Juego: I am Alive
Género: Acción/Aventura
Plataforma: Xbox 360, PS3
(Analizamos la versión de PS3)

Hay que ver lo que da de sí en ocasiones la publicidad de la Store. En mi caso ya van un par de ocasiones en las que me han vendido algún título solo por ponérmelo como interesante, sin saber casi cómo era siquiera antes de comprarlo. Pero claro, yo soy un jugador de viejas costumbres y, en mis tiempos, yo compraba así. Aunque tal vez, con los tiempos que corren, y con la que se nos viene encima (no hablo de la bolsa, sino de esta bonita de-generación de consolas que nos acontece) no termine de ser un método ni mucho menos fiable.

A veces la jugada me ha salido bien, otras veces regular y otras de manera estrepitosa. Y es que, si en algo podemos estar de acuerdo todos, o casi todos, es que en el mundo digital de la Store hay tantos truños o más como en el mundo de carne y hueso.

¿Y qué pasa con Iam Alive? Los impacientes, podéis ir al final y ver la nota. Para los demás, he aquí mi diario de supervivencia.

Advertencia: En algún comentario me hacéis saber que el análisis puede contener spoilers. Aviso de antemano para aquel que prefiera no leerlo, a pesar de que no he entrado en tantos detalles como para destriparos el juego ni mucho menos. No os estropeará la experiencia de juego.

Imagen de previsualización de YouTube

Día 1 – Primeros minutos

Empiezan los primeros minutos de juego. Tal y como tenía entendido, el juego empieza de manera “apasionante”. Se nota fresco, diferente. En primer lugar, nos presentan en pantalla a un caminante que lleva un año viajando a pie desde no sé donde hasta la ciudad en la que vivía con su familia. ¿Que por qué viaja a pie y no coge un autobús? Porque estamos ante un mundo post-apocalíptico, en el que todo está más reventado que el mini-bar de Masiel, y donde prima la ley del más fuerte allá donde alcanza la vista. Nuestro objetivo: encontrar a nuestra mujer y a nuestra hija.

Como decía, primeros minutos de juego: ¿escalada? Bueno, ya estaba sobre aviso, pero me sigue resultando chocante y… eh, un segundo, nuestro prota se cree Lara Croft con exceso de andrógenos, y el escenario nos invita a superar diversos obstáculos a fuerza de escalar y saltar. En el primer tramo muero una vez. En el segundo muero otra. Al final lo consigo. El control del personaje es tan malo como la estética general del juego que tanto me gustaba hacía 10 minutos. Exceso de blanco y negro y de ese efecto de imagen “desgastada”. Avanzo un poco más y abandono por hoy. Me duele la cabeza.

Día 2 – Segundo contacto

Me dispongo a seguir con la aventura por donde la dejé. ¿Qué nuevos retos me estarán esperando hoy ahí fuera? Estoy deseoso por descubrirlo, a pesar de las penosas cámaras y ángulos de visión que dispone el juego, y de su tortuosa estética. Si consigo aguantar 20 minutos más frente a la pantalla, posiblemente haya pasado la última barrera psicológica hacia la supervivencia.

Cargando partida y… ¿qué ha pasado? Congelación. Reiniciando PS3. Entro al juego. Dos minutos de reloj cargando para la pantalla principal. Congelación en la pantalla de título. Reiniciando PS3. Entro al juego por segunda vez. Todo correcto. Cargando partida. Un segundo… ¡estoy 20.000 pasos más allá de donde lo dejé! ¿Qué clase de puntos de guardado tiene este juego? Estoy exhausto por hoy.

Día 3 – Segundo contacto por segunda vez

El día 3 de supervivencia pinta bien. He conseguido burlar por hoy las pequeñas trabas de las congelaciones. Espero que no vuelvan. Eso me hace ganar tiempo y mi energía está al 100% para empezar a buscar víveres a la par que a mi mujer e hija. Llego a la ciudad. Ahora debo llegar hasta mi apartamento. Todo está derruido. El ambiente, de momento, es más que aceptable a pesar del insufrible dolor de cabeza que produce el blanco y negro y el granulado de la imagen general.

De camino a mi objetivo, encuentro un botiquín, una lata de refresco, una botella de agua… a pesar de que estamos en un mundo post-apocalíptico, hay víveres por todos sitios. Los demás supervivientes no tienen ni agua pero yo a la media hora de juego tengo la mochila casi cargada. Se cruza en mi camino un tipo. Lo amenazo con mi pistola descargada y lo tiro por un agujero para quedarme con su machete. Todo marcha bien.

