gravityportadaJuego: Gravity Rush.
Género: Action RPG.
Plataforma: PS Vita.

Desde que tengo la PS Vita solo ha habido un único juego que consiguiera tenerme más de una hora seguida con él: Uncharted. Después de eso, mi consola ha estado más tiempo cogiendo polvo que entre mis manos. Una pena, ya hemos hablado de esto por aquí alguna vez.

Gracias a PSN Plus, un servicio que han conseguido vender realmente bien para los que tenemos las 2 consolas de Sony, pude probar Gravity Rush. Posiblemente el juego con mejores críticas de todo su catálogo. Que tampoco es algo muy complicado.

Después de pasármelo voy a intentar contaros si hay algo de cierto en todos esos halagos. No os aseguro que lo consiga.

La historia de Gravity Rush inicia de forma bastante confusa: nuestra protagonista, Kat, despierta tirada en el suelo de un viejo barrio de la ciudad de Hekseville. No recuerda su nombre, ni quién es, ni qué hace ahí, pero a su lado tiene a un gato negro, Dusty, que parece que intenta comunicarle algo. Kat se da cuenta que gracias a ese gato es capaz de alterar la gravedad, consiguiendo de esta forma cosas tan increíbles como volar o caminar por las paredes. La gente no tarda en darse cuenta del poder de Kat y todos acuden a ella para pedirle ayuda.
Alternativamente a esto entra en juego Raven, una chica muy similar a Kat, y con sus mismos poderes, que intenta siempre pararle los pies.

gravity1

Por si esto fuera poco, ni Hekseville, ni el resto de localizaciones, son un sitio “normal”. Todo se halla construido en lo alto de una inmensa estructura vertical que recuerda enormemente a la bellísima Basel de Resonance of Fate.
¿Qué está pasando aquí? El parecido con Resonance of Fate no acaba ahí. Todo el juego estaremos expectantes de descubrir el por qué de la inmensa estructura. ¿Por qué nadie sabe lo que hay abajo? ¿Son los últimos supervivientes de la humanidad? ¿Qué ha pasado en ese mundo para que vivan de esa forma? ¿Por qué existe gente capaz de alterar la gravedad?

Juegan constantemente con todas esas interrogantes y prácticamente resulta el principal motivo por el que la historia llega a enganchar (que lo consigue, y eso es muy elogiable hoy en día). La pena es que no han sabido resolver el misterio como es debido. De hecho es que diría que no resuelven nada. Se inventan un “problema” ajeno a todo este misterio para darle solución y que nos olvidemos de todas esas preguntas que nos hacemos hasta muy bien avanzado el juego. La razón de esto no sé si es porque van a hacer secuela o porque existen dos DLC que expanden el modo historia. Prefiero pensar que es lo primero, porque en caso de que fuera lo segundo el análisis acababa aquí y le plantaba un cero como una puñetera catedral.

Dejando a un lado el argumento, que, repito, consigue ser bastante decente (al menos hasta el punto de no perder nunca el interés), el desarrollo también resulta muy interesante. Nos situamos en una ciudad grandísima y tenemos total libertad para movernos por ella. El juego está estructurado en misiones que debemos ir aceptando para avanzar en el argumento. Por supuesto, paralelamente a esto, tenemos la opción de hablar con gente (algo enormemente desaprovechado, ya contaré por qué), realizar misiones secundarias (que en realidad no es otra cosa que dos o tres minijuegos repetidos una y otra vez) o simplemente explorar la ciudad para conseguir puntos a utilizar para subir de nivel nuestras habilidades.

gravity2

El desarrollo, y el sistema de combates, se podría encasillar dentro de un Action RPG. Solo tenemos un botón práctico de acción que utilizamos para pegar patadas a los enemigos, y eso puede parecer de primeras un tanto limitado, pero si tenemos en cuenta que luchamos, en la mayoría de ocasiones, en gravedad cero… la cosa se complica. Y por eso tenemos un pequeño abanico de habilidades disponibles para ser subidas de nivel y mejorar el combate de nuestra adorable Kat.

