catladyLos que me leéis habitualmente sabéis de sobra que detesto todo ese halo pretencioso y gafapastil que rodea al término indie. No es culpa del término en sí. Sino de todos esos desarrolladores caraduras que arropados por la moda de la dichosa palabra pretenden ganar dinero por plagiar mecánicas exactas de las de hace veinte años. Y con peores gráficos.

He llegado a leer en las descripciones de Steam el uso de “estilo gráfico retro” como una característica destacable.
Señores, los que llevamos años en esta industria ya disfrutamos, si se puede decir así, de esos gráficos. El medio ha evolucionado, gracias a Dios, y pretender vender como algo bueno lo que hace veinte años era limitación de hardware es de tener la cara más dura que el mármol.

Dicho esto, donde sí que considero que los indies pueden hacer un buen trabajo es a la hora de ofrecer mecánicas o argumentos que por su naturaleza tan arriesgada solo sea concebible dentro de este campo. Por poner un ejemplo reciente: ningún señor encorbatado en su sano juicio se atrevería a financiar un juego como The Stanley Parable. También habría que ver si hay alguna gran desarrolladora con el talento necesario para hacer algo así, pero ese es otro tema.

Cuento todo esto porque The Cat Lady es otro ejemplo perfecto de juego que jamás estaría firmado por alguna compañía de renombre. Y únicamente por un detalle: su argumento.

Desde el primer segundo de juego ya recibimos la primera bofetada. Una mujer llamada Susan Ashworth nos cuenta sus últimos segundos de vida. Vive sola en su apartamento y acaba de tragarse 34 pastillas de un potente somnífero. Está cansada de vivir y ha decidido ponerle fin a su sufrimiento. Nos cuenta que nadie la echará de menos, excepto unos cuantos gatos que alimenta todas las noches en su apartamento.
El final de su nota de suicidio es demoledor: “Gracias por nada. Adiós”.

Es al morir cuando nosotros manejamos a Susan. Aparecemos en un extraño escenario donde, tras unos cuantos acontecimientos que es mejor no destripar, nos topamos con un ser semi divino que ofrece a Susan un último propósito en su vida: tendrá que deshacerse de los cinco parásitos. Personas piscópatas que habitan en su entorno y que deben morir.

Este ser advierte a Susan que hasta que no consiga ese objetivo no podrá morir. La devolverá a la vida y la hará inmortal mientras dure su tarea. Da igual que intente suicidarse de nuevo, o que la maten. Siempre resucitará. Es probablemente el castigo más despiadado que se le podría hacer a un suicida.
Tras aceptar a regañadientes, Susan despierta en una habitación de hospital. Se podría decir que aquí comienza verdaderamente The Cat Lady.

catlady4

El argumento, como ya imaginaréis, es bastante duro. La depresión y el sucidio es el tema principal donde el juego ahonda, pero no se queda ahí. También se habla de violencia de género, de enfermedades terminales y, en definitiva, de tragedias humanas con las que solemos convivir día a día, pero que nunca prestamos atención porque siempre le pasa a otro.
Efectivamente, The Cat Lady no es un plato de buen gusto. Está maravillosamente escrito, especialmente sus dos personajes protagonistas, y jugablemente funciona (luego hablo de ello), pero es un juego que agota psicológicamente. Su ambientación es terriblemente oscura