, algo parecido al western, pero con armas de tecnología superior. La historia, sinceramente, no tengo ni idea de lo que va, y no me parece bien buscar por internet para después colocarlo aquí como si nada, porque no sería del todo sincero… ya que no la he vivido por mí mismo y no puedo contaros gran cosa… bueno, sí la he vivido por mí mismo, pero la verdad, no le he hecho ni puñetero caso.

Y es que todo es muy absurdo. Nos van saltando escenas de video sin sentido, con diálogos tontos que intentan dejar entrever la historia… aburrida, sosa… en fin. Así que uno decide apartarse de todo eso, y concentrarse en el juego en sí, que, después de todo, es un mata-mata, que es lo que importa.

Juguemos… o intentémoslo al menos

Imaginaros que Marcus Phoenix y Lara Croft se encuentran en una discoteca bailoteando y después de una noche loca de sexo desenfrenado conciben un hijo… ese sería Damnation. El caso es que, sin miedo a equivocarme, sería un hijo no deseado que finalmente darían en adopción.

Digamos que Damnation es una especie de Tomb Raider, en lo que a plataformas se refiere, y un Gears of War, en lo referente a los tiroteos… o al menos, eso es lo que pretendían sus desarrolladores.

Al comenzar el juego, no pinta demasiado mal. Unos cuantos saltos… unas cuantas cuerdas por las que escalar… Pero por desgracia, los saltitos, no pasan desapercibidos, y no por su calidad precisamente. Los personajes parecen lo más pesado del mundo, y los saltos son extremadamente ínfimos, haciendo que la mayoría de las veces parezca que no vamos a llegar a nuestro objetivo… cosa que se termina por cumplir casi siempre.

Bueno, si se trata de un shooter, en teoría esto no debe importar, ya que nos lo vamos a encontrar pocas veces… pero no, aparte de que es algo que está presente a lo largo de todo el juego, cuando llegamos a la parte en la que hay “acción” nos damos cuenta del error que hemos cometido al hacernos con este “juego”.

Disparemos… o al menos, lo intentaremos también

Aquí es donde empieza la “similitud” con Gears of War. O eso era lo que intentaban que creyéramos. Podemos ocultarnos tras diversos lugares para protegernos de los disparos, hay un botón para apuntar, y otro para disparar. En eso se resume la jugabilidad de este “gran” juego. ¿Cubrirse? ¿Eso qué es? Jamás, y digo, JAMÁS será necesario cubrirse tras ningún lugar… nos limitaremos a ponernos frente a un enemigo y tiraremos de gatillo hasta que caiga uno de los dos. El sistema es una copia barata de Gears of War… si nos disparan perderemos vida que podemos recobrar si nos cubrimos, cosa que no haremos nunca.

La IA de los enemigos es francamente estúpida. No irán a por nosotros casi nunca, y a veces estaremos en sus narices disparando mientras ellos ni se inmutan. Qué decir de la IA de nuestros compañeros controlados por la máquina… tampoco se queda atrás: se mete en nuestra línea de fuego en pleno tiroteo, avanzan hacia zonas del mapa en las que ni siquiera estamos… en fin, todo un alarde de verdadera capacidad intelectual.

Apuntar se hace tremendamente asqueroso. No existe un auto-target (que, creedme, haría muuuuuuucha falta en este juego), y la mayoría de las veces nos las veremos negras para poder apuntar decentemente a un enemigo, mientras que él, nos cose a balazos sin ningún problema (cuando decide atacarnos, claro).

Gráficos… ah, ¿es que tiene?

La modelación de los personajes es… bueno, digamos que aceptable para hace 5 o 6 años… pero no para los tiempos que corren. Los movimientos de los personajes son muy bruscos e irreales… ver como sube nuestro personaje principal unas escaleras es todo un espectáculo (intentaba ser sarcástico).

Sí es cierto que conforme avanza la aventura hay momentos en los que parece que mejora algo en cuanto a escenarios y demás… pero aún así se hacen un poco repetitivos y cansinos. Los enemigos… son todos iguales, la verdad. No veremos ni un ápice de dolor en nuestros adversarios al dispararles; ni impactos de bala, ni movimientos al recibirlas, nada… es por eso que, a pesar del variado arsenal, dará igual que utilicemos pistolas, escopetas, ametralladoras… el efecto es el mismo, a los enemigos les da igual, hasta que al final caen al suelo derrotados.

En la variedad está el (mal) gusto

Al gran número de plataformas, podemos añadir la buena idea que ingeniaron los desarrolladores. Podemos acceder al final de la fase a través de varios caminos… pero todos ellos son correctos, es decir, no hay camino equivocado, ninguno con un callejón sin salida. Esto sería bueno si alguna de las opciones que se nos proponen presentara algún incentivo nuevo… nuevas armas, objetos coleccionables… pero nada. Simplemente nos limitaremos a coger aquel camino que más fácil nos suponga, y ya que como los enemigos no suponen ninguna dificultad, acabaremos tomando aquel que no incluya plataformas… que al fin y al cabo es lo más coñazo de la aventura.

