Juego: Muramasa: The Demon Blade.
Género: Beat ‘em up / Action RPG.
Plataforma: Wii.

A falta de sólo una semana para que salga Xenoblade, alias “uno de los dos juegos por los que me compré esta mierda la Wii”, quise quitarle el trapo que la cubría, desempolvarla y probar a ver si seguía funcionando desde la última vez que la encendí (cuando el Madrid ganó la novena, aproximadamente).

Eché un vistazo al listado de esperpentos que tiene como catálogo y decidí probar uno que, a simple vista, su apartado técnico no daba vergüenza ajena. El resto de la historia ya la sabéis. Me gustó, o al menos lo suficiente como para no abandonarlo, me lo pasé y escribí este análisis que ahora estáis leyendo.

En muchos sitios veréis a Muramasa catalogado como un beat ‘em up, en otros, como un Action-RPG. Lo cierto es que no es ni una cosa ni la otra, más bien una brillante mezcla de ambas. Su estructura es la de cualquier beat ‘em up en scroll horizontal, con un característico esquema de control simple pero tremendamente efectivo en diversión. En cambio, contiene también un buen puñado de elementos propios de los Action RPG que enriquecen y dota de personalidad propia la experiencia de juego, como puede ser la subida de niveles de nuestros personajes (con su corresponiente aumento de atributos en fuerza, vitalidad, etc), sistema de inventario para usar en combates, diálogos con NPC y el inmenso abanico de armas, cada una con sus atributos, que podemos obtener durante la aventura.

Como decía, debido a su clara base de beat ‘em up por la que se sustenta el juego, nos veremos envueltos en un sin fin de combates contra toda clases de seres mientras recorremos más y más escenarios. En principio, y como suele pasar en el género, nos dedicaremos a reventar el botón de acción, en este caso “A”, combinándolo con el stick del Nunchuck para hacer combos y movimientos bastante vistosos. Lo interesante llega en nuestras armas, elemento fundamental en la jugabilidad e historia de Muramasa. Disponemos de tres katanas para poder usar en combate, cada una con unos movimientos especiales distintos y unos ataques específicos para cada una. Mientras luchamos, en cualquier momento, podemos cambiar rápidamente de arma pulsando un botón. Y muchos os preguntaréis, ¿eso pa qué? Pues porque conforme las usamos, ya sea para bloquear ataques o por usar la habilidad especial, se van desgastando hasta que se rompen. Y claro, como todos sabemos, una katana cuando la tienes guardada en su funda, se va regenerando sola. De esta forma tenemos que estar siempre bastante atentos no sólo a que nuestra barra de vida no llegue a cero, sino también a que nuestra arma no se rompa, intercalando, según la ocasión, entre las tres que disponemos. No es que sea algo súper profundo nunca antes visto, pero sí que es lo suficientemente interesante como para desmarcarse del típico mata-mata.

La guinda a esta estructura de juego la forma el sistema de forja de armas, que consiste en ir ‘comprando’ katanas en un árbol de entre más de 70 de ellas. Estas armas se pueden comprar en cualquier momento siempre y cuando tengamos los ‘puntos’ suficientes para hacernos con ellas. De todas formas, el juego siempre nos brinda, tras un combate contra el boss de turno, un arma bastante potente que, por si sola, nos será suficiente para ir avanzando durante el juego. Por lo que si no queremos gastar el tiempo forjando armas (que no entiendo por qué no ibamos a hacerlo, pero ahí está la opción) siempre podemos seguir jugando despreocupándonos de este tema.

A pesar del tipo de juego que es, hay que decir que no se hace excesivamente pesado jugarlo, incluso cuando ya llevamos 8 horas (una duración bastante decente) dándole que te pego. Gran culpa de esto no lo tiene la historia, que ni por asomo es buena o entretenida, sino su espectacular apartado técnico y artístico. Pasear por las distintas zonas localizadas de Japón con esos preciosos gráficos en 2D resulta de una satisfacción pocas veces experimentadas. Una vez más, y como ya llevo repitiendo desde que probé el primer título de Wii, ESTE es el camino que deberían haber seguido en los apartados gráficos de los juegos. Si tu consola es incapaz de competir gráficamente con la competencia, ¡haz algo distinto! Haz algo que no de vergüenza ver ni jugar, haz algo como Muramasa. Es algo tan bello de ver que en muchos momentos parece que estamos mirando un cuadro en movimiento. Algo parecido a lo que sucedía con Braid, aunque sin llegar a tanta excelencia.

