Juego: Singularity
Género: FPS
Plataforma: PS3, Xbox 360, PC. (Analizamos la versión de PS3)

Siempre es interesante y divertido (y no se diga práctico) echar mano al pasado para sacar cosas actuales y que sirvan. Ya lo dice esa famosa regla de oro, “si no está roto, no lo arregles”.

Esa es la premisa que escondieron tras Singularity los de Raven, padres de los grandes Hexen, Heretic y Soldier of Fortune, así como de los tristes y poco memorables Wolfenstein (2009) y Orígenes: Lobezno. Usar cosas del pasado, para avanzar en el presente.

Pero mucho ojo con esta afirmación, ya que tiene varias asas: Se le puede aplicar tanto a la historia, como al juego.

Empezamos la historia de manera muy tradicional, somos un marine hiper-guay, pero no tan pesado como el Jefe Maestro o como Marcus, y quedamos en una isla rusa aparentemente evacuada por no sé qué asunto de una radiación. A medida que avanzamos en la isla, nos enteramos que los rusoskis tenían una planta secreta de procesamiento en los 50s, donde estudiaban y le sacaban el jugo a un mineral tan volátil como raro, el E99. Por supuesto, la finalidad no era hacer helados para el verano.

En una de esas, una explosión electromagnética igual a la que hizo que cayera nuestro helicóptero, nos teletransporta al pasado, para buscar a Jacob donde salvamos de un accidente a un ruso chungo y gritón. Con tan buena suerte que, al regresar a nuestro tiempo, el ruso desgraciado de los cojones terminó conquistando el mundo con la ayuda del E99. ¿Gracias a quien? n.n

Imagen de previsualización de YouTube

Ahí empezará la resistencia (que sabe que fue nuestra culpa) a guiarnos para conseguir el DMT, un dispositivo portátil la mar de práctico que sirve para teletransportar objetos del pasado al presente, envejecer o rejuvenecer objetos, telekinetizar cosas (XD), y, lo más importante, joder a los bichos que empiezan a salir por todos lados. Claro, sin olvidar la ayuda inestimable de las típicas armas, pistola, rifle automático, escopeta, sniper, etc., todos maquillados según la historia. Todo con el fin de impedir que el ruso malo (que en realidad, ya no es ruso, ahora es cosmopolita, si lo pensamos a fondo) ponga sus manos en dicho dispositivo, y luego, matarlo. Ya sabes cómo es, si quieres evitar que alguien consiga algo, lo más práctico es llevárselo en persona y matarlo con ese algo.

A pesar de ser un refrito constante, la historia se deja colar y llega a ser, si bien, nunca apasionante, definitivamente bastante llevadera. Y cuidado si os pilla intrigados, queriendo saber que más pasó con las instalaciones en 1955.

Pero cuando decía que el juego se trata de tomar cosas del pasado y utilizarlas en el presente, también me refería a la jugabilidad como tal. Singularity es un frankenstein de elementos de muchos otros juegos muy exitosos, y no lo disimula.

Imagen de previsualización de YouTube

Entonces, vas de aquí para allá todo el rato sintiendo que estás jugando Half Life 2 (especialmente a partir del segundo cuarto del juego, los escenarios, los enemigos, el pueblo de zombies, los puzzles), o Bioshock (el principio, los poderes, las grabaciones desperdigadas, el nivel del barco “semi” hundido), y a pesar de todo, lo disfrutas. Sí, lo disfrutas, porque los creadores tuvieron la delicadeza de, si bien copiar tantas cosas, copiarlas bien, y fundirlas en un todo que funciona, que no se hace aburrido, y que tiene sus propios guiños a esas mismas sagas.

Aunque el principio es un poco lento, una vez pillas el DMT, todo se hace más dinámico, especialmente por la cantidad de poderes que irás desbloqueando con la historia. Aunque no tiene la variedad (y por lo tanto, la increíble gama de posibilidades estratégicas) de Bioshock, si cumple pudiendo matar a los rusos de diferentes formas, o buscando descubrir cuál poder es el más adecuado para qué monstruo o qué jefe cabrón.

Gráficamente, el juego chirría un poco. Sí, está más que bien, pero al usar como base el motor Unreal, ya la cosa no da para mucho. Incluso sufre de los mismos problemas de texturas lentas de cargar que tenía Bioshock en PS3.  Afortunadamente este detalle se oculta con una ambientación adecuada y una banda sonora que no llega a aburrir (ni a resaltar, hay que ser justos).

Imagen de previsualización de YouTube

El obligatorio modo online es otra cosa. Pero se rige por las mismas reglas, diversión mediocre para toda la familia. Sólo contamos con dos modos de juego, Exterminio (una versión lenta y pesada de Captura la Bandera) y Criaturas vs. Soldados (el Team Deathmatch de toda la vida). Serían un coñazo absoluto, si no fuera por la variedad de razas y habilidades que elegir.

En el grupo de los soldados, que van en primera persona, tenemos el guerrero (el tío con más resistencia y más daño), cuyo poder es el de lanzar “empujones” contra los monstruos, lo que ayuda mucho cuando los tienes encima. Está el corredor, que aparte de ser más rápido puede teletransportarse cortas distancias para esquivar ataques o incluso atravesar paredes o caminos angostos. El médico, que puede usar el DMT para curar a los otros soldados y que tiene la habilidad especial de ser abandonado por todos los putos guiris de la partida casi siempre. Y el espía, que se puede hacer invisible y usar su escudo para hacer counter a los ataques físicos.

Imagen de previsualización de YouTube

En la otra esquina, por los monstruos, bendecidos por la libertad de la tercera persona, tenemos el básico Zek, el humanoide rápido, que lanza bombas, y se hace invisible teniendo un bono de daño por la espalda. El Revertido, un humanoide muy lento, pero con mejor ataque físico, capacidad de plantar minas y el siempre práctico vómito que causa “estados alterados” en los enemigos y cura a los aliados. El Radion, un tanque de cuatro patas lento y pesado, pero que lanza misiles. Y la garrapata, definitivamente la más divertida de usar, un bicho minúsculo que se puede pasear por todo el escenario y correr por las paredes con ataque limitadísimo, pero con la capacidad de “robar” el cuerpo a los soldados: si le saltas en la cabeza, y nadie te mata mientras estás infectando al huésped, pasarás a jugar como soldado, pero sin cambiar de facción, con las ventajas y desventajas que esto implica.

Si bien las razas se prestan para convertir el modo online en algo increíblemente divertido y satisfactorio, por su alto componente estratégico, no os hagáis muchas ilusiones: lo normal es ver a los guerreros por ahí escapando de sus propios médicos, o ver médicos que van a matar bichos sin darle bola a los soldados que están medio muertos por detrás. Igual por el lado de los monstruos: un revertido por su cuenta no durará mucho, pero si va de apoyo tras un par de radions, curándolos, la historia cambia. Por supuesto, nadie agarra a los revertidos.

Otro de los elementos que impiden que la experiencia online de este juego sea todo lo satisfactoria que podría ser, es el pobre sistema de buscar partidas. Y esto sí me parece imperdonable, más siendo publicado por Activision, los masters del callofduty. Si pillas una partida online, ¡no la sueltes!, porque has encontrado un tesoro. De cada 10 veces que tratas de buscar partida, 6 serán infructíferas. Y por supuesto, olvídate de poder elegir a gusto si vas por captura o por team deathmatch: vas a jugar lo que toque. Y si no te gusta, anda a ver si tienes suerte encontrando otra partida.

Imagen de previsualización de YouTube

Siendo justos, supongo que esto se debe a la escasa cantidad de unidades vendidas, pero, nuevamente, si la gente no compra un juego, ¿de quien es la culpa?

Singularity es entretenido, pero pasará sin pena ni gloria, más por culpa de la poca publicidad que por el juego en si. Estamos cansados de ver juegos mediocres, mucho peores que éste, siendo publicitados hasta en los autobuses del pueblo y convirtiéndose por ende, en éxitos de ventas con miles y miles de jugadores online.

El veredicto final. ¿Cómo podemos decir que un juego tan regulero en tantos aspectos, sea bueno? Para la sequía de verano, está más que bien. Entretiene y el online le da algo más de vida, tanta como aguantes. Quizás no sea una compra obligada a 60 pavos, pero a 30, o menos, lo recomendaría con los ojos cerrados. Eso sí, solo si estas dispuesto a jugar Half Life 2 o Bioshock otra vez.

No hay respuestas para “Análisis: Singularity”

  • Xelux dice:

    “Singularity es entretenido, pero pasará sin pena ni gloria, más por culpa de la poca publicidad que por el juego en si”

    Totalmente de acuerdo, solo he oido de este juego 1 vez, y ni siquiera sabia que habia salido….

    Pues parece que el online esta bastante bien, igual en consolas no hay gente o la peña se dedica a lo que sea, pero en PC alomejor mola mas…

    Eso de que existan varios “trabajos” me recuerda al TF2 del orange box, aunque al final casi siempre hay uno mejor que otro, vamos, imbalancidades.

  • Gold-St dice:

    Tambien el último de los Halos que salió, me parece, tenía diferentes clases. Si, obviamnete desbalancea a los jugadores, pero es la gracia en ese tipo de juegos, no veas lo divertido que es cuando “juegan a que esán jugando” y funcionan como un equipo de verdad.

    Sinceramente, no entiendo por qué es tan difícil encontrar una partida donde las cosas funcionen. (Aparte, claro, de lo difícil que es encontrar una partida para jugar XD)

  • Xelux dice:

    Si el online no encuentra partidas, es simplemente porque la gente no juega….

    Imagino que harán como con el demon soul’s, dentro de x meses chaparán el cotarro online

  • Se me acumulan los juegos por jugar, esto es grave xD
    Gran análisis, señor Gold.

  • Kefka dice:

    Para ser un refrito y todo eso le has cascado un 7 xD
    Yo todavía no he jugado 🙁

  • Shock dice:

    No sabía que era de bichejos, ¿da miedo? xD

  • Borr13 dice:

    Es un buen juego…la verdad esque nunca habia jugado a juegos de este tipo es bastante raro pero se parece bastante al Call of duty deveria haber seleccion de misiones y alguna mision tipo francotirador o sigilo..xDD Tiene unos puntos que acojonan..

  • Gold-St dice:

    Hmm.. Hay una pequeña parte donde toca hacer de francotirador.. XD Varias, en realidad, si te lo quieres pasar en difícil y buscas economizar los items de vida.

  • Borr13 dice:

    De todas formas creo que a este juego le falta algo…

  • Borr13 dice:

    He probado este juego en Xbox360 y en PS3 y nunca llegaran a superar a las versiones de PC eso si tienes un buen equipo claro…aunque prefiero jugar en la PS3 que en el PC

Deja un comentario

Feed y redes sociales
Feed de Legend SKTwitter de KefkaFacebook LSKYouTube LSK
Entra y lee todos nuestros análisis
Buscar por Juegos
Buscar por Plataformas
Mini-Secciones
Archivos
Compteur Visitehomepage besucherzählercontador de usuarios online