slepingportadaJuego: Sleeping Dogs.
Género: Sandbox.
Plataformas: PC, Xbox 360, PS3 (Analizamos la versión de PS3)

Reconozco que si no lo hubieran regalado con PlayStation Plus nunca lo hubiera jugado. Parecía un clon rancio más de GTA. Sin personalidad y con la única finalidad de aprovechar el tirón de los sandbox, las pandilocuras y de la odiosa y sobrevalorada libertad en los videojuegos. ¡Y encima de Square Enix!

Gravísimo error. Los videojuegos hay que jugarlos antes de tan siquiera hacerse una mínima idea de ellos. Es verdad que con la experiencia aprendes a diferenciar la morralla de lo interesante con un simple vistazo, pero siempre te la pueden colar.

Me la colaron con Spec Ops y, afortunadamente, me ha vuelto a pasar con Sleeping Dogs.

El juego empieza sin que el jugador tenga mucha oportunidad de hacer sus cábalas sobre lo que se va a encontrar. Una escena introductoria que al principio suena a excusa para darnos los mandos y, al instante, te ves dando hostias y corriendo entre los puestos de comida rápida de las calles de Hong Kong. En ese momento te das cuenta de que Sleeping Dogs no es lo que parecía.

No es lo que parecía porque, en primer lugar, el punto central de su jugabilidad, y su mayor virtud, son los combates cuerpo a cuerpo. Como en esas películas coreanas donde a pesar de tener el mayor arsenal armamentístico posible optan por coger un cuchillo de cortar el pan, o un martillo, para darse amor mutuo. No es realista, pero tampoco lo pretenden.

El sistema de combates, además, es bastante simple: un botón para pegar, otro para agarrar y otro para esquivar. No hay más, y ni falta que hace. Lo que en un principio podría parecer algo extremadamente limitado, poco a poco se va complicando añadiéndole combinaciones y combos al sistema (a cada cual más espectacular), haciéndolo endiabladamente divertido y lo suficientemente complejo como para no aburrir. De hecho, cerca del final, cuando tengamos la mayor parte de los combos desbloqueados, acabaremos usando los dos o tres más comunes, puesto que nos resultará prácticamente imposible memorizar todos los patrones. Y no porque sean combinaciones enrevesadas de botones, sino porque cada una requiere una situación específica para usarse. Por ejemplo que el enemigo esté en el suelo, que esté aturdido, que le hayamos esquivado un golpe…

sleping3

Además de esto, las peleas tienen algunos detalles propios que las hacen todavía más interesantes. Uno de esos detalles es la posibilidad de usar elementos del escenario para ganar a nuestros adversarios. Por ejemplo, si tenemos cerca una tienda con la persiana hasta arriba, podemos llevar al rival hasta la zona y bajar salvajemente la persiana contra su cabeza a modo de guillotina. Es algo parecido a las “muertes de entorno” que incluían juegos como Manhunt 2 o Madworld.
La consecuencia de hacer estas cosas, y en general de hacerlo bien en el combate, ocasiona que se vaya rellenando una barra de “respeto” en nuestro personaje. Cuando esa barra está completa nuestros enemigos empezarán a recular por el miedo, y la vitalidad del personaje empezará recuperarse. Es algo que nos puede salvar la vida en muchas ocasiones, ya que siempre pelearemos rodeados de bastantes enemigos. Nada de 1 Vs 1.

Como decía antes, el elemento clave de la jugabilidad en Sleeping Dogs es la de los combates cuerpo a cuerpo, pero no es lo único que ofrece.
Como es habitual en el género, no faltarán tampoco los tiroteos (aunque suelen ser pocos y muy bien situados) y las persecuciones.
A diferencia de otros clones, las persecuciones aquí no están para adornar, sino que tienen una importancia bastante notable dentro del juego debido a la inmensa espectacularidad de cada una de ellas, donde saltar de un coche en marcha a otro, en mitad de una autovía a más de 100 por hora, será algo bastante normal.
Por si quedaban dudas de su naturaleza arcade, cosas como esta nos recuerdan una y otra vez que Sleeping Dogs no es un juego que pretenda ser realista. Aquí se busca sorprender al jugador, y si para ello tienes que dejar a un lado cierta coherencia en el desarrollo de los hechos, se hace sin problema. Desde un primer momento las cartas están sobre la mesa, y el jugador sabe a lo que se enfrenta, por lo que en ningún momento podremos sentirnos engañados (Revolution Software, te miro a ti).

Quitando estos dos elementos que lo hace estar por encima de todos sus competidores, el resto del desarrollo es común al de los sandbox del estilo: posibilidad de ir a saco por las misiones de la historia principal o perderte en las muchísimas tareas opcionales que el juego te ofrece. Estas van desde las típicas misiones de “ayuda a X persona” o las carreras de coches por la ciudad, hasta cosas tan extravagantes y atípicas como apostar en peleas de gallos o conseguir la máxima puntuación en los locales de karaoke (con un minijuego bastante tonto).

sleping1

Las misiones de la historia principal, aunque pueda dar la impresión de lo contrario, es lo que más destaca en el desarrollo. Entre otras cosas porque en Sleeping Dogs la historia es bastante decente.