El lado más oscuro del juego, en mi opinión, está en su control. En realidad creo que la culpa la tiene exclusivamente el horrible mando de Wii (me consta que se puede usar el de Gamecube y el clásico), que es lo menos ergonómico que se ha hecho en toda la jodida historia de la industria. El problema de hacer utilizar el stick de movimiento para saltar (por la imposibilidad de usar un botón específico para ello sin que nos partamos los dedos de la incomodidad) está en que, por la propia naturaleza del mando, estemos saltando constantemente al empujar ligeramente, e inconscientemente, el stick hacia arriba. Provocando que, efectivamente, nuestro personaje no haga exactamente lo que queremos en cada momento. Es una pena, pero son las consecuencias de tener que aguantar el “excelente sistema de control” que ha implementado Nintendo en su consola. Al final los juegos que más perjudicados salen de esto son los títulos realmente serios enfocados al público de siempre. Sólo hay que ver la de juegos que, con la compra, te “regalan” el mando clásico para poder jugar en condiciones. Ahora mismo me vienen a la cabeza Monster Hunter 3 y el citado Xenoblade.

No hay mucho más que contar, Muramasa es un juego muy sólido, divertido, largo y bastante rejugable por la posibilidad de desbloquear “mazmorras” secretas y todas las armas disponibles, además de los distintos finales . Es una mezcla de beat ‘em up con Action-RPG, incluso a veces con toques plataformeros, que realmente resulta muy agradable de jugar. Además cuenta con el, posiblemente, mejor apartado técnico que ha pisado una Wii y con uno de los mejores diseños artísticos de la generación.

No diría que Muramasa es un juego imprescindible, pero sí que merece bastante la pena jugarlo, pues tiene un estilo que rara vez se puede encontrar en esta generación.

Altamente recomendado.

No hay respuestas para “Análisis: Muramasa: The Demon Blade”

  • VAYVEN dice:

    Kefka,¿Te ha tocado la lotería? Te compras consolas por uno o dos juegos, tienes una tele 3D…
    Me pregunto si mi Shii(t) seguirá funcinando, la dejé de usar a las 2 o 3 semanas de comprarla, y la compré en febrero de 2007(por eso la tengo, en esa época todavía había un equilibrio entre juegos mierdas y juegos normales y el control me parecía interesante[luego resultó ser una mierda]).

    Sobre el análisis: ¡¿Un siete un juego de Wii?! ¡¿Merece bastante la pena jugarlo!? ¿Estas seguro de que ese juego es de Wii?

    Sobre el juego: Pinta bien, pero no desempolvaré mi Shii(t) hasta que no descar… digo… compre Xenoblade.

  • Tony dice:

    Siempre me han gustado los juegos con esa estética, me parece un triunfazo, vaya.

    Y que una de las razones que te hagan comprar Wii sea un beat´em up, me hace suponer el gran catálogo que tiene xD Pero bueno, no hay que suponer, todos sabemos que es una mierda.

  • Ricardo_chktno dice:

    VAYVEN el 80% del catalogo del 360 es el mismo que el de ps3 ¿entonces el ps3 tambien es una mierda de consola?

  • Gold-St dice:

    Ricardo: seamos cruelmente sinceros, en la actualidad todas las consolas son una mierda.

    Por eso yo juego parchís HD.

  • Tony dice:

    @Gold: Doliendome en lo más profundo de mi ser, tengo que darte la razón, todas son una mierda, precisamente por sus correspondientes catálogos, exceptuando un título o dos.

    Por eso yo juego a la petanca online.

  • Shock dice:

    Las consolas actuales no son una mierda, lo que pasa es que queréis que todos los juegos sean de 9 parriba o eso parece xD

    Este es un buen ejemplo de que si se quiere se pueden hacer las cosas bien, sin necesidad de gastar más dinero en publicidad que en el propio juego.

  • Tony dice:

    @Shock: Joder, a ver si es que a ti no te gustaría que todos los juegos fueran de 9 parriba xDD

  • Ricardo_chktno dice:

    pues commparadas con las de anteriores generaciones, las consolas actuales son mierda pura sin duda, son excasos los juegos que se salvan de ser juegos mediocres o poco ingeniosos en esta generacion.

    pero esto seguira asi, mientras la mayoria de la gente se conforme con sus shooters megalineales o juegos censillos de hacer made in ubilol y juegos clonicos.

  • Shock dice:

    @Tony: Ya lo creo que me gustaría, pero no digo que las consolas sean una mierda por no tener solo “Final Fantasys Sietes” xD a eso me refiero

Deja un comentario

Feed y redes sociales
Feed de Legend SKTwitter de KefkaFacebook LSKYouTube LSK
Entra y lee todos nuestros análisis
Buscar por Juegos
Buscar por Plataformas
Mini-Secciones
Archivos
Compteur Visitehomepage besucherzählercontador de usuarios online