Juego: Penny Arcade Adventures Ep.1
Género: RPG.
Plataforma: PC, PS3, Xbox360.
(Analizamos la versión de PS3)

Cuatro dioses esperan en el fuerte
Donde ocho dioses lucharon a muerte.
Y si los propios dioses pueden morir
¿Qué se puede esperar de tí y de mi?

Un día como cualquier otro, pasa un robot gigante por tu calle, destruye tu casa y se va. Como es lógico y natural, te armas con un rastrillo y corres buscando su pista, y aunque te ataca multitud de robots enanos con tendencia obsesiva al sexo, sigues adelante. Al salir de tu calle, Desperation Street, conoces a Tycho y a Gabe, miembros (exclusivos) de Startling Developments, agencia de detectives, y como están investigando lo mismo que tú, te les unes. Y como estás investigando lo mismo que ellos, te aceptan en el club. Con ellos buscarás pistas por distintas zonas de la ciudad, asesinarás a indigentes para despojarlos de su carne (y no me refiero a su comida), lucharás con una secta de mimos satánicos, e incluso ayudarás al desarrollo de la urinología, ciencia encargada de estudiar los efectos de la orina en diferentes materiales. Vamos, un día como cualquier otro.

Y tras vivir un día tan normal (o antes, si eres más listo que yo), te das cuenta de que el mundo va mal. Por decir algo. Mal, pero mal, vaya. Cuando el mejor golfista es negro, y el rapero más famoso es blanco, algo va mal. Cuando el papa es ex-nazi, y cuando los ex-nazis censuran la violencia, algo va mal.

Pero tan mal como para que te des cuenta que el último JRPG de corte clásico para las consolas next-gen (o para PS3, en este caso) está hecho por un estudio americano joven y desconocido de gringos que consumieron como locos los geniales JRPG de las generaciones pasadas… Apaga y vámonos.

Eso es Penny Arcade Adventures: On the Rain-Slick Precipice of Darkness – Episode 1, un JRPG de corte clásico hecho por gente que que ha disfrutado JRPGs. Que sabe qué es lo que mola y qué es lo que no mola en estos juegos. Y me parece que ese es su mayor encanto. Vamos, que si la mayoría de los creadores de juegos supiera de estos detalles tanto como los que los disfrutamos (o sufrimos), otro gallo cantaría.

Tenemos ante nosotros un juego que estéticamente recuerda muchísimo a maravillas como Día del Tentáculo o (el no tan celebrado) Monkey Island 4. Y solo por eso, ya liga. Desde el principio donde debes generar la apariencia de tu personaje (hombre o mujer) con una gran variedad de posibilidades, hasta la animación flash del final donde derrotas a… *chachán* … el jefe final, logra lo que que quiere hacer: parecer un comic o un dibujo animado. Vamos, igual que Día del Tentáculo o (el no tan celebrado) Monkey Island 4. ¿Mencioné que los recuerda muchísimo?

Si a eso le añadimos un sistema de combate por turnos rápido y con mucha variedad en peleas no aleatorias y un humor negro y ácido de altura en cada esquina, tenemos un producto estrella.

Pero…

Pero.

Tenemos elementos geniales en una caja. Pero se sienten inconexos. Los diseños son muy simpáticos, pero pecan de repetitivos y en muchos casos simplistas. El humor es desternillante, y los diálogos, un descojone, pero la historia es simple a más no poder. Original y diferente por los detalles, sí. Pero simple. El sistema de combate es rápido y variado, pero las peleas son lentas y duras mientras no lo dominas bien. ¿Es grave doctor? No, en unas 5 horas de juego empiezas a entender a fondo como va el asunto de las peleas. Pero el juego no pasa de 5 horas.

Subquests, los tiene. Todo el juego es un compendio de subquests. Eso sí, las recompensas son tan importantes y necesarias, que obligatoriamente deben llevarse a cabo. Cuando los enemigos del último escenario (es decir, el número 4) pueden matar a tu personaje en un turno, agradeces la posibilidad de darle a cierto NPC carne de indigente para recibir una sustanciosa sopa que te da +50% hp. O entiendes por qué era necesario buscar por todos los rincones robots cachondos para recibir piezas con las que subir de nivel tus armas.

No me malinterpretéis: PAAOTRSPOE1 (para “abreviar“) mola como juego-parodia-episódico-onceurista. Pero no revoluciona el género. Ni saciará tu hambre de hace meses por un rpg de los viejos. Te divertirá con sus chistes (solo y solo si dominas el inglés) y te atrapará si eres una zorra completista y trophywhore, debido a la gran cantidad (para 5 horas) de secretos y chismes que buscar.

El juego tiene mucho encanto, pero atraerá más a los cazadores de trofeos que a los amantes del RPG. O a los seguidores del webcomic Penny Arcade que amen el rpg y quieran cazar trofeos. Hay que advertir, si no lo dejé claro ya, que está solo en inglés (por algo sólo se consigue en la store americana, de momento) y es de esos juegos que odian a muerte la SD. Así que quizás tengas problemas para leer los textos en tu vieja y pequeña tele de tubo. No veas como me divertí yo tratando de entender lo que decían. Y mira que domino el inglés, ¿eh?

¿Vale los 16 dólares (algo así como 11 euros)? Al menos sabes que estás comprando algo que va a durarte unas pocas horas y te va a dar unas risas. Pero solo si no tienes más nada que jugar. De lo que no puede caber duda es que se trata de una de las mejores opciones que ahora mismo tiene la store (americana). No es que tenga muchas, pero últimamente si las tiene muy buenas.

2 comentarios para “Análisis: Penny Arcade Adventures: On the Rain-Slick Precipice of Darkness – Episode 1”

  • Shock dice:

    La primera vez que oigo hablar de este juego, pero la cuestión es que eso del comic me suena y no recuerdo de qué

  • Kefka dice:

    A mí me has dado ganas de jugar y luego me la has quitado con lo de que está en inglés. Buena review gold.

Deja un comentario

Feed y redes sociales
Feed de Legend SKTwitter de KefkaFacebook LSKYouTube LSK
Entra y lee todos nuestros análisis
Buscar por Juegos
Buscar por Plataformas
Mini-Secciones
Archivos
Compteur Visitehomepage besucherzählercontador de usuarios online