No os voy a mentir, no me gustan los comics. Tampoco me gusta el universo DC. Superman nunca me ha atraído y Batman, que más o menos sí me parecía un tío interesante, lo castigaban demasiado con esas series animadas que tanta pena daban. Del resto, os juro que no sabría deciros más de dos o tres héroes y villanos de esta compañía.

Visto este panorma seguro que muchos os preguntaréis que por qué me decidí a jugar a un juego de este tipo. Y aquí va mi respuesta: es un MMORPG para PS3. Me da igual si está ambientado en la Edad Media, en Mundo Medio o en el Imperio Galáctico. Era el primer MMORPG para PS3 (al menos en Europa) y para alguien más o menos aficionado a este género, suponía una oportunidad difícil de dejar escapar.

Así que, me armé de valor, encendí la televisión, encendí la PS3, abrí la caja del disco, saqué el disco, lo metí en la PS3, fui a la cocina a beber agua, le acaricié la pantorrilla a mi gato, cogí el mando y me dispuse a probar DC Universe Online.

No me he equivocado en la introducción de este análisis, DC Universe Online es un MMORPG. No es “una especie de god of war con niveles y habilidades” (frase real, os lo prometo) ni tantas otras tonterías que he llegado a leer. El sistema de juego de DCUO es como el de tantos otros Action RPG, pero que por desarrollarse en una ciudad y manejar a tíos que vuelan en vez de a hechiceros y elfos, la gente se piensa que ya no puede llevar la coletilla de “RPG”. Pasa algo muy parecido a lo sucedido en Alpha Protocol: ¿Se manejan pistolas y hay infiltración? ¡Entonces no es un RPG!
¿La causa de esto? Muy fácil, no se puede hacer un análisis de un MMORPG (generalmente juegos gigantescos en exploración y contenidos) con tan sólo una o dos ridículas semanas de juego. Esos profesionales de la industria.

Preliminares.

Cuando nos creamos nuestro personaje, al inicio del juego, debemos tomar decisiones importantes que marcarán profundamente nuestra experiencia en DCUO. Para empezar debemos elegir si queremos ser héroe o villano. Esto, lejos de limitarse a una simple cuestión estética, va mucho más allá. Dependiendo de si somos héore o villano, nuestro mentor (el que nos da las misiones “principales”) variará, por tanto el hilo argumental será totalmente diferente. Básicamente haremos el “bien” o el “mal”. Ayudaremos a los polis a capturar delincuentes o ayudaremos a los delincuentes a reventar policías. No es que estemos hablando de que se convierta en juegos distintos según lo que elijamos, pero sí que hay una variedad argumental que se agradece bastante.
Además de esto, nuestra elección de héore o villano condicionará también nuestro principal destino al comienzo del juego. Metropolis para los héores y Gotham para los villanos. Ciudades, por cierto, que por sí solas dejan en el más absoluto ridículo a Liberty City (GTA) en cuanto a extensión se refiere.

Elegido esto, el resto de decisiones en la creación del personaje, aunque importantes, sólo condicionarán nuestra forma de jugar. Elegiremos el tipo de arma que usaremos, que van desde las clásicas hachas y espadas hasta cosas tan atípicas en un juego de este tipo como rifles o pistolas. Nuestro movimiento especial (vuelo, súper velocidad o acrobacia) y nuestro poder. Que por si no lo intuíais, también van desde los típicos hielo, fuego y hechicería, hasta algunos tan particulares como mentalismo, artilugios o naturaleza.

No me voy a parar en explicar qué hace cada poder porque creo que esto acabaría pareciéndose más a una página de Wikipedia que a un análisis de los que hacemos en Legend SK.

Tras la difícil decisión que supone elegir los poderes de nuestro protagonista, llegamos al editor estético. También he llegado a leer por ahí que está un poco limitado. Y ante comentarios de esta índole me replanteo de verdad si estoy jugando al mismo juego que algunos de los profesionales.
El editor es una auténtica pasada. El grado de personalización de nuetro protagonista es TAN grande que difícilmente os encontraréis dentro del juego a dos tipos visualmente iguales. Yo, al menos, en mi primer mes de vicio, nunca llegué a verlos. Y ni mucho menos encontrarme a nadie con mi mismo aspecto.

Después de este largo, pero necesario trago, debemos elegir si queremos jugar en un servidor PVP o PVE. Para los que no estén muy familiarizados en estos términos, lo simplificaré de la siguiente forma: debemos elegir si queremos jugar en un entorno donde nadie pueda atacarnos o si por el contrario queremos que héores y villanos se puedan dar de hostias en cualquier momento en el que se encuentren. Desde aquí os pido que, si váis a jugar, no dudéis ni un solo instante en escoger un servidor PVP. La sensación de tensión que se vive al moverte por Metropolis o Gotham sabiendo que en cualquier esquina te puedes encontrar (y te los encuentras) a un grupito de jugadores dispuestos a amargarte la misión es increíble. Y, de hecho, es uno de los mayores atractivos de este juego (aunque también de casi cualquier MMORPG que incluya esta característica).

