Juego: Saint Seiya – Batalla por el Santuario
Género: Chinos en la niebla, beat’em’up.
Plataforma: PS3

El mundo se puede dividir perfectamente en dos tipos de personas. Los que pasaron parte de su juventud al borde de la silla esperando el siguiente capítulo de “Los Caballeros del Zodiaco” y los que no.
Obviamente, sería infantil y tonto sugerir que los que no acompañaron a Seiya y los otros durante los benditos 114 capítulos son inferiores en cualquier medida a los que sí. Pero, eh, yo no me fiaría del todo de alguien que no haya pasado por la guerra de las Doce Casas.

Para esa mitad de gente de bien, de valores elevados y órganos reproductores mitológicos, Namco-Bandai (aunque obviamente más Bandai que Namco), ha sacado un experimento curioso. Saint Seiya: Batalla por el Santuario es ese típico juego de bajo presupuesto, que recicla mucho, muchísimo, material de los juegos de la franquicia en PS2, que se moja poco, que no innova absolutamente en nada y que, a pesar de copiar la fórmula de un género que le ha dado muchas ganancias a la competencia, lo hace tan mal, tan tristemente mal, que me sorprende que se hayan tomado la molestia siquiera de sacarlo de Japón. Bueno, no tanto, la mitad de Europa y toda Latinoamérica (lugares donde se ha puesto a la venta) están llenas de fanáticos de hueso colorado dispuestos a pagar por lo que sea con tal de que se mantenga viva la serie.

¿Pero es todo muerte y desgracia en el camino de los caballeros? Vamos allá.

Los guardianes del uuuuniversoooo…..

Como no todos estaréis muy puestos en la historia de ésta serie, vamos a empezar con un resumen y una transcripción de los diálogos de los 28 libros que componen el manga clásico. Todo empieza (….)…(…) y habiendo salvado al mundo, escapan del reino de Hades. (ligeras correcciones y recortes por Shock)

Pues resumiendo, que cuando trataban de ir a enfrentarse al corrupto Sumo Sacerdote del Santuario, Seiya y los otros, protectores de la diosa Atenea, dejan accidentalmente que la medio maten y tienen que correr a última hora para salvarla, pues el único capaz de revivirla es aquel maligno personaje que venían a buscar, que se esconde en su palacio, situado convenientemente detrás de 12 templos protegidos por los caballeros dorados, personajes de poderes legendarios que mantendrán entretenidos a los caballeros de bronce mientras Atenea la termina de palmar.

Obviamente omitiré spoilers, porque no todo el mundo tiene que saber que el Sumo Sacerdote es en realidad el Caballero de Géminis disfrazado, que mató al verdadero y ocupó su puesto, o que el Caballero de Leo, a pesar de haberle jurado fidelidad a Atenea está hipnotizado hasta que vea morir a alguien, o que el Caballero de Piscis, en realidad, es un tío y no una tía.

Imagen de previsualización de YouTube

Sin duda, lo mejor que tiene este juego es lo que toma del original. La historia, los personajes queridos por los seguidores, los efectos de luces y de sonido, la mitad de la banda sonora (épica y ochentosa a partes iguales). Es una pasada ver traducido en un videojuego escenas que todos recordamos y que marcaron una generación. Incluyendo, por su puesto, enemigos estampados contra las paredes, héroes en caída libre que aterrizan sobre sus cabezas, y los infinitos “cómo-es-posible-que-un-caballero-de-bronce-pueda-derrotarme” ó “Levántate, Seiya-seiya-seiya-seiy-seiyaaa-seiya…”.

Se nota, con mucho, el mimo que le pusieron a la hora de diseñar las semejanzas con la serie, el esfuerzo por mantener el juego lo más parecido posible a la experiencia que era esperar día a día al siguiente capítulo con una mezcla de desesperación, hype e intoxicación por ingesta de uñas.

Y por supuesto, poder pasearse por un nivel con el Fénix, que se las da de chulo hasta para cargar los poderes, no tiene precio.

Imagen de previsualización de YouTube

…al triunfar el maaaaaaaaalll…..

Lo triste, especialmente para los fans, es que, a pesar de ese empeño por crear un juego afín a la serie que todos recordamos, pareciera que en lo que más importa, que es el juego en sí, se hubieran quedado dormidos.

Lo que tenemos al empezar el modo historia y pasar las necesarias cinemáticas, es algo que a primera instancia recuerda a un “chinos en la niebla”, es decir, los eternos Dynasty Warriors. Tu personaje repartiendo ostias y lanzando kames a oleada tras oleada de enemigos clónicos, aburridos y sin la más mínima pizca de I.A. Sí, mola pasearse por el Santuario, con la musiquita y demás, pero es que después de los primeros diez minutos empieza a oler un poco a rancio.