También contaremos con una especie de “poder”, con el que podremos localizar a nuestros adversarios en el mapa. ¿En qué consiste? En una especie de resplandor azul que nos indicará la silueta en rojo de los enemigos, diciéndonos más o menos dónde están. ¿Para qué sirve realmente? Para nada. Y es que este maravilloso poder nos indica dónde están TODOS los enemigos… es decir, más allá de las paredes, escaleras, saltos, barrancos, agujeros… lo cual no tiene mucha utilidad una vez que soltamos el botón de ayuda y la vista vuelve a su aspecto normal. Imaginemos que desde nuestro poder vemos que tenemos un enemigo justo delante, pero al soltar el botón, nos damos cuenta de que entre él y nosotros hay como 3 paredes de ladrillo macizo. Utilidad cero, vaya…

La variedad en los personajes también es “notable”. El protagonista es una especie de revolucionario vaquero, que estará acompañado por un profesor que tiene una hija robot (¿?¿?), un latino con menos carisma que un protagonista mudo de rol y una especie de indio que puede utilizar magia (¿?). Como veis, personajes sin sentido, sin lógica en la historia… sin carisma.

Para rematar la faena de tal innovador juego, en ciertas fases montaremos en algunos vehículos para poder pasar a la siguiente fase. Se ha seguido la sencilla dinámica de siempre… y se ha estropeado por completo. Uno conduce, y el otro dispara. Fácil, ¿verdad? Pues a los amigos de Blue Ocean no parece que se les haya dado demasiado bien (como el resto del desarrollo en general). Imaginaos intentar atinar a un enemigo (que ya de por sí a pie es difícil) mientras nuestro compañero conduce a 56000 km/h… imposible, vaya. Así que estas fases se convierten en un: conduce a toda leche hasta que llegues al final ignorando a todo lo que se cruce en tu camino.

Conclusiones

No, no he completado el juego, no lo pienso completar y no tengo ninguna intención de hacerlo. Prefiero pasarme 5 horas en el centro de jubilados de mi pueblo jugando a la brisca que un solo minuto intentando jugar a esta atrocidad.

¿Por qué hago el análisis entonces? Porque quería que mis 6 pavos invertidos al menos, sirvieran para algo: advertir a todo aquel que lea esto que NUNCA compre, alquile o descargue esta pérdida de tiempo con forma de CD.

En Meristation, por poner un ejemplo, le dan un 4 (¿rozando el suficiente? ¿en qué están pensando?) e incluso he visto comentarios de gente (muuuuuy poca, eso sí) que le dan hasta un 7… por favor, señores, seamos serios.

Yo, por mi parte, le casco un 1… porque este juego salió a la venta en un principio a 60€, porque mucha gente se lo compró porque decían que iba a ser innovador y rompedor y fueron estafados, porque me da vergüenza que sigan saliendo este tipo de bazofias al mercado… etc, etc.

El único punto que le doy es porque los desarrolladores han acertado de pleno en el nombre del juego: Damnation, que en español quiere decir Condenación. Sí, una autentica condenación es jugarlo.

No hay respuestas para “Análisis: Damnation”

  • Silfer dice:

    No he jugado nunca, pero un 1?, joer no es un poquito exagerado?xD. Pocos juegos pueden ser tan malos,es como que según lo escribias te has ido cabreando y al final ya estabas de mala hostia y as dicho, pos ale, un 1 xDD

  • Tony dice:

    Jaja! Bueno sí… igual he exagerado un poco… pero es que me da mucha rabia que haya juegos así todavía en los tiempos que corren. Es un asco… y a mí me costó poner 6 euros, pero imaginate al que lo compro por 60… le habria puesto un 0 seguro xDD

    En fin, la nota es lo de menos, lo que importa es la idea principal: es un asco de juego.

  • Shock dice:

    De exagerar nada, si las sensaciones que te han transmitido son como para darle un 1 pues bienvenido sea xD buen primer análisis, mal primer juego xD

  • Eeg dice:

    Yo también lo tengo, me lo compré por 8€ y me arrepiento severamente de ello.

    Es una mezcla entre un juego basado en una película y el peor shooter de la historia.

  • Buen análisis, aunque disfrutarás más el siguiente con algún juego que valga la pena, ya sabes, un JRPG o algo así xD

  • P3 dice:

    Buen análisis y divertido también, como me reí con algunas cosas xD

    Por cierto, yo también he estado buscando algunos títulos cooperativos para jugar en la PS3 con un colega, solo tengo el PES 2010, y ya estoy hasta la coronilla de tanto fútbol, estaría cool un articulo dedicado a juegos cooperativos. Ahí os dejo la idea ^^

  • Kefka dice:

    Buen primer análisis 😀 Hay muchos cocos escondidos por los catálogos xD

  • Kanta dice:

    ‘Imaginaros que Marcus Phoenix y Lara Croft se encuentran en una discoteca bailoteando y después de una noche loca de sexo desenfrenado conciben un hijo… ese sería Damnation’

    Acabo de ver esto, Tony. ¡¡Eres grande!!

  • Tony dice:

    @Kanta: xDDDDDDDDDDDDDDDD Gracias! Despotricar sobre este juego fue todo un gozo!

  • Dark_Aslan dice:

    Jajaja ese porno me gustaria verlo XD

  • Kanta dice:

    Solo te faltó comentar que Marcus debería ir muy puesto de speed y Lara hasta arriba de ketamina, para que su hijo saliera tan anormal como Damnation.

Deja un comentario

Feed y redes sociales
Feed de Legend SKTwitter de KefkaFacebook LSKYouTube LSK
Entra y lee todos nuestros análisis
Buscar por Juegos
Buscar por Plataformas
Mini-Secciones
Archivos
Compteur Visitehomepage besucherzählercontador de usuarios online