No os imagináis las trifulcas que se montan cuando héores y villanos coinciden en la misma zona para hacer alguna misión. Que aunque argumentalmente son distintas unas de otras, se pueden desarrollar perfectamente en la misma situación geográfica.

Ahora sí, empezando a jugar.

Como ya dije al principio, el sistema de juego de DCUO es como el de cualquier otro Action RPG. Sólo que aquí se le da mucha mayor importancia a la acción. Podríamos decir, y no me lapidéis por ello los tiquismiquis de las etiquetas, que DCUO tiene más de acción que de RPG. Aunque aquí también se cumple la regla del “si tienes más nivel ganas casi seguro” (¿realmente hay algún RPG, exceptuando Demon’s Souls, en el que no pase eso?), la estrategia es fundamental. Disponemos, según avanzamos niveles, de una cantidad bastante grande de habilidades. Pero, a diferencia de otros juegos, no necesariamente una habilidad de mayor nivel es mejor que una de menos. Para que os hagáis una idea, mi personaje, con nivel 25, seguía usando dos de las habilidades principales que te “regalaban” al comienzo del juego. ¿Y esto por qué? Porque más vale maña que fuerza. Cada habilidad tiene sus pros y sus contras y no existe ningún ataque supremo que desequilibre el juego. A niveles altos, el enfrentamiento contra personajes reales se decide por detalles minúsculos basados en una buena estrategia de combate. Y eso, señores, es una delicia. Recalco lo de niveles altos porque en vuestras primeras horas os aseguro que sufriréis la ira de los abusones que con 20 niveles más que vosotros no dudarán en fulminaros sin tener absolutamente ninguna posibilidad de réplica.

El desarrollo del juego, como en tantos otros títulos del estilo, consiste en ofrecerle al jugador un amplísimo (al principio abrumador) abanico de misiones. Aunque todas consisten, al fin y al cabo, en “destruye X enemigos”, han sabido camuflarlo más o menos bien, haciendo que parezca que haya algo de variedad en el desarrollo de estas misiones. De todas formas, y aunque a mí no me ha pasado, es muy normal que lleguéis a cansaros por estar haciendo siempre lo mismo. Pero digo yo, ¿esto no pasa en casi todos los MMORPG?

Como dije antes, aunque muy por encima, según si somos héroes o villanos apareceremos en Metropolis o Gotham. ¿Significa esto que sólo podremos hacer misiones allí? En absoluto, desde nuestra gigantesca base podremos ir de una ciudad a otra con la misma facilidad con la que Clopezi se saca carreras universitarias. Evidentemente si somos villanos, supondrá un riesgo mayor estar moviéndonos por Metropolis (ciudad natal de los héroes) que por Gotham. Pero amigos, eso es lo que mola.
Las ciudades, como ya he dicho antes, son realmente gigantescas. Y no penséis que sólo podremos “andar” por ellas, los que tomen la acertada decisión de dotar a su protagonista de la capacidad de volar experimentarán uno de los mayores placeres (sino el que más) de DCUO. Alzarse por los altísimos edificios y rascacielos de Gotham y Metropolis y contemplar el paisaje, a pesar del limitado aspecto gráfico, es una auténtica gozada. Pararse en lo más alto de un edificio y ver la ciudad entera a tus pies, con los minúsculos, en proporcion, coches y viandantes haciendo su vida normal, es algo que todo el mundo que juegue debería probar.

Extras.

Aunque el grueso de DCUO son las misiones principales, a medida que vamos subiendo de nivel vamos desbloqueando estilos de juegos diferentes a los que podemos acceder desde nuestro menú de estado.

Lo más destacado, las famosas instancias. Que no es otra cosas que grandes “mazmorras” que debemos “completar”, con un grupo de jugadores, hasta llegar al boss final y derrotarlo. Aunque las primeras que nos aparecen pueden resultar un poco fáciles, a partir del nivel 20 las instancias se complicarán bastante, haciéndose casi imposible derrotar a los final boss sin una mínima coordinación y con todo el equipo al completo. ¡Y esto en el modo normal! Porque sí, puede elegirse si queremos jugar la instancia en modo normal o difícil.

Aparte tenemos otros estilos de juego también interesantes como las Alertas, que suelen ser enfrentamientos heroes Vs villanos en distintos escenarios y con objetivos variables. Ya puede ser el típico “toma la base” o “captura la bandera”. Eso sí, todo muy camuflado para que parezca que se innova.

Además de los modos de juego nombrados, cuando alcanzamos el nivel máximo (30), se desbloquean otros dos estilos de los que lamentablemente no puedo hablar puesto que aún no he llegado a alcanzar ese nivel. Os podéis hacer una idea de que no son pocas precisamente las cosas que podemos hacer en DCUO.

El que jugar cueste una cuota mensual, permite, entre otras cosas, que se mime bastante al jugador con eventos temporales que nada tienen que ver con el juego principal. Por ejemplo, el día de San Valentín se habilitó una zona exclusiva en el que los jugadores podían realizar una serie de minijuegos relacionados con este fantástico día del amor. Son este tipo de cosas la que demuestran que hay un interés en contentar al usuario que se ha gastado el dinero. Algo que desgraciadamente cada vez se ve menos.

