Juego: Demon’s Souls.
Género: RPG.
Plataforma: PlayStation 3.

Hace aproximadamente un año From Software publicó en oriente un RPG que no tardó en cautivar a todos los amantes del género. Tal fue así que el juego acabó agotándose al poco tiempo, debido a la cantidad de gente que lo importaba a sus países, y las pocas unidades que quedaban se vendían (y venden) por un precio demasiado abusivo.

Demon’s Souls se había convertido en un juego de culto incluso antes de salir de Japón. Por suerte Atlus empezó a comercializarlo en América, por lo que hoy en día quien quiera hacerse con él no tiene que desembolsar gran cantidad de dinero.

Hace cosa de 6 meses que lo tengo en mi poder. En todo este periodo me ha dado tiempo a profundizar bastante en él y a poder hacer el analisis que hoy os traigo. Vamos a ver si tantas buenas críticas son merecidas o no…


Lo primero que hay que decir es que Demon’s Souls no es “un juego más” de rol. Demon’s Souls es un juego totalmente atípico y con una personalidad propia muy fuerte. Se lo podría encasillar directamente en “Dungeon-RPG”, ya que la estructura que sigue es simplemente la de limpiar zonas llenas de monstruos y nada más. Ni historia (que la tiene, pero simplemente para adornar), ni personajes profundos, ni protagonista carismáticos, ni nada del estilo. Demon’s Souls desde el primer segundo de juego te está mostrando todas sus cartas: “Limpia estos 5 mundos de demonios y te pasarás el juego”.

Los que me conozcáis sabréis que soy un ultra-defensor de que los juegos tengan argumentos currados, y más si se trata de un RPG. Pero este juego está tan enfocado al mazmorreo, y con TANTAS buenas ideas en su entorno que, por primera vez en mucho tiempo, el tirarme horas y horas matando bichos sin ninguna línea de dialogo entre medias, me resultó divertidisimo.

Y que a mí me resulte divertido un juego en el que solo haya que matar y subir de nivel no es por obra del espiritu santo, está claro, sino porque, entre otras cosas, tiene implementado uno de los mejores modos online que he visto en mucho, mucho tiempo. Pero antes de meterme de lleno en ello trataré de explicar más o menos el sistema de combates de Demon’s Souls.


Empezando a luchar.

Nada más empezar el juego, nos darán a elegir entre 5 o 6 clases distintas para nuestro personaje (Guerrero, Mago, Aristócrata, Paladín…etc), además de poder moldear a nuestro antojo nuestra cara, como en casi todo RPG del estilo. Según la clase que hayas escogido para tu personaje empezarás con unos atributos más altos que otros, por ejemplo un Mago empezará con el atributo “Magia” más avanzado que un guerrero, obvio. Pero esto, en realidad, es meramente orientativo, ya que cualquier clase de personaje podrá usar cualquier arma/magia que quiera siempre y cuando suba los atributos específicos. Por ejemplo, tú siendo Mago te puedes subir el atributo “Fuerza” para poder empuñar una espada del copón, de igual forma que un guerrero podría subirse el atributo “Magia” para poder hacer uso de esta.

Esta versatilidad a la hora de elegir el desarrollo de nuestro personaje es uno de los puntos fuertes de este juego, ya que habrá momentos en los que será necesario el ataque cuerpo a cuerpo y otros en los que sin magia no vas a ningún lado solo. Es decisión tuya si quieres centrarte en una especialidad o tocar todos los “palos” que el sistema de Demon’s Souls te ofrece.

La forma de subir de nivel es muy sencilla, cada vez que matas a un enemigo, este suelta X número de Souls, estas Souls se pueden canjear en el Nexus (el único sitio donde estamos a salvo y donde se conectan todos los mundos) para subir nivel o para comprar/reparar magia y equipo.

Una vez decidido con qué vamos a luchar llega el momento de la verdad: enfrentarse a los demonios del juego. El sistema de combates funciona como el de casi cualquier Action RPG; machacar el botón de atacar, o el de lanzar magia, hasta matar al enemigo, con la leve diferencia de que podremos cubrirnos con el escudo y esquivar ataques rodando por el suelo. Aunque sería más apropiado decir que DEBEMOS hacer eso, en vez de que podemos, ya que si no usamos adecuadamente el escudo y la capacidad de esquivar moriremos en prácticamente todos los combates (y no exagero).

Y es que Demon’s Souls no es precisamente un juego fácil, me atrevería a decir que es uno de los juegos más difíciles, si no el que más, que se han hecho en la última década. Pero no es la típica dificultad de “subo 10 niveles y te mato con el nabo”, sino que da igual el nivel en el que estés, da igual el enemigo contra el que te enfrentes, que si te despistas un segundo estás muerto.