En cada nivel de “musou”, nos enfrentaremos a un sub-jefe, algunos sacados de la serie (2), otros (todos los demás) convenientemente clonados con la escusa de “Los Caballeros Negros infiltrados en el Santuario! Oh Noes!”. Al superar estas fases, acomodaremos los puntos de experiencia recibidos para subir de nivel y comprar mejoras y habilidades, e iremos a los combates contra los jefes, los meros meros machos (menos Piscis, quizás), los Caballeros Dorados.

En estos combates, alternando peleas 1 vs. 1 sin perder el toque beat’em’up con muchas cinemáticas, tendremos que ingeniárnoslas en muchos casos para esquivar o romper el patrón de ataque de los enemigos y poderles hacer daño. No nos llamemos a engaño, algunas molan sólo si te dejas llevar por la intención del juego, rememorar la serie, otras se limitarán solamente a esperar a que nos ataquen, activar el Séptimo Sentido (el bullet time de la casa) esquivar y empalmar con un ataque especial.

Si ya a los diez minutos empezaba a oler a rancio, para cuando estés llegando al final de la historia, tendrás unas ganas locas de no volver a jugar las fases “yo contra el barrio” más nunca en tu vida, pero tranquilo, la batalla final es todo lo épica que la puedes recordar.

¿Y luego? Pues ahí viene lo duro, tras terminar el modo historia, que durará unas 6 horas (o una hora si te saltas las cinemáticas y llevas un personaje ciclado de habilidades especiales equipadas), puedes jugar a las misiones de desafío.

¿Qué en qué consisten? Pues bien, decir que es “hacer más o menos lo mismo” sería poco correcto, pues toca atravesar, otra vez, los mismos escenarios, peleando contra los mismos enemigos, esta vez sin cinemáticas, y con variados niveles de dificultad. Eso sí, pudiendo elegir entre los 19 personajes desbloqueables, 7 de ellos con diferentes apariencias, (mas otros 12 en DLC). ¿Te parece aburrido? ¡Pero qué dices! Si todos pueden subir de nivel! ¡Llevarlos a todos a nivel 99 será una actividad que te tendrá muy ocupado durante el resto de tu vida! (siempre y cuando estés amarrado al televisor pagando alguna especie de cadena perpetua).

Imagen de previsualización de YouTube

…sin duda lo salen a combatir…..

Saint Seiya: Batalla por el Santuario es un juego destinado a un público muy especifico, por lo que no me sorprendería que desapareciera pronto de las tiendas y de la memoria del colectivo. Lo apabullantemente pesado y repetitivo de su desarrollo solo mantendrá interesados a los que –de verdad- quieren seguir jugando, los que conocen a los personajes y realmente disfruten la experiencia.

Me da un poco de vergüenza admitir que, desde que salieron los trofeos, MGS1 y éste juego son los que más he rejugado por el simple vicio de jugar. Me mola lo de subir de nivel a mis personajes favoritos, me mola atravesar un nivel estampando a cientos de enemigos contra las paredes mientras trato de llegar a un combo de 99.999, me mola terminar peleas contra Caballeros Dorados en 30 segundos o menos. Pero es que yo soy de los que tienen la serie en dvd y cada cierto tiempo la vuelve a ver, y me quedo raaatos viendo una colección de quien sabe cuantas figuritas de los personajes. Si no cumples con, al menos, la mitad de esas características, no te recomendaría que pagaras por este juego.

No obstante, si en tu juventud flipaste en colores con la serie y, cuando no había nadie cerca, gritabas “¡Dame tu fuerza, Pegaso!”, quizás te convenga alquilarlo y probar la campaña principal del juego. Al menos un par de sonrisas nostálgicas te robará.

Imagen de previsualización de YouTube

…. Por un mundo ideaaaaaaaaalllll…..

Actualmente en Japón están emitiendo una serie spin off basada en la original, con tramas y personajes más light, enfocadas, obviamente, a un público más joven. De dicha serie, Saint Seiya Omega, Namco Bandai ya ha anunciado un juego de psp para este mismo año. Si se lo curran, y lo planifican bien, ésta franquicia les puede dar para muchos títulos de esos “anuales”, como hacen otras series de ficción exagerada, como Naruto, Dragon Ball, los Pressing Catch o FIFA. No seré yo el que se queje por que anuncien una “revisión” del Saint Seiya centrada en las sagas de Asgard, Poseidón o Hades, con la esperanza de que cada título nuevo sea por lo menos una pizca mejor que su predecesor, y con la ilusión de que al final saquen una especie de Battle Royale con todos los personajes incluidos (que tampoco son tantísimos como en DBZ o Naruto).