Tomamos el papel de Wei Shen, un policía estadounidense nacido en Hong Kong que abandonó el país a los 10 años.
Debido a su talento, y a su origen asiático, lo mandan de nuevo a China para infiltrarse en una de las tríadas y deshacerla desde dentro. Específicamente el objetivo de la policía es la organización Sun On Yee (la organización real en la que se basa se llama Sun Yee On), donde Wei Shen aprovecha su relación pasada con algunos de los integrantes para ganarse la confianza y ser aceptado en ella.

El papel de Wei Shen es, por tanto, aceptar los encargos de los Sun On Yee para ser un miembro de pleno a la vez que colabora con la policía para aprovechar los tejemanejes que va descubriendo desde dentro. Esto se refleja en la jugabilidad de forma muy buena con unas ramificaciones en el desarrollo bastante satisfactorias. Ya que podremos decidir en todo momento si dedicarnos exclusivamente a ayudar a la organización o ir aceptando también las misiones relacionadas con investigaciones de la policía.
Argumentalmente solo hará falta completar la historia de la tríada para pasarse el juego, pero ahí están las posibilidades, y se agradece.

Antes dije que la historia es bastante decente. Eso no quiere decir que sea algo novedoso nunca visto antes, simplemente que está bien narrada y se deja disfrutar bastante bien. Es una historia de género pura y dura, con sus clichés y sus situaciones previsibles, pero una historia muy bien contada. Principalmente porque el protagonista, que es el que debe llevar el peso del juego, se deja querer sin muchos esfuerzos, gracias a que está muy bien construido y con una personalidad con la que no cuesta identificarnos.

El dilema moral que se plantea en el juego, que en el fondo es el mensaje principal que intenta hacernos llegar, consigue implicar al jugador para que, como mínimo, se interese por lo que está viendo. Ese dilema del que hablo es algo a lo que Wei se tiene que enfrentar conforme se va ganando la confianza de los Sun On Yee.

No quiero hablar más de la cuenta, pero para que lo comprendáis: es un agente doble que consigue ganarse la confianza de la organización criminal. Eso le hace implicarse demasiado en ella hasta el punto de considerarse realmente un miembro más, olvidándose, por momentos, que su objetivo real es destruirla desde dentro.

Como decía, no es algo súper original e inesperado. Pero sí lo suficientemente bien hecho como para mantenernos con interés de principio a fin.

sleping2

¿Mejor que GTA IV?

He leído en muchos sitios que Sleeping Dogs es un “clon decente” de GTA IV, pero que no llega a su nivel. En momentos así me pregunto si de verdad hemos jugado al mismo juego. Sleeping Dogs es un juego muy superior a GTA IV en absolutamente todos los aspectos posibles: historia, personajes, jugabilidad, desarrollo, diálogos y, si me apuras, hasta en ciudad. Es increíble lo detallada que está toda Hong Kong y el especial mimo que se le ha puesto para conseguir una ambientación lograda y coherente. ¡Hasta sus habitantes hablan chino! Específicamente cantonés, uno de sus dialectos.

Sleeping Dogs es, para mí, una de las mayores sorpresas de la generación. Coge todos esos elementos que definen a los sandbox, y en concreto a los GTA, para moldearlos a su antojo lo suficiente como para desmarcarse de todos ellos hasta el punto de poder mirarlos por encima del hombro.

Se convierte desde ya (porque lo digo yo) en uno de los imprescindibles de la generación y, posiblemente, en el mejor sandbox de los últimos años.

8 comentarios para “Análisis: Sleeping Dogs”

  • Acosta dice:

    Pos habra k jugarlo pk a mi el gta IV me gusto en demasia y si es como dices

  • Nicolás Flamel dice:

    La verdad ni después de leer tu análisis me llama la atención, los sandbox como que nunca han sido mucho de mi agrado (y eso que le dedique casi 100 horas al san andreas en el ps2), aunque si de casualidad lo llegan a regalar con el plus también en América, igual y le de una oportunidad 😛

  • Amadeus Alabaster dice:

    Normal que sea mejor que el GTA 4, si esta sobrevalorado. Lo he empezado 3 veces y 3 veces que lo he dejado de lo aburrido, tedioso y nada divertido que es.

    Totalmente de acuerdo con tu análisis aunque no haya jugado a este XD pero lo tengo en espera. Solo por lo que has dicho del gta que nadie se atreve a decir.

    Por cierto, lo pondrías mejor o peor que just cause 2? que el otro día estaba de megaoferta en steam y no pude resistirme..

  • Kefka dice:

    @Amadeus Alabaster: pues no lo he jugado como para saberlo =/

  • Shock dice:

    Y saber que lo pude tener gratis, pero llegué tarde…

    La demo no parecía tanto. Los combates mano a mano me gustaron mucho, pero los tiroteos me hicieron dejar abandonada la demo, a pesar de ser corta.

  • Amadeus Alabaster dice:

    @Kefka: oooh lastima. era por curiosidad.

  • Tex dice:

    @Kefka: No jueges al GTA IV. Debe de ser el juego más aburrido del mundo, no tiene ni un solo punto salvable. Estoy igual que Amadeus, intento acabarlo y no hay manera.

  • Kefka dice:

    @Tex: A GTAIV claro que he jugado. Y completado. Y analizado. Hablaba de Just Cause 2.

Deja un comentario

Feed y redes sociales
Feed de Legend SKTwitter de KefkaFacebook LSKYouTube LSK
Entra y lee todos nuestros análisis
Buscar por Juegos
Buscar por Plataformas
Mini-Secciones
Archivos
Compteur Visitehomepage besucherzählercontador de usuarios online