La jugabilidad, en ese aspecto, es un tanto peculiar. En cualquier momento de la partida podemos pulsar el botón R y nuestra protagonista pasará a no afectarle la gravedad. En ese momento podemos apuntar a cualquier zona de la pantalla y elegir cambiar la gravedad en ese punto. Es un poco difícil de explicar pero muy fácil de entender con un ejemplo: si quiero andar por la pared de un edificio debemos entrar en gravedad cero y posteriormente apuntar a la pared (dándole nuevamente a R) para que la gravedad vaya en esa dirección.

En la teoría es fácil, ¿y en la práctica? A pesar de las muchas críticas que he leído por ahí, en mi caso debo decir que no he tenido ningún problema. Es verdad que cuesta un poco acostumbrarse al principio, entre otras cosas porque es una jugabilidad única, en el sentido de que no se ha utilizado nunca en ningún otro juego algo parecido, pero en unas pocas horas todo está perfectamente controlado.
Eso sí, habrá momentos en los que de tanto volar de un sitio para otro no sabremos dónde está el suelo y dónde está el cielo, dándose situaciones bastante cómicas y, según el momento, desesperantes. Pero ahí reside gran parte de la gracia de todo este control.

Lo que sí preocupa un poco es lo desaprovechada que está la exploración en este juego. Antes lo mencioné por encima: se supone que uno de los atractivos de explorar libremente la ciudad es hablar con sus habitantes. Y verdaderamente lo es, pues nos cuentan cosas bastante interesantes con respecto al contexto argumental, ¡pero son poquísimas las personas con las que podemos entablar conversación! No me entra en la cabeza por qué se ha hecho algo así, una ciudad inmensa llena de gente, muy viva, pero solo podremos hablar con 2 o 3 por zona y cada cierto tiempo.

La única explicación que le veo a esto es lo de siempre: trabajar menos y adaptar el juego a occidente. No pienso decir nada, que me conozco y me cabreo.

gravity3

A Gravity Rush le falta bastante para ser considerado un grande, pero eso no evita que sea un juego bastante notable, y más en un catálogo tan pobre como el de PS Vita.
Aunque a veces puede pecar de repetitivo en el progreso de las misiones, consigue dar un giro en la jugabilidad cada cierto tiempo para, precisamente, evitar esa sensación. Al final se consigue, creo, un equilibrio bastante bien llevado para no cansar al jugador y que éste pueda aguantar hasta el final sin mirar cuánto queda para que termine. En mi caso, hacía mucho que no me pasaba un juego del tirón sin pensar si quedará mucho para que termine.

No os cambiará la vida y tampoco justificará haber comprado la consola. Pero seguramente lo pasaréis muy bien con él.
Además, Kat es una protagonista entrañable a lo que no tardamos en cogerle cariño. Que teniendo en cuenta los esperpentos que vienen últimamente de Japón en forma de personajes principales, es un detalle que hay que elogiar.

Y sí, es muy triste que tengamos que valorar como algo bueno que los protagonistas no den vergüenza ajena. Debería ser así siempre, pero ya sabemos lo que hay en el mundillo.

5 comentarios para “Análisis: Gravity Rush”

  • Shillenzel dice:

    Las misiones del DLC son misiones secundarias como para justificar de donde el traje que vine en el paquete pero que poco o nada tienen que ver con la historia principal, el final parece sacado de la manga como si quisieran confundirte mas en lugar de aclararte las cosas, el juego en si esta bastante bien pero se vuelve monotono de todo el rato lo mismo

  • Bueno, yo tengo entendido que quieren iniciar una saga, así que quizás sea eso.

  • Shock dice:

    Si la chica se llama Kat el gato se tendría que llamar… Girl.

  • Shillenzel dice:

    podria ser por que no se mataron mucho con los nombres, a raven la acompña un cuervo

  • kira dice:

    Kat, Raven… En realidad no son sus nombres, son sus nicks.

Deja un comentario

Feed y redes sociales
Feed de Legend SKTwitter de KefkaFacebook LSKYouTube LSK
Entra y lee todos nuestros análisis
Buscar por Juegos
Buscar por Plataformas
Mini-Secciones
Archivos
Compteur Visitehomepage besucherzählercontador de usuarios online