xilliacover

Un nuevo Tales of siempre es motivo de celebración para los que amamos los JRPG. Sean mejores o peores juegos no se puede negar que, al menos, son fieles al género que representan. Algo que, ya sabéis de sobra, hoy por hoy es casi digno de mencionar.

Ya conocéis de sobra mi historia con los Tales of, pero nunca está de más recordarla. Conocí la saga con Eternia, juego que me pareció muy superior a la media del género, y que por ello me interesé en seguir indagando.

Después vino Abyss, que directamente me dejó con el culo torcido. Tras ello vinieron Symphonia 1 y 2.

Pasé sin mucho éxito por Phantasia y Destiny, el primero lo tuve que dejar por un bug y el segundo por aburrimiento (prometo dar una segunda oportunidad a ambos).

Después, tras mucho tiempo sin tocar nada de la saga, le llega el turno a Xillia en PS3.
Cuento toda esta historia porque, aunque me faltan títulos por jugar, creo que ya puedo decir que tengo algo de experiencia en la saga.

Vamos al lío.

Tales of Xillia cuenta la historia de Jude, un joven estudiante de medicina cuya vida da un giro de 180º al conocer a Milla, una misteriosa chica capaz de invocar a los cuatro grandes espíritus.
En el mundo de Rieze Maxia conviven con armonía seres humanos y espíritus. Tanto es así que son los propios espíritus los encargados de suministrar a los humanos cosas tan básicas como la electricidad, e incluso son responsables directos del tipo de clima que azota a cada localización.

Jude descubre gracias a Milla que el reino de Rashugal ha estado experimentando con una máquina capaz de absorber el maná del planeta. Si esto continúa así podría verse en peligro el eterno equilibrio entre humanos y espíritus.
La misión de la pareja protagonista es, por tanto, evitar por todos los medios que esto suceda.

La historia, como ya podéis apreciar, vuelve a ser un espejo de la manida reflexión ecologista “humanos se cargan el planeta malgastando los recursos que éste nos proporciona”. Es un mensaje que ya hemos visto en demasiados juegos del género. Pero que, aún así, sigue siendo atractivo.
Personalmente a mí ya se me empieza a atragantar un poco. De todos los Tales of jugados creo que este es, con diferencia, el que tiene un peor argumento. No el planteamiento, sino su desarrollo. Una historia de “un grupo de gente quiere salvar el planeta porque están acabando con sus recursos” puede ser MUY buena si se hace bien (no hace falta que dé ejemplos, ¿verdad?) pero no es el caso.

xillia1

Normalmente en un Tales of no ves venir ni de lejos los giros de guión que va a tener el juego. De hecho es que prácticamente todos empiezan con un objetivo inicial y acaban con otro radicalmente distinto. Aquí también hay giros, y desde luego no son previsibles, pero la premisa argumental sí se mantiene casi todo el juego intacta. Y eso acaba siendo un poco decepcionante.

También, por otro lado, tenemos los personajes, que son bastante flojos. Hace aproximadamente un mes que he completado el juego y os juro que solo recuerdo el nombre de uno de los personajes secundarios. Ese es mi indicativo personal de que estamos ante un plantel que pasa bastante desapercibido. Sobre todo porque estamos hablando de una saga que mima hasta el límite este apartado (¿alguien puede olvidar a los personajes de Tales of the Abyss?), y en este caso flaquea.

De todas formas no quiero alarmar a nadie, que los personajes no sean buenos no quiere decir ni mucho menos que sean malos. Ya he dicho más de una vez que un mal Tales of es mejor que muchos buenos juegos.

En Tales of Xillia sigue existiendo esa obsesión por desarrollar la personalidad de los personajes mediante skits, simplemente sucede que la mayoría de ellos son bastante planos y previsibles. Sabes con exactitud lo que van a decir cada uno de ellos antes de que lo digan y cómo se van a comportar. El único que se escapa un poco de ese control es Alvin, y aún así debo decir que me ha parecido un personaje lamentable. Una cosa es querer hacer un personajes misterioso que guarde muchos secretos y otra que su actitud caiga en constantes contradicciones solo para poder darle la sorpresa al jugador.

xillia2

El sistema de combates vuelve a ser una copia exacta de lo que en su día creó Symphonia, perfeccionó Abyss, y terminaron de desarrollar posteriores entregas. Por si alguien se lo pregunta: sí, es muy bueno. Si durante tantos años han habido tan pocos cambios en el sistema es porque precisamente funciona muy bien.
Seguramente lo conozcáis todos, pero por si acaso: manejamos a un personaje en un entorno abierto con total libertad de movimiento mientras podemos efectuar ataques normales o las archiconocidas artes, que vendrían a ser las “magias” de Tales of Xillia. La novedad en esta entrega llega en que esta vez podremos aliarnos o enlazarnos a alguno de los compañeros de batalla que maneja la IA. El objetivo de esto es poder beneficiarnos de la especialidad de combate de cada personaje a la vez que podremos realizar ataques conjuntos.
Por poneros un ejemplo, si nos enlazamos con Alvin, éste será capaz de romper la defensa de los enemigos. Es decir, que si están siempre defendiéndose o son unas mulas impenetrables, gracias al enlace podremos sobrepasar esa barrera con facilidad. Cada personaje tiene una utilidad que habrá que saber leer para aprovecharlo al máximo en los combates.
Esta pequeña novedad añade lo justo y necesario como para aportar una ligera brisa de aire fresco al sistema y que por tanto no se haga tan monótono. Especialmente contra los jefes, donde debes tener muy en cuenta con quién te enlazas para poder salir victorioso sin muchos esfuerzos.

Al principio dije que Tales of Xillia era un juego fiel al género. Alguien que no esté muy metido en el tema le puede sonar un poco raro. Para explicar a qué me refiero no nos tenemos que ir muy lejos, hace unas semanas publiqué un análisis de Bravely Default donde contaba, precisamente, que Square Enix había ninguneado una vez más el estilo de juego que le dio la fama.
¿Qué es ser fiel al género? Algo tan simple como seguir las concesiones que durante tantos años se han mantenido intactas. Tales of Xillia en este caso sí se siente orgulloso del género que representa, sí se atreve a confiar en un sistema de combates que le ha llevado a la gloria durante tantos años. Y sí se atreve a plantearnos enfrentamientos jodidos del que será necesario volver atrás para equiparse y entrenar.
Eso es un JRPG. Así es como hay que hacer un juego del género, preocupándote por el público que siempre te ha sido fiel y no poniendo parches para que hasta tu abuela pueda ver los créditos finales.

xillia3

Hay únicamente una sola cosa que no me ha gustado en el desarrollo jugable, y es la posibilidad de darnos a elegir a quién queremos manejar de los dos protagonistas al principio del juego. El 95% de la aventura siempre estarán juntos, pero en el otro 5% restante sus caminos se separan por muy poco tiempo, ¿qué sucede en este tiempo? Que el jugador conocerá en primera persona lo que está pasando según el protagonista que haya elegido. Me parece un recurso bastante tramposo para aumentar la rejugabilidad.
¿Para conocer 15 minutos de historia debo volver a repetir 30 horas de lo mismo? Lo dicho, una tomadura de pelo que no me ha gustado nada.
Por supuesto ni que decir tiene que no he caído en la “trampa”. Me he pasado el juego con Jude y ya está. Si hay cosas de la historia que no me he enterado ha sido exclusivamente por este fallo de diseño en el desarrollo del juego.

Dejando a un lado ese pequeño detalle, que en realidad no empaña demasiado el conjunto, el resto del juego mantiene un desarrollo clásico de los que tanto me gustan. Es decir, un buen equilibrio entre exploración en ciudades y mazmorras, sin que éstas sean muy porculeras en cuanto al planteamiento de puzles. Recuerdo que eso en Symphonia me trajo por el camino de la amargura.

xillia4

Creo que ya he contado todo lo que deberíais saber del juego. Tales of Xillia es un JRPG muy correcto que hoy en día destaca en exceso debido a lo necesitados que estamos en esta materia. Mirándolo fríamente y, sobre todo, comparándolo con juegos de su misma saga, no consigue ser un título muy a tener en cuenta.
Ni siquiera en esta generación lo consideraría de los mejores; Xenoblade, The Last Story o Lost Odyssey me parecen bastante mejores opciones.

Aún así, ya lo dije al principio, un Tales of siempre es interesante para los amantes del género. Y esta entrega no es una excepción.
Si os gustan los JRPG os va a entretener durante un buen puñado de horas. Pero solo eso, entretener. No os va a robar el alma como sí pudieron hacer Symphonia o Abyss. Avisados estáis.

8 comentarios para “Análisis: Tales of Xillia”

  • Ricardo dice:

    Una pena lo de su argumento, aun asi me lo apunto para cuando este de oferta.

  • Kurono dice:

    Pero, ¿que buenos argumentos tienen los “Tales of…”? Porque si bien divertidos (especialmente los mini-diálgos entre los miembros de la Party, cuando andas vagando por ahí, que suelen darle algún toque dramático, divertido o curioso), no dejan de ser típicos shonen reciclados a más no poder.

    Y bueno, si es cierto el porcentaje de juego que tienes que repetir es demasiado para ver tan solo un 10% más de la historia, muchas gracias; aunque supongo que si tiene la opción de “New Game+”, con todos tus cacharros y experiencia para obtener todos los demás extras, no estaría mal darle unas cuantas horas más y conseguir todo.

  • Kefka dice:

    @Kurono: si Tales of the Abyss no tiene un buen argumento no sé qué otros juegos pueden tenerlo.

  • Kurono dice:

    Pues al menos aquí piden algo más de “profundidad” al argumento. Ser algo más denso. Tales of… es lo que es, un juego muy lindo, con excelente sistema de combates, con un argumento sencillo de seguir y bastante tópico del shonen japonés. Tales of Abyss es buen argumento, pero si lo comparas con otros argumentos de otros juegos, no deja de ser algo trillado. Quizá no debía usar la palabra “malo” tan así, pero no dejan de ser argumentos muy sencillos y en algunos momentos, muy genéricos. En fin, yo adoro los Tales of… desde el original de SNES que jugué en emulador allá en el 2002, luego seguí con Abyss, Innocense (otro emulado), Symphonia, Graces F… quizá son 450 horas de juego entre los 5 juegos. Y lo pasé genial, pero no por la historia precisamente sino por la necesidad de explorar todo el mundo que me ofrecen, enorme y lleno de vida y monstruos.

    PD: A mi me jodieron el argumento del Tales of Symphonia, pero me dio igual, lo jugué unas 120 horas y le saqué casi todo el jugo.

  • Kefka dice:

    @Kurono: para mí un buen argumento en un JRPG debe cumplir una premisa básica: que en las primeras horas no sepas lo que te viene encima. Hay muchísimos juegos donde te enseñan ‘de qué va’ el argumento, y así se mantiene durante todo el juego hasta el final. Eso en los Tales of no pasaba. En Xillia sí.

  • Kurono dice:

    Y en Tales of Phantasia al principio inicias persiguiendo un tipo que luego es IRRELEVANTE para el resto de la historia del juego (spoiler, lo mata el malo malísimo al cual debemos luego derrotar).

    En Tales of Sympohonia empiezan con una imagen de “buenos” y “malos” y ambos (spoiler) son básicamente hijos de la misma madre.

    En Tales of Graces ya es un poco más interesante, pero es el topicazo de venganza del protagonista principal y la “misteriosa” chica desconocida.

    Te digo que me equivoqué al denominar estas historias como malas, sin embargo son muy típicas de los videojuegos (y mangas) japoneses. No es nada extraordinario, pero a mi los Tales of… no los termino jugando por su historia (aunque me termina gustan mucho el carisma de algunos personajes) sino porque me fascina descubrir secretos y coleccionar chorradas en mundos enormes. Vamos, acepto mi error, pero no me sorprenden nada. Aunque bueno, acepto que al menos el Phantasia de SNES si lo hubiera jugado en el 97 o 98, ahora no lo bajaría del altar de top 10 historias (era más joven, tenía menos experiencias, había leído menos…)

  • Kefka dice:

    @Kurono: Creo que la ‘grandeza’ de los Tales of reside en que son los JRPG más equilibrados que existen. No son los mejores en ningún apartado, pero todos ellos mantienen el tipo muy por encima de la media..

  • Kurono dice:

    Jejejeje por supuesto. No poseen los mejores gráficos, no tiene la mejor de las historias, su gampeplay no es para tirar cohetes, pero por contra nunca fallan. Estable en su apartado técnico (aun puedo jugar los de PSX con sus pixelotes, porque el diseño artístico es bueno), la historia te atrapa e interesa porque la cuenta de una buena manera (aunque luego la deduzcas fácilmente) y el gameplay es sólido como una roca (creo que solo el Mario 2D es la otra cosa más sólida en cuanto a Gameplay). Simplemente diversión y un buen reto, algo que se agradece en cualquier juego. Casi ningún Tales of… se haría merecedor en una escala (muy personal) de 1 a 10 de un 9, pero difícilmente le daría un 7.5. Si revisas foros y lugares donde se habla de juegos, los Tales of… son muy queridos, aunque poco memorables, un sólido 8/10 suele ser la apreciación general, no muy alejado de lo que yo creo que se valoran.

Deja un comentario

Feed y redes sociales
Feed de Legend SKTwitter de KefkaFacebook LSKYouTube LSK
Entra y lee todos nuestros análisis
Buscar por Juegos
Buscar por Plataformas
Mini-Secciones
Archivos
Compteur Visitehomepage besucherzählercontador de usuarios online