Demon’s Souls de por sí es una enorme trampa que busca matarte en todo momento, ya sea por precipicios, trampas, enemigos que te sorprenden por detrás, dragones salidos de la nada que te incineran en medio segundo… Realmente, y sobre todo en sus primeras horas, es un juego MUY difícil de dominar. Ni siquiera hay botón de pausa, señores.

Por suerte cuando llevas varias horas y ya te vas conociendo el terreno, la cosa se vuelve algo más asequible. La satisfacción que sientes al derrotar un Boss en Demon’s Souls es algo indescriptible. Hay que vivirlo.

Modo Online.

Al principio del análisis dije que este juego acumulaba un montón de buenas ideas, y no lo decía por decir. El punto más fuerte de Demon’s Souls es su genial modo online. Va a resultar un poco difícil explicarlo, pero voy a intentarlo: En todo momento que estés jugando, con la sesión iniciada en la PSNetwork, estarás jugando en el modo online, pero no es un online en el que la gente se ve entre sí, sino más bien podríamos decir que son realidades alternativas. Nadie “pisa” el mundo de otro (hay excepciones, que ya diré), aunque sí que puedes ver a personajes que en ese mismo instante están haciendo algo en el mismo mundo en el que tú estás, pero sin poder interaccionar con ellos.

Entonces, ¿dónde está la gracia del modo online? Pues estar jugando “online” te permite varias cosas interesantísimas; como poder ver charcos de sangre en el suelo que representan la muerte de un personaje real. Estos charcos si los “visualizas” podrás ver los últimos momentos de vida de ese personaje que ha muerto, ayudándonos de esta forma a prevenir enemigos o trampas inesperadas.

Además de los charcos de sangre veremos en muchos sitios mensajes que los usuarios dejan en el suelo para ayudar o fastidiar a otros usuarios. Por ejemplo, justo antes de una trampa podemos ver un mensaje (siempre dejado por otro usuario) que diga “justo delante hay una trampa, cuidado”, o “el boss de este nivel es débil al fuego”, de la misma forma que también podrían dejarnos mensajes falsos para despistarnos. Por suerte cada mensaje podrá ser puntuado y así más o menos podemos saber la fiabilidad de ellos.

Por si lo de los mensajes y los charcos fuera poco, ahora llega el clímax máximo de este modo online: la posibilidad de jugar en cooperativo con otros usuarios y la de luchar contra ellos.

Antes de explicaros de qué va eso de jugar cooperativo debería explicaros los dos estados en los que puede estar un personaje: vivo o muerto, así, como suena. Si estamos vivos los enemigos son más difíciles y podremos disponer de toda la barra de vida. Si estamos muertos los enemigos serán un poco más fáciles pero solo dispondremos del 50% de la barra de vida (salvo que usemos items que especifiquen lo contrario). Normalmente, y debido a la dificultad del juego, estaremos siempre muertos, ya que cada vez que mueres contra un enemigo pierdes tu estado corpóreo. Únicamente podremos estar vivos si matamos a un boss, ayudamos a otros usuarios a matarlo, o matamos a algún personaje (jugador real) que esté vivo.

Y aquí entra lo que mencionamos antes de luchar contra otras personas que estén jugando; si estamos en modo fantasma (muertos) y queremos ganarnos nuestro cuerpo rápidamente sin tener que enfrentarnos al boss de turno podemos, a través de una piedra que nos proporciona el juego, entrar en la partida de otro jugador (que esté vivo) para matarlo. No sé si seréis conscientes de lo que acabo de decir; en cualquier jodido momento, si estamos vivos, cualquier persona (muerta) puede entrar en nuestra partida a matarnos. Ni que decir tiene que siempre que estamos vivos vamos con los cojones en la garganta, al menos yo.


Además de poder luchar contra otras personas, como ya dije antes, también podemos jugar ayudándonos unos a otros; si estamos muertos podemos dejar una marca en el suelo indicando que queremos ser invocados por un vivo, si este vivo ve la marca y nos invoca, iremos directamente a su partida, el objetivo de esto es ayudar al vivo a matar al boss del nivel (de forma que los muertos recuperarían su estado normal y el vivo podría pasar a la siguiente zona). Si en cualquier momento el personaje vivo muere en la partida, pasa al estado muerto y los muertos serían desconectados de la partida. Este modo “cooperativo” permite un máximo de 3 jugadores en la misma partida, sin contar con el posible personaje que entre para matarnos. Cada jugador una vez acabada la “mision” será puntuado por los demás, así a la hora de invocar podremos ver si es alguien de fiar o no.

Desgraciadamente no todo es bueno en este genial e innovador modo online. Por un lado nos encontramos con que no nos podemos comunicar con nadie de la partida, ya que no tenemos ni chat de voz, ni de texto. Esto, en un juego tan difícil en el que la cooperación entre usuarios debe ser perfecta para sobrevivir, es una gran lacra.

Por otro lado tenemos la nula interacción con “amigos” que estén jugando también al juego, no hay ninguna opción que nos permita jugar con nuestros colegas de la PSN o algo parecido. Si tienes la suerte de que pones tu marca de invocación y nadie te invoca antes que tu colega, pues podréis jugar, si no, raramente coincidiréis, además de que para jugar juntos uno tiene que estar vivo y otro muerto…

Las tendencias de los personajes y los mundos.

¿Creíais que ya no había más detalles interesantes que contar de este juego? Pues aún queda para rato. Al igual que nuestro personaje puede estar vivo o muerto, también puede estar en tendencia White o tendencia Black. Para hacer un símil, White sería que nuestro personaje es un bouenachón y Black que es un cabrón. Si estás en el Nexus y te cargas a algún NPC subirías la tendencia Black, por ejemplo.

Pero esto no es para adornar, ni mucho menos, ya que si estamos en tendencia Black los enemigos serán más difíciles y soltarán mejores items, y viceversa. Si estamos en tendencia White los enemigos serán más “fáciles” pero los items que suelten será peores. Independientemente de nuestra tendencia, cada mundo tiene también la suya propia. La cual puede ir cambiando según nuestras acciones allí.

Además de para cambiar la dificultad del juego, las tendencias de los personajes/mundos sirve para poder acceder a caminos/quest y sitios ocultos que solo aparecen cuando estás en una determinada tendencia. Interesante, ¿verdad?.


En este juego todo vale.

Y cuando digo todo, digo TODO. En cualquier momento puedes cargarte a los personajes que te venden armas o te hacen subir de nivel y el juego sigue igual. Pero, eso sí, si te cargas a la tía que te sube los niveles no podrás volver a subir un nivel hasta que te pases el juego y empieces un new game +. Y mucho cuidado, no hagáis la tontería de “voy a probar matarla a ver que pasa”, ya que el juego guarda automáticamente (sin opción a desactivarlo) cada vez que hacemos algo importante, como consumir un item, subir de nivel o… matar a un NPC XD. Tened en cuenta que estamos siempre jugando online, y todo tiene que quedar registrado.

No seríais los primeros que me vienen llorando porque “sin querer” vuestro personaje ha atacado a los NPC’s del Nexus y ahora no puede comprar ni subir nivel.

Apartado técnico.

Gráficamente la verdad es que Demon’s Souls está un poco limitado. No es que se vea feo, ni mucho menos, pero está bastante por debajo de la media de juegos que nos tiene acostumbrado los exclusivos de PS3. Por suerte la variedad de escenarios, y los detalles de cada uno de ellos, nos hacen olvidar un poco esta limitación.

La BSO, exceptuando el tema principal, también pasa un poco desapercibida. Aunque su función la cumple sobradamente bien, que es, mayormente, la de tenernos acojonados durante todo el juego.


Conclusión.

Demon’s Souls es un juego con un estilo muy definido, y para un público muy específico. Hay que echarle muchas horas para obtener una mínima recompensa, y eso hace que muchos puedan cansarse y dejarlo sin conocer prácticamente nada.

Pero con un poco de paciencia y de maña Demon’s Souls te atrapa en su magnífica ambientación y hace que no te puedas retirar del televisor. Además cuenta, como ya he dicho antes, con uno de los modos online más revolucionarios de los últimos tiempos.

Su enfermiza dificultad y su ridícula rejugabilidad (¿os he contado que se puede subir hasta nivel 700 y que yo en 45 horas “solo” soy nivel 90?) hacen de Demon’s Souls un reto prácticamente inmarcesible.

Puesto que todavía no ha salido en Europa… es una importación obligada. Estamos ante un juegazo que hará historia.

20 comentarios para “Análisis: Demon's Souls”

  • Noire dice:

    Buen análisis, cuando te aburras me lo dejas!

  • Andresito dice:

    Pues me has vendido la moto. Desde luego si tuviese PS3 me lo compraría, pero como tengo PC jugaré a cualquiera de los cientos de buenos dungeons crawlers sin online molones…

  • Shock dice:

    No sé, seré yo el raro, pero este juego me interesaba poco y leyendo el análisis ahora me interesa menos aún xD

    De verdad que no le veo el interés por ningún lado…

    Por cierto, "ridícula rejugabilidad" significa que tiene poca, y creo que querías decir todo lo contrario, ¿no? xD El segundo juego (de los que yo conozco) con más niveles, después de la saga Disgaea

  • Kefka dice:

    Bueno se puede interpretar de las dos maneras, ridícula de poco o de exagerada xD

  • Peka dice:

    Bueno ya puedo decir que me he leído un análisis tuyo xDD.
    El juego es simplemente una maravilla.
    Las sensaciones de acojone con la que vas durante todo el juego y esa gran satisfacción que se siente al eliminar a un boss… son impagables.
    Desde hacia muchos años que necesitaba un juego de rol así.
    Lo mejor que he jugado desde el grandioso Gothic de PC, porque aunque muchos digan lo contrario, desde Gothic, para PC practicamente sólo ha salido basura en este género.

  • Paco dice:

    Muy buen análisis del juego. La verdad que estoy esperando a que me traigan el juego muy impaciente y con tus comentarios me has aclarado algunas dudas que tenia. Buen trabajo

  • Jarkendia dice:

    Me ha encantado el análisis y me ha aclarado bastantes dudas respecto al juego, aunque me queda una. ¿Hay que estar conectado obligatoriamente para jugar? Es que yo la PS3 la tengo en el salón y rara vez la puedo conectar por el lío de cables que monto hasta mi habitación =/

    Por lo demás, me ha encantado, y seguramente recurra a la importación para tenerlo para estas Navidades (si me aclaras esa duda, jeje) 😛

  • Kefka dice:

    No hace falta estar conectado, pero evidentemente el juego pierde mucho así. Ni ves mensajes de la gente, ni ves charcos de sangre, ni puedes matar bosses en cooperativo, ni te pueden entrar a tu partida a matarte…

    Pero vamos, que poder se puede xD

    PD: gracias =P

  • Jarkendia dice:

    Eso me suponía, Kefka, pero quería estar seguro, jeje. Gracias 😉

  • Nestor dice:

    Muy buen analisis, y yo al igual que tu creo que en parte el gran exito de este juego es su modo online, simplemente revolucionario, yo el dia de ayer tuve un combate de aproximadamente 40 minutos con otro jugador y que decir, emocionante a mas no poder,(Aca les platico mi experiencia http://niqm-ffmaniac.blogspot.com/) el uso de las estrategias, el intentar saber que piensa hacer el otro, es para mi el mejor juego de 2009, es mas, para mi es el mejor RPG para PS3 que ha existido hasta el momento.

  • Zumayo dice:

    Buena cagada, chat de texto si tienen, más información, a parte por supuesto de que si eres nivel 90 has pensado que si te distraes un minuto mueres? o que si no eres lo suficiente hábil las puedes pasar mal por lo mismo? pero claro q esperar de gente q puntua bueno los juegos casual, los cuales esperen q un golpe de un enemigo le quite exactamente la misma cantidad de vida siempre y q con aporrear botones lo mate sin despeinarse. Ah y lo del Chat de voz ni tiene este ni tiene casi ningun juego de PS3 gracias a la maravillosa EA y toda esa mierda de juegos q saca la mayoria de veces, q para 1 al año q te puede interesar ver y como lo sacan pa PC te lo bajas y sin pagarles un duro pues mira tu. Pero hasta las pelotas de tanto FIFA, F1 y NBA. Pa ver fútbol o me pongo la TV o m voy a jugarlo yo a una pista no en una consola, pena q esta empresa no desaparezca con la cantidad de juegos asquerosos q sacan, ese es mi análisis. A quien le guste bien y al q no pues q no lea. Que por lo visto criticar sin saber es bueno en este pais.

  • Kefka dice:

    Y no comprender una mierda de lo que se lee por lo visto también es bueno.

    Y no, no tiene chat de texto el juego.

  • Shock dice:

    No he entendido nada del comentario de Zumayo, pero ¿puede ser que añadieran el chat de texto en la versión europea? Porque lo dice muy convencido

  • Noire dice:

    Shock, ya te lo diré cuando me lo compre en breves.

    Zumayo, tio te has equivocado de web. Tú no debes jugar nunca a nada, o todos deben parecerte muy fáciles y sólo este se merece el nombre de juego para ti, el resto son juegos casuals no? XD Espero que no vayas diciendo eso en otras webs, porque aqui trolls no hay demasiados, pero fliparias en colorines con las contestaciones XD Yo también estoy en contra de EA, que no me contestan los mails =(

  • Zumayo dice:

    Vale creo Kafka q tu y yo hablamos de chat de texto distintos, yo cuando hablo del chat de texto me refiero a que PS3 nos permite abrir un chat de texto mientras jugamos (lo cual hace aun mas complicado el juego ya que nos puede matar muy facilmente) lo q si no deja es iniciar el chat de voz (Gracias EA por ello) Asi que creo q el trolleo ha sido más por hablar de temas diferentes que por otra cosa. Pero a lo referente a chat de texto del juego pues ahi te doy la razon y no tiene. Pero comunicarte puedes como yo lo hago q es con el Chat de Texto de PS3, siempre y cuando juegues con un amigo de tu lista o te guste agregar a gente cada 2 x 3

  • Gold-St dice:

    Necromancia de análisis! XD

    Leyendo el último comentario solo se me ocurre: ¿cómo puedes escribir un chat en un juego donde no hay pausa y te pueden matar de dos leches?

    Grande Demon’s Souls, ¡GRANDE!

  • Shock dice:

    Comenzando juego!

    Primera impresión: regular tirando a mala xD

  • Gold-St dice:

    Igual la versión GOTY trae unos skins de John Cena y así mejora el juego, eh, Shock? XD

  • Shock dice:

    Sí, sobre todo John Cena, que es el peor wrestler que hay. Por lo menos no me daría tanta pena morir cada 5 minutos xD

  • Tony dice:

    A falta de un boss y un “nivel”, casi tengo acabado el juego. Tarde, pero por fin, y aprovechando los últimos coletazos de vida que le quedan al online.

    Sinceramente, me parece uno de los mejores juegos de esta generación. Así, sin más. Tiene sus imperfecciones, pero es de esos juegos perfectamente imperfectos que quedan en la retina. Es una auténtica puta maravilla (con perdón). Posiblemente, de los juegos más chungos que ha pasado por mis humildes manos, pero que, una vez superados los primeros dos/tres bosses, empieza a dejarte el regustillo a sangrecilla demoníaca en los labios y quieres más y más. El propio juego, por muy difícil que sea, tiene la dificultad escalonada de una manera brillante. POR FIN un juego de “rol” que no se basa solo en parámetros (que no dejan de ser importantes, por supuesto) y que con cada paso te obliga a ser más habilidoso, cauto, inteligente. De eso depende el 90% de nuestro éxito, de nuestra habilidad y nuestra agudeza. Es maravillosa la sensación de jugarlo, de saber que puedes caer muerto en cualquier esquina en cualquier momento, de tener miedo DE VERDAD a morir en un videojuego por primera vez por las consecuencias que trae.

    Y por supuesto, como bien dice Kefka, tiene el online más ingenioso que jamás he visto. Y divertido y bien pensado, vital para la aventura. De jugar online a jugar offline hay un mundo practicamente. He llegado a luchar por mi vida (literalmente) durante 20 minutos con otro jugador. En qué juego ocurre eso? Mueres y reapareces y punto, sin más repercusión que el orgullo roto. En Demon’s Souls HAY que sobrevivir, sea como sea. Cada encuentro con un Black Phantom es una lucha a vida o muerte, a sobrevivir sí o sí. Genial simplemente.

    Lo empecé hace un tiempo y me encantó, pero hasta hace un mes lo retomé de nuevo desde el principio y no he podido para de jugar. Lo peor, es que se me acaba ya (sin tener en cuenta la tremenda rejugabilidad que tiene) porque la “primera vuelta” siempre es la más emocionante e irrepetible. De hecho, estoy leveando y farmeando bastante con tal de no terminarlo ya.

    En definitiva, es de esos juegos que da auténtica pena que se terminen, que no quieres que acabe nunca a pesar de lo mal que se pasa muchas veces. Un juego adictivo, divertido a más no poder, un reto personal diferente para cada uno (el juego adapta su dificultad a la habilidad del jugador, en este caso para putearte más aún) y, lo más grande, es de esos juegos en los que “pierdes” y no te enfadas y te dan ganas de estampar el mando contra la pared, sino que buscas la forma de superar las zonas con más ganas aún.

    Simplemente ENORME.

Deja un comentario

Feed y redes sociales
Feed de Legend SKTwitter de KefkaFacebook LSKYouTube LSK
Entra y lee todos nuestros análisis
Buscar por Juegos
Buscar por Plataformas
Mini-Secciones
Archivos
Compteur Visitehomepage besucherzählercontador de usuarios online