Juego: Harry Potter y las Reliquias de la Muerte, Partes 1 y 2.
Género: Shooter en 3a persona
Plataforma: PS3, Xbox 360, Wii, PC, Nintendo DS.
(Analizamos las versiones de PS3)

Una de las cosas que más agradezco de las que nos ha tocado vivir a los nacidos de mi generación en adelante (algo que se empezó a explotar para bien o para mal durante los 80s) ha sido el boom de las sagas cinematográficas que empezó, a mi modo de ver, con Star Wars.

Esperar con hype la continuación de algo que llevas años siguiendo, que forma parte de tu propia historia, creo que alegra la vida y genera pasiones inimaginables antes de las aventuras de Luke, de Indy o de Rocky (y todos los personajes que nacieron después).

En contrapartida a esto, cuando las sagas están bien hechas, llega el momento del capítulo final, algo que se espera con ansia pero al mismo tiempo con nostalgia y a veces, un poco de tristeza. Me deprimí un poco al salir del cine tras ver la caída del Ojo de Saurón, la desaparición de Neo, la muerte de Freddy, etc. (a pesar de que me gustaran o no dichos capítulos finales).

Una de esas sagas que recientemente llegó a su fin, Harry Potter, lo hizo por la puerta grande en el formato cinematográfico con una película que no me dejó indiferente: el crescendo de calidad de los últimos capítulos me causaron muy buena impresión.

Y como es habitual, cada película comercial trae con una correa diversos productos de merchandising y entre ellos, los juegos. Como no podía ser menos, el niño mago (al final ya no tan niño) tenía que ofrecer, obligatoriamente, aventuras lúdicas que expandieran la experiencia de su despedida.

Pero, ¿los juegos publicados están a la altura de la conclusión de las películas?

Las Reliquias de la Muerte, Primera Parte.

Lo primero que llama la atención y decepciona un poco de este juego es el cambio radical en el género. Atrás quedaron los juegos de aventuras en los amplios escenarios de Howarts, al igual que en la historia de los personajes, para convertirse en un shooter de tercera persona con coberturas.

Es comprensible, creo que lamentablemente: al no desarrollarse la acción en el entrañable colegio, no se podía centrar la jugabilidad en el mismo. Por lo tanto, esta vez, Harry no tendrá que ir a clases de pociones ni explorará las mazmorras ni sus hijos sino que viajará por diversos sitios de la geografía Rowlingiana buscando las piezas que componen el cuerpo de Drácula alma de Voldemort.

Obviamente, la duración y la ambientación de un shooter no es igual a la de un juego de aventuras, por lo que habría que ir con mucho cuidado para crear una experiencia que estuviera a la altura, si no de la saga, por lo menos de los juegos anteriores.

Con este juego no solo no lo consiguieron, sino que se estrellaron cual coche volador contra un sauce boxeador, de la manera más estrepitosa posible.

Gráficamente se limita a un “nostámal” consiguiendo personajes fieles a sus contrapartes “reales”, escenarios calcados de los vistos a lo largo de las pelis y una ambientación sombría pero que peca de simpleza y falta de ambición.

Imagen de previsualización de YouTube

Da la sensación, más que nunca, de que es un juego hecho por el simple factor franquicia, tratando de arañar unas pocas ganancias extra entre los más pequeños o los más fanáticos.

Acompañaremos al trío dinámico en la búsqueda de los medios necesarios para destruir el guardapelo que tanto le costó conseguir al director Dumbledore mientras escapan de fanáticos del Madrid los mortífagos y otras mascotas del señor oscuro.

Otro de los puntos flacos del juego es la limitada cantidad de misiones y la más limitada cohesión entre ellas, sin mencionar que la gran mayoría son sacadas de la manga pues como recordaréis, el grueso de la película se compone de escenas más personales que épicas junto a una decidida ausencia de personajes importantes en el lado de los malos. Se entiende, Voldemort ha dado la orden de que solo él puede matar a Harry, por lo que ningún jefe va a tratar de hacernos frente, y por supuesto, no vamos a pelear contra el malo malísimo hasta el último momento de la historia, es decir, en el juego siguiente.

Imagen de previsualización de YouTube

Es así como, aparte de entrar al Ministerio de Magia y escapar de hordas de zombies descerebrados (ya sean inferis o mortífagos manejados por la I.A. del juego) nos tocará rescatar a familias de sangresucia, duendes banqueros culpables de la crisis y registrar algún nido de dragón.

La jugabilidad si bien pobre, es al menos práctica. No se tarda mucho en entender y dominar los distintos hechizos que hacen de armas en este juego. Pasándose por el sombrero la relevancia de los mismos para convertirlos en un arsenal más callofdutysero de lo necesario. ¿A quién se le habría ocurrido que el Petrificus Totallus era en realidad un rifle sniper encubierto? Aparte, no hay que aprobar los T.I.M.O.s para terminar deduciendo que un shooter en el que la munición es infinita tampoco es que termine siendo una maravilla de emoción.

El juego es soporífero de por sí y añadiendo que la mayoría de las misiones no tiene relación con la historia original, por mucho que uno intente verlo como una extensión de la historia (como podría pasar como, por ejemplo, con el juego de Las Dos Torres de PS2), termina perdiendo el escaso interés que despierta.

El mejor momento del juego… la cinemática donde se narra el cuento de Beedle el Bardo. Despues del muy aceptable Misterio del Príncipe en esta generación, o el familiar (casi infantil) Lego Harry Potter, el Reliquias de la Muerte, Primera Parte, no convencerá ni a los más cosplayeros fans de la saga.

Pasad del juego. Ni siquiera es lo suficientemente malo como para recordarlo ni divertirse criticándolo.

Las Reliquias de la Muerte, Parte 2.

En el cine la cosa se ponía buena, como tenía que ser, para llegar al desenlace de una de las sagas más largas y con más seguidores de los últimos años. Se muere hasta el gato (o al menos no aparece al final XD) y el que no termina oliendo a caoba termina en la batalla de el Ejército de Dumbledore vs. La familia de Tim Burton los mortifagos de Voldemort.

Aunque no fueras fan de la saga, la peli no te aburriría demasiado, mucha pelea dragonbolesca, mucha banda sonora, muchos giros de historia, y mucho Jedi vs. Sith como para llenar las dos horas y pico que dura. Y yo digo “Bien”.

El juego, ya es otra cosa. Tras la cosa con forma de cd que fue el anterior juego, las expectativas no podían ser muy altas, pero coño, es Harry Potter y coño, tiene trofeos, así que ni modo, hay que probarlo.

Repetimos la misma fórmula de la Parte 1, shooter en tercera persona de cobertura, usando armas con forma de hechizo. Pero esta vez sí va en serio. Esta vez sí tiene sentido. Esta vez sí tiene algo que ver con la película. Esta vez, por las barbas de Merlín, divierte. A pesar de ser, entre los dos capítulos, un solo juego picado a la mitad, la segunda parte sí parece ser el juego original mientras que la primera se limita a parecer un DLC secundario.

Pero con calma, no salgáis corriendo a comprarlo, que no es un Gears of War. El juego es muchísimo mejor que su predecesor pero sigue estando muy lejos de ser un juegazo. Sí que hay más variedad de misiones y de escenarios, sí que tienen más chicha y más emoción, más Harry Potter, pero todavía se le nota el tufo a juego por encargo.

Imagen de previsualización de YouTube

Casi todo son mejoras, salvo la selección de armas, que se vino a menos. Cuando en el anterior teníamos un menú radial para seleccionarlas (lo que pausaba la acción), en esta ocasión, con afán de “no darnos ni un segundo de descanso” habrá que pulsar varias veces los botones para elegir el hechizo. Esto se traduce inmediatamente en confusión y poca precisión: para pasar del típico expeliarmus (círculo) a una versión mejorada, hay que presionar dos veces círculo. Si tenemos 8 hechizos y cada uno tiene una función específica y una utilidad particular, terminaremos disparando lo que no queremos, perdiendo unos segundos que si bien no serán preciosos a efectos del juego, puede que lo sean para nuestra salud mental. Nuevamente al ser imposible meter el concepto de munición en este juego, nos limitaremos a escondernos mientras la I.A. del enemigo los sitúa a nuestro lado en un triste intento por flanquearnos.

En todo momento seremos asistido por acompañantes, ya sea Ron/Hermione en el caso de Harry o algún miembro terciario del ejército de Dumbledore mientras manejamos a Ginny o a la profesora McGonagall. Un acierto del juego ha sido el permitirnos protagonizar diferentes momentos de la película ajenos al quest de Harry, especialmente el (poco satisfactorio) enfrentamiento contra el puto amo Severus Snape.

Imagen de previsualización de YouTube

Las Reliquias de la Muerte, Segunda Parte, es un juego que cumple con entretener y mantener vivo el recuerdo de la peli. No es la octava maravilla, pero se puede disfrutar si no tienes nada mejor a lo que echar mano.

De todas formas, sigo en mis trece, si quieres disfrutar un juego de Harry Potter, tendrás que buscar aventuras más antiguas, si no El Misterio del Príncipe. En lo particular yo me lo pasé como un enano con el sencillito pero altamente adictivo La Piedra Filosofal en PS1.

No hay respuestas para “Análisis: Harry Potter y las Reliquias de la Muerte, Partes 1 y 2.”

  • Shock dice:

    ¿Shooter? ¿En serio? Vaya tela xD

  • EOn dice:

    ¿Gears of Potter?

  • Jaitor dice:

    Si ya es dificil que una pelicula este a la altura de un libro…conseguir que un juego este a la altura de una pelicula a su vez basada en un libro es complicadiiisimo…(aun siendo la última pelicula una de las mejores)

  • Tony dice:

    El orden va así: Libro -> Guay (dependiendo del género, a mi el señor Potter me hace potar), Película -> Never (y más con el gafotas ese con cara de pringao que me da grima), Videojuego – NeverJamásdelosjamases (y en este caso menos aún).
    Nunca entenderé por qué sacan jueguecitos de las pelis, ni pelis de los libros, pero bueno… en el caso de los juegos, no he visto cosas más penosas en mi vida y peor adaptadas.
    Y en cuanto al análisis… si Gold catea a un juego y aprueba por los pelos otro, es que deben ser la mayor aberración jamás creada en el planeta Tierra. Quiero que saquen un Gears of War nuevo y le pongan una varita magica a Marcus entre las zarpas.

Deja un comentario

Feed y redes sociales
Feed de Legend SKTwitter de KefkaFacebook LSKYouTube LSK
Entra y lee todos nuestros análisis
Buscar por Juegos
Buscar por Plataformas
Mini-Secciones
Archivos
Compteur Visitehomepage besucherzählercontador de usuarios online