Diez pasos más allá, me vuelvo a encontrar esta vez con 3 o 4 matones. Mato a uno por sorpresa. Al resto los amenazo con mi pistola que ya dispone de una bala que dejó caer el primer fiambre. Los amenazo… los amenazo… mientras busco una forma de librarme de ellos. Se les hinchan las pelotas e ignoran que llevo una pistola encima. Yo disparo, pero mi personaje tiene menos puntería que El Fary lanzando triples en la NBA. Me apuñalan hasta la muerte.

Empiezo desde el último punto de control. No muy alejado, menos mal. Salgo airoso de los matones, sin seguir una táctica muy elaborada. A balazos y corriendo como pollo sin cabeza. No sé cómo, pero termino el enfrentamiento con una bala de sobra.

Sigo adelante y encuentro un par de supervivientes que necesitan un botiquín. El botiquín que encontré 20 pasos atrás. Se lo ofrezco y me dan un trofeo. Así soy yo, un ser que ayuda a los demás sin pedir nada a cambio. Sigo hacia delante hasta mi apartamento. Está casi intacto a pesar de los millones de terremotos que han sacudido el mundo. Mi familia no está. Tengo que buscarles.

Día 4 – La niña

Salgo del apartamento y me encuentro a una niña pequeña. Es mi hija, por eso sale huyendo de mí (claro….). La persigo sorteando obstáculos, pero me caigo por un agujero por el camino. Le dije al personaje que caminara hacia un lado, se me cambia la cámara y camina hacia el lado contrario y me precipito al vacío. Alcanzo a la niña, pero la tienen rodeada unos matones. Los mato como siempre. Ahora tengo dos balas.
Resulta que la niña no es mi hija (fíjate qué confusión), pero un tipo me ha pedido por radio que la lleve a no sé donde. La llevo entre saltos, escaladas y demás. Se me cruzan unos matones. Los mato con una mano mientras con la otra me como un bocadillo de nocilla. Dejo a la niña en el refugio.

Día 5 – La medicina de la niña

La niña está enferma y el tipo de la radio me pide que le traiga sus medicinas. Las medicinas están en lo alto de un rascacielos, en un container sujetado por una grúa. Muy creíble. Pero no importa. Salvaré a la niña y retomaré mi objetivo de encontrar a mi familia.

Llego al rascacielos, no sin antes encontrarme por el camino diez mil tipos de víveres de supervivencia diferentes. Escalo. Escalo. Mato. Escalo. Escalo. Escalo. Mato. Escalo. Muero. Escalo. Escalo. Muero. Escalo. Escalo. Cojo la medicina.

Le doy la medicina a la niña. Ahora el tipo de la radio me pide que la lleve a su apartamento, que allí estará segura. Obedezco sin rechistar. Total, no tengo otra cosa que hacer que yo recuerde, ¿verdad?

Llego al apartamento del tipo este, que creo que se llama Henry. Por el camino escalo, mato, muero, muero, mato, escalo, escalo, escalo. Como agradecimiento me da un arco con una flecha y un bote de sales hidratantes (o algo así). Métete tus recompensas por el culo… encuentro más cosas “explorando” por la calle.

Día 6 – El transmisor de Henry

Henry va en silla de ruedas. Así que como no puede ir a por un transmisor de radio que dice que está en no sé qué lugar, tengo que ir yo. Obedezco de nuevo sin rechistar. Que les den a mi mujer y a mi hija.

Llego al punto acordado. Es un barco. Muy original. Mato. Mato. Mato. Muero porque a mi personaje no le da la gana de apuntar con el arma. Mato. Mato. Mato. Muero porque un enemigo me ve a pesar de estar agachado detrás de una pared y aparecen instantáneamente 3 más a mis espaldas. Mato. Mato. Mato. Cojo el transmisor. Mato. Mato. Mato. Mato. Vuelvo y le doy el transmisor a Henry.

Día 7 – La madre de la niña

Ahora resulta que la madre de la niña está secuestrada en un hotel. Henry dice que vaya a rescatarla y yo voy. No hay nada que pensar ni que preguntar. Llego al hotel. Mato. Mato. Mato. Mato. Me encuentro un par de supervivientes que necesitan un botiquín. Tengo tres. Que os den. Me encuentro a una chica que está siendo atacada por un matón. Que le den también. Sigo acabando con matones. Al parecer, toda la ciudad quiere verme muerto, y se reúnen en pandillas de 5 o 6 para darme caza. Eso sí, no aprenden. La misma táctica me sirve para todos. Tengo ya hasta 5 balas en mi pistola.
Encuentro a la madre de la niña. La rescato. Me indica un camino por el que podemos escapar y llegar hasta el piso de Henry. Entre medias, matar matones, matar matones, matar matones y matar matones. Llego al apartamento. Ya están madre e hija a salvo.