Cosas no tan buenas.

No todo iba a ser bueno en DCUO. El juego tiene bastantes pequeños fallos que si bien no lo hace injugable, sí que llegan a molestar bastante. Por ejemplo tenemos el aspecto gráfico, que ya de por sí sólo no es que sea un portento. Durante nuestras largas caminatas, por aire o tierra, en las ciudades de Metropolis o Gotham tenemos que soportar muchas veces que aparezcan edificios de la nada, debido a que no se termina de cargar del todo el escenario. Esto, también, es más o menos “comprensible” si tenemos en cuenta que no hay una sola pantalla de carga en los exteriores de la ciudad.
Después tenemos fallos algo más graciosos como que desaparezca totalmente el sonido, o se distorsione la voz de nuestros enemigos (a veces acojona). O que nuestro personaje no termine de cargarse y aparezca en bolas y calvo (true story).

Otro aspecto bastante preocupante es la interfaz del menú de juego. Al principio bastante caótica y sobre todo, muy lenta. Cambiar de una pestaña a otra puede tardar, sin exagerar, un segundo. Dicho así puede sonar ridículo. Pero un segundo para algo que tendría que ser instantáneo es una cifra demasiado elevada.

Como ya digo, ninguno de los fallos hacen de DCUO injugable, pero sí que a la larga acaba molestando.

Conclusión.

DCUO es un MMORPG muy completo. Divertido, equilibrado, adictivo y MUY fresco. Teniendo en cuenta que acaba de nacer (y todos sabemos lo VERDE que salen todos los MMORPG en su lanzamiento), es un juego muy sólido. Los fallos que acarrea son seguramente muy fáciles de pulir con el tiempo, por lo que tampoco hay que preocuparse demasiado. Kefka-consejo: si no tenéis prisa por jugar esperad un par de meses o tres a que este tipo de cosas estén pulidas.

Si lo miman bien, ofrecen contenido de calidad adicional (¡y gratis!) puede convertirse en todo un referente para consola.

De momento se queda en un juego bastante bueno. Imprescindible para los amantes de los MMORPG, para los escepticos sobre este tipo de género en consolas y, sobre todo, para los que le gusta el universo DC.

No hay respuestas para “Análisis: DC Universe Online”

  • Gold-St dice:

    Me llama mucho la atención, pero creo que hubieran ganado infinitamente más si utilizran el método de cobro de mmorpgs “gratuitos” como ahora el del Señor de los Anillos: no se paga mensualidad, sino por las microtransacciones.

    Y por tratarse de una ciudad, las posiblidades publicitarias dentro de la misma son espeluznantes.

    Claro, a ellos no les interesa llegar a más jugadores, sino a más ingresos.

  • Tony dice:

    Gran análisis! Me has convencido casi del todo para probarlo al menos. ¿De cuánto al mes estamos hablando?

  • Kefka dice:

    Ahora mismo la única suscripción posible es 24 euros, 3 meses. Lo cual está bastante bien. Antes estaaba a 12 euros por mes.

  • Tony dice:

    Ummmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm………… teniendo en cuenta lo que vale el juego ahora mismo, creo que me esperaré xDD

  • Shock dice:

    De verdad que no puedo asimilar que nos cobren por jugar todos los meses, después de habernos cobrado por el juego. Es como si me compro una película y cada vez que quiera verla tenga que pagar 1 o 2€… xD

    Es una pena porque tal y como pintas el juego podría estar interesante.

  • Gold-St dice:

    Hablemos claro:

    “Gran análisis! Me has convencido casi del todo para probarlo al menos. ¿De cuántos meses para el platino estamos hablando?”

  • Galious dice:

    Estaba esperando este análisis. El tener que pagar cada mes es un impedimento demasiado grande para pillarlo: me sentiría obligado a jugar a un juego por lo que pago y no si me apetece o no, pero no voy a negar que este juego me ha parecido interesante desde su lanzamiento y ya era hora de leer un análisis de alguien que lo ha jugado con tiempo y calma, y no solo lo ha instalado (o lo ha intentado) en su consola

  • Ruben dice:

    Ahora mismo este juego cuesta 55 euros, a mi me parece un ROBO que te cobren 8 euros mensuales por jugar habiendo pagado ese precio por el..

  • Neo dice:

    @Ruben: no comentes hoy en todas las entradas que mañana no vas a tener na que comentar 😉

  • DARKAL-ARIEL dice:

    una pena pagar para jugar bastante gastamos para tener todo original.un muy buen juego pero me atrajo ver a superman furioso como nunca.es lo q faltaba!

Deja un comentario

Feed y redes sociales
Feed de Legend SKTwitter de KefkaFacebook LSKYouTube LSK
Entra y lee todos nuestros análisis
Buscar por Juegos
Buscar por Plataformas
Mini-Secciones
Archivos
Compteur Visitehomepage besucherzählercontador de usuarios online