Por otro lado Sega está trabajando en un título online exclusivamente para China (¿?) con una estética más oscura y fantástica, basada en los (feitos) diseños del manga y en los (awesón) diseños de Sacred Saga, ilustraciones de Saint Seiya hechas por un estudio chino que quitan el aliento. En lo particular, esta noticia me tiene el culo hecho pepsi cola.

Imagen de previsualización de YouTube

¿Que nunca habéis visto Caballeros del Zodiaco? ¿y a qué estáis esperando? Todas esas series modernas que tanto venden le deben un huevo a los clásicos de los ochenta, y aunque Naruto, Bleach, One Piece, etc., puede que sean superiores a nivel dramático, esa “magia” y ese carisma que tenían los personajes de antes, de Caballeros del Zodiaco, Dragon Ball, Muscle Man, Oliver y Benji, etc., no se ha vuelto a ver nunca más.

11 comentarios para “Análisis: Saint Seiya – Batalla por el Santuario”

  • Con lo guapo y orgulloso que estaba yo de el de la ps2…. casi se me cae el tattoo al jugar a este

  • Shura dice:

    …la cancion de los errores??…heroes??…bah,que mas da XD

    mira que soy fan de los caballeros del zodiaco pero desde que vi trailers de este una parte de mi se olia que iba a ser uno de esos juegos de videoclub, de juegar un dia al segundo haberle sacado todo el jugo, y eso parece, este estilo de juegos no me va demasiado y me canso pronto … pero… a quien quiero engañar, si en un futuro lo veo baratito seguramente lo acabe pillando XD
    P.D: ya podrian estirarse… y sacar un juego de toda la serie no solo del santuario

  • Devil Saga dice:

    Después están Lost Canvas, Episodio G y la continuación de la serie clásica que es Next Dimension, aunque al paso que va, se va a morir de viejo el autor antes de terminarlo. Leyendo éste último me parece que hace rato que se le han acabado las ideas a Kurumada.
    PD: Mención especial para la horrible canción que pusieron para sustituir a Pegasus Fantasy.

  • Shock dice:

    Tengo la serie a medias y me he comido un par de spoilers pero bueno me lo merezco por no terminarla de ver. Bueno, la vi de pequeño, pero no me acuerdo de nada xD

    Por cierto vendo una figura de Bandai de Shun, Caballero de Andrómeda, por 5€ más gastos de envío xD Si no queréis el muñeco os hacéis un collar con las cadenas!!

  • MetalHans dice:

    Muy buen análisis, nunca he visto Saint seya…
    Pero, aunque no viene a cuento, después de perder 90.000 almas gracias al puto juego, quiero leer un análisis vuestro del Dark Souls. Qué rabia, qué rabia. Estoy que hecho humo por el jueguecito; y mira que disfruté del Demon (y de este) pero joder, solo quería decir eso.
    Siempre leo vuestra pág, etc… soy muy gran fan, pero pene.
    Saludos.

  • Gold-St dice:

    @MetalHans, pero si Dark Souls es unas 10 veces más fácil que Demon Souls!

  • MetalHans dice:

    @Gold-St ¿10 veces más fácil? sus muertos, Demon Soul me lo pasé por primera vez sin usar el online, y apenas usando guías ni nada. Afú, joder, malditos archivos. Hacía tiempo que un juego no me jodía tanto.
    Creo que me voy a poner a aprender a jugar Minecraft o moar juegos indie de horror con los amigos y olvidarme de él una temporada. Afú, vuelvo a repetir.
    Gracias~

  • Kefka dice:

    Gold ha jugado a cosas que nadie se atrevería a tocar. Y menos sacarle los putos trofeos, que estoy seguro que se los ha sacado xD

  • Gold-St dice:

    De hecho, a este le saqué los míos y se los saqué luego a un colega XD

  • Tony dice:

    Yo de este tipo de juegos ya vengo escarmentado. Me pasó hace tiempo con los de Dragon Ball. Mira que me gusta Dragon Ball… pero no hay un puto juego bueno. Bueno, igual hay alguno bueno, pero es que TODOS SON LO MISMO TODO EL RATO. Que dejen de tocarnos la fibra sensible a los fans de las series de la infancia :_(

  • Shillenzel dice:

    Soy de los que ha visto la serie tropecientas veces y este juego me ha parecido bastante entretenido, al menos por un rato, se podrian haber currado mas personajes en lugar de meter a los caballeros negros a recibir hostias que es para lo unico que valen, o algun modo competitivo multijugador. Lo de las nuevas versiones de la serie la unica que vale la pena es Lost canvas, mientras que Omega es un insulto a los fans

Deja un comentario

Feed y redes sociales
Feed de Legend SKTwitter de KefkaFacebook LSKYouTube LSK
Entra y lee todos nuestros análisis
Buscar por Juegos
Buscar por Plataformas
Mini-Secciones
Archivos
Compteur Visitehomepage besucherzählercontador de usuarios online