Día 8 – Venga, vámonos

Como ya he hecho todo eso que nadie más podía hacer, Henry decide que es la hora de irse de allí. Para eso hace falta escalar un rascacielos de 7000 millones de metros y encender unos fuegos artificiales para que venga un barco a rescatarnos. Vale. Yo lo hago.

Escalo, escalo, escalo y escalo. Mato a unos pocos enemigos. Escalo, escalo y escalo. Le robo comida a unos supervivientes. Me piden que arregle un ascensor. Encuentro el bidón de gasolina para hacerlo funcionar pero paso. Llego a la azotea. Enciendo los fuegos. Bajo del rascacielos.

Ahora toca ir a donde el barco va a desembarcar. A un parque de no sé qué. Llego allí y me encuentro que ¡oh, sorpresón! La niña ha vuelto a desaparecer. Toca buscarla. Pero claro, voy a entregarle la pistola a su madre porque es peligroso que vaya por ahí sin un arma. Ya me las apaño yo con un arco y una flecha. Al fin y al cabo no es problema. Me encuentro un matón, lo aniquilo y deja caer una pistola. Buscando a la niña muero 789 veces más, porque a pesar de que, repito, el mundo se ha ido al carajo y hay que racionar los recursos, aquí todo el mundo tiene pistola y balas de sobra.

Encuentro a la niña gracias a que tengo la mochila tan llena que parece un Mercadona. Tengo hasta baterías que no sé ni para qué son. Dos flechas y 5 o 6 balas. Voy hasta el punto acordado sin mucha dificultad, pero eso sí, matando, matando, matando, matando. Todo parece haber salido bien.

Fin del juego.

10 comentarios para “Análisis: I am Alive”

  • Nell dice:

    Mirando el lado positivo, aunque le hayan dado por culo a la esposa y a la hija, ya tiene reemplazos.

    Historias tan profundas y conmovedoras como esta hacen que vomite arcoiris.

  • Shin dice:

    Seguro que el Henry ese era el productor de “Me cambio de familia”.

    Por cierto, el análisis está lleno de spoilers de la maravillosa historia del juego.

  • Kefka dice:

    Supongo que ya no hace falta que juguemos.

  • Tony dice:

    Chicos, tenéis razón al decir que el análisis es una especie de spoiler, no me lo había planteado tampoco de esa forma y al comentarlo por aquí me he planteado que a primera vista puede parecerlo. Pero dado que esta fue la forma que elegí para redactar el análisis, debía ser mas o menos del estilo. Aún así, ya os digo, no he entrado en tantos detalles como para destripar el juego haciendo que merezca la pena jugarlo (si pasamos por alto la nota) para aquellos que quieran ver lo que esconde y lo que no. Está todo escrito al límite del sarcasmo y no es tan literal, así que tampoco debe suponer un problema leer el análisis antes de jugarlo. De todas formas, tomo nota y pongo una pequeña advertencia al principio, por si acaso, y os pido disculpas a los que lo hayáis leído ya.

  • Gold-St dice:

    Una pena, la verdad es que la demo me dejó muy buen sabor de boca.

    Cuando tenga oportunidad, la vuelvo a jugar y lo dejamos así. XD.

    Gran análisis, Tony, logras que uno se sienta inmiscuído en el juego XDDD

  • KeiDash dice:

    Los videos parece que el juego es un buen juego y que da buena sensación. Al leer l oque comentas ya me parece uno más del monton, y que cuando ves un video de un juego, es como los trailers de una peli, te ponene lo mejor pero ya despues…

    Me ha gustado el análisis.

  • Kora dice:

    Cuando iba a terminar esta “cosa” (que increíblemente me dejó buen sabor de boca pese a ser la incoherencia hecha juego) pensé:Oh,mierda,ahora voy a tener el doble de misiones coñazos y resulta que…bueno,no voy a spoilear pero no entendí un carajo el final del juego. ¿Está vivo? ¿Muerto? It is a mistery
    Malditos finales abiertos,no pienso comprar una segunda parte.

  • Xelux dice:

    El analisis tiene spolier…

    Y? acaso alguien va a jugarlo?

    xD

  • Shock dice:

    Tony ha spoileado el juego entero, pero no lo veais como una putada sino como un favor. El juego dura 4 horas y media y termina igual que empieza!!! Pues nada, un aplauso XD La segunda parte que dure 2 horas y cueste 40€.

  • Shock dice:

    Por si no me he explicado y para terminar de spoilear: El juego termina con el prota diciendo “bueno voy a buscar a mi mujer y a mi hija”.

Deja un comentario

Feed y redes sociales
Feed de Legend SKTwitter de KefkaFacebook LSKYouTube LSK
Entra y lee todos nuestros análisis
Buscar por Juegos
Buscar por Plataformas
Mini-Secciones
Archivos
Compteur Visitehomepage besucherzählercontador de usuarios online