Juego: Enslaved – Odyssey to the West
Género: Aventura – Acción.
Plataforma: PS3, Xbox 360.
(Analizamos la versión de PS3)

“…Sin duda será,

convencido estoy,

una aventura grande

y llena de emoción.

Este mundo es una isla sin par

donde hay escondido

un tesoro en él…”

La actual generación, que ya debería haber superado la mitad de la carrera, nos ha traído muchas cosas malas. Invasión de casuals, conectividad obligatoria, DLC, control de movimiento, FFXIII, FFXIII-2, etc., etc., etc. Y sí, aunque es más fácil resaltar siempre lo malo (aunque no todos con el estilo LSK), hagamos un esfuerzo de resaltar una cosa buena. Y vamos a hacerlo divertido: resaltar una cosa buena que NADIE quiere ver. Más emocionante aún: una cosa buena que viene posiblemente generada por una cosa mala.. Venga.

La cosa mala es que hoy en día todas las notas que dan las revistas van por encima del 6 o 7, si no, el juego ni si quiera es mencionado. Muy triste cuando a veces (la mayoría) esas notas son compradas, pero no hablemos de eso. La ventaja de esto es que, sin darnos cuenta, la calidad “intrínseca” de los juegos se mantiene en un nivel de decente a bueno. El señor de la izquierda, que está encendiendo la motosierra, ¿podría hacer el favor de dejarme explicar?.

Hoy por hoy, hasta los juegos más rabiosamente mediocres, los que no consiguen pasar del 5, y en casos, ni rozarlo, son juegos que, en mayor o menor medida, se pueden jugar. Por supuesto, no será una experiencia gloriosa, pero para los que simplemente queremos pillar trofeos jugar cualquier cosa para divertirnos, eso sirve. Especialmente cuando más importante que el factor jugabilidad es el factor “no tengo un puto duro y tengo mono de juego nuevo”.

Si hiciéramos un pequeño examen de conciencia, y recordáramos lo que jugábamos de pequeños, muchas veces nos avergonzaríamos y lo negaríamos tres veces antes de que cante el gallo. Juegos de acción como Time Master o Isolated Warrior, RPGs como Final Fantasy:  Mystic Quest o Deja Vu, aventuras gráficas como Larry 2 o Eco Quest, juegos de lucha como Thrill Kill o Rise of the Robots, son claros ejemplos de cómo nos atiborrábamos de mierda y aun así, la disfrutábamos. Títulos como esos hoy no los tocaría ni dios lleno de vodka con colacao hasta el culo. Si me disculpan mi Klutchiano.

Siguiendo la misma regla de tres, si los juegos MALOS hoy evolucionaron hasta ser mediocres, los juegos MEDIOCRES evolucionaron hasta ser buenos. Y un juego bueno es un juego que vale la pena jugar, aunque sea mediocre, ¿no?

Ahora sí, hablemos de Enslaved: Odyssey to the West. 😀

Imagen de previsualización de YouTube

Toda el tocho que me eché a modo de introducción viene a llenar espacio resaltar un punto muy particular de Enslaved, algo que más que característica, es su esencia. Enslaved es un juego bueno, bastante bueno, pero eso no es suficiente.

Onda Vital

Estamos en un mundo post-post-apocalíptico, donde los robots son la especie predominante. No al estilo Terminator o Matrix, más light.. los robores son como animalicos que van en manada y viven y duermen tranquilos hasta que alguien se mete en su territorio y ahí empiezan a disparar, brillar y cortar. Algunos incluso han adoptado formas primitivas, siguiendo siempre una espeluznantemente precisa funcionalidad. Si estamos en un bosque, algún robot tendrá que parecer un rinoceronte para hacer de boss, ¿no?

El resto del entorno, al no tener humanos que jodan la moral, ha sido completamente dominado por la naturaleza. Ya por ahí la aventura va a estar llena de hermosos paisajes de esos que invitan a parar el trote y mover un poco la cámara para disfrutar del colorido.

En este pintoresco mundo, y escapando de una nave de esclavistas, los protas, Monkey y Trip vivirán su propia versión de aquella pieza de la mitología china, “Viaje al Oeste”.

Los que tengáis mala memoria, o seáis burros a secas, no estaréis enterados de las aventuras de Songoku, el rey mono (no el saiyan) atravesando China con un party de lo más variopinto (a veces compuesto por un cerdito shapeshifter, otras por Jackie Chan y Jet Lee) hasta llegar a vérselas con el mismísimo Buda. Sí, Dragon Ball también empezó inspirada en dicha historia.

Songoanda y la banda se hacen amigos de un panda.

Durante la aventura llevaremos a Monkey, un super guerrero versátil y acrobático que, perdonadme el chiste fácil, se moneará por plataformas y muros, al más puro estilo PoP o Uncharted. Cada cierto tiempo le tocará liarse a palos con los robots, por lo que un modesto sistema de combos sale a relucir. Modesto pero útil, terminaremos repitiendo siempre los mismos ataques según qué enemigos, pero no se hace pesado, a menos que juegues en “difícil”. Cuando no estemos haciendo el mico ni usando el báculo mágico que nos regaló el abuelo, iremos surfeando en la nuble voladora en unas 3 o 4 ocasiones, la mitad de ellas incluso emocionantes.

Imagen de previsualización de YouTube

Pero, por supuesto, las monadas del prota no se limitan a la violencia o la acción. Toca proteger a la frágil Bulma Trip, que siempre estará escondida esperando que limpiemos la zona de enemigos o que la llevemos a cuestas, como si fuéramos un Ico supervitaminado. En muchas ocasiones tendremos que echarle mano a nuestras polvorientas habilidades stealth para no alertar a los mechas, y en otras cuantas usaremos unos elegantísimos cañones del copón para despachar maquinitas de a dos y de a tres. Y si todavía quieres más, pues te toca coleccionar esferitas de energía escondidas, para poder mejorar las técnicas y las habilidades de combate.

Freecellbu vs. Vegicollotto

La historia, seamos sinceros, no es que sea apasionante, ni larga, ni profunda. Pero brilla a momentos en la actuación de los personajes. Los que hayáis jugado Heavenly Sword estaréis acostumbrados a ver caracterizaciones muy bien logradas, pero no os miento al aseguraros que la gente de Ninja Theory se ha superado a sí misma.

La constante conversación entre Monkey y compañía, irá desde la chanza hasta los momentos dramáticos, y todos ellos (especialmente durante las cinemáticas en tiempo real) de la mano con un trabajo del modelado 3d en los rostros espectacular. Sonrisas, miradas, muecas, superan incluso, para mi sorpresa, a las conseguidas por Kojima Team en MGS4. Terminaremos encariñándonos con ellos precisamente por la humanidad que logran emanar, más que por sus chistes o sus aventuras. Podría profundizar en cada personaje, pero no quiero entrar en spoilers. Que no serían tan spoilers, pues la historia tan antigua ya está muy contada, pero los desarrolladores al final logran sorprender con un guión ligero pero no vacío.

Imagen de previsualización de YouTube

Si tu abuelo te regala un palo y dos bolas, es hora de buscar tu propio destino fuera de casa.

Si a estas alturas no estáis todos echando mano a la cartera para ir a la tienda a comprar el juego, dejadme terminar. Enslaved es, entonces, de esos juegos bastante buenos, que cumplen de manera entre adecuada y satisfactoria en los gráficos, la historia, la jugabilidad, los personajes, la estética y la diversión.

Pero quizás por no ser una secuela de un título famoso, o quizás por no haber sido creada por una de esas malvadas corporaciones que quieren dominar al mundo, Enslaved, a pesar de sus virtudes, es un título del montón. Disfrutaremos las 8 horas justitas que dura, quizás incluso nos queden ganas de jugarlo en otra dificultad o cazar algunos coleccionables, pero no esperéis acordaros de este juego dentro de unos años. O meses.

Imagen de previsualización de YouTube

Y no me preguntéis por qué. Quizás incluso es también culpa nuestra. “¿Por qué Enslaved, siendo un juego bueno en todos sus aspectos, no puede ser considerado un juegazo en su totalidad?”… No lo sé. Y me tortura saber que otros juegos considerados juegazos en el mundo de hoy no son buenos ni en la mitad de sus aspectos.

La única esperanza, quizás, es que dentro de 20 años, los juegos considerados “malos” o “mediocres” sean verdaderas joyas jugables que de salir hoy nos dejarían tuertos de la alegría.

A lo mejor si Monkey consigue las siete bolas del dragón y Pigsley no roba el deseo pidiendo las bragas de Trip, ese sueño se cumpla.

No hay respuestas para “Análisis: Enslaved – Odyssey to the West”

  • Kefka dice:

    Qué bien analiza este chico siempre.

  • cdchico dice:

    Quizás la respuesta a la pregunta “¿Por qué Enslaved, siendo un juego bueno en todos sus aspectos, no puede ser considerado un juegazo en su totalidad?” sea que ya has jugado a demasiadas cosas parecidas.

    Buena reflexión sobre los “malos”, “mediocres”, etc.. pero el Mystic Quest de GameBoy molaba un webo.

  • Ja1Me dice:

    @Kefka: La mejor serie española de la historia. El 3×31 tengo de fondo ahora mismo mientras dibujo

  • Gold-St dice:

    @Jaime: ¿mejor que Escenas de Matrimonio? Yo tengo a Berta de fondo ahora mismo mientras os leo.

  • Kefka dice:

    La que se avecina es como cien veces mejor que Aquí no hay quien viva xD

  • Shock dice:

    Pues no pinta mal. La prota digo. Pero el juego tampoco.

    @Kefka: ¿Dando vergüenza ajena? Te has quedao corto.

  • Yonkykong dice:

    El que no sepas lo que falta me demuestra que la gente no esta preparada para analizar un videojuego, quiero decir que todos los elementos deben de tener un objetivo, unas 2 simples preguntas
    ¿El juego tienen enemigos que deban eliminarse de distintas formas? ¿Se le da especial importancia al movimiento?

  • Kefka dice:

    Sí, yo creo que esas son las dos cuestiones básicas y fundamentales que una persona debe hacerse al analizar un juego. Eso y de qué color es la última página del manual.

  • Gold-St dice:

    @Yonki: No entendí tu mensaje, te refieres a que “no sé que le falta” al Enslaved (que no estoy seguro de haber dicho eso), o que “no sé que le falta al análisis” o que “no sé que le falta al mensaje”?

    Pero te respondo, sí, los enemigos pueden derrotarse siempre de varias formas, puedes derrotarlos con golpe bajo o puedes derrotarlos con golpe alto. Si tienes energía para disparar, pues puedes derrotarlos disparando. Los jefes no porque son combates scriptados, que a fin de cuentas, es un juego peliculero que se debe a su guión más que a su innovación.

    Sí se le da especial importancia al movimiento, tanto que me parece crucial. Si no mueves al personaje, vas a tenerlo especialmente difícil para pasar del primer escenario, ni se diga de los demás. Ahora, si no te mueves tú, puede que se te duerma una pierna.

    😀 yo es que me perdí. Voy a cambiar la foto de Berta a ver si es eso.

  • Ja1Me dice:

    @Kefka: Aqui ya te he perdido, sera broma no?

  • Gold-St dice:

    @Kefka: el link con los subtítulos porfaplox?

  • Shock dice:

    @Kefka: A ver si gana mañana el Madrid

  • Yonkykong dice:

    Ayer juge el (demo)juego en casa de una amiga que tiene la PS3 y tengo que decir que es un juego que no destaca en jugabilidad para nada y que usa un sistema de escalada de lo más ridículo y incluso me he encontrado con partes que son un FACEPALM en toda regla y estoy hablando de la demo, porque cruzar 4 salas en las que esta explotando todo a tu alrededor, superar todas las fases de escalada con el joystick arriba y pulsando X a lo loco o que de repente dejemos de saltar 1 metro a saltar 4 en una ala de la nave yendo en direccion contraria y alta velocidad.
    Yo no le daría ni un 4

  • Kefka dice:

    A nosotros es que nos gusta jugar más de 15 minutos para dar notas y tal xD

    @Ja1Me: no bromeo.

  • Gold-St dice:

    Joder, estoy más perdido que biutycoller jugando Xenogears, macho.

  • Kefka dice:

    Yonkykong es el que lo ha liado todo.

  • Claro, a las casas de las amigas se va a jugar a las demos de la PS3…
    A este le tengo ganas, pero no creo que nadie de mi entorno se lo pillo por lo que no podré llevar a cabo el arte del tomar prestado.

  • Ja1Me dice:

    @Kefka: Amos no me jodas

Deja un comentario

Feed y redes sociales
Feed de Legend SKTwitter de KefkaFacebook LSKYouTube LSK
Entra y lee todos nuestros análisis
Buscar por Juegos
Buscar por Plataformas
Mini-Secciones
Archivos
Compteur Visitehomepage besucherzählercontador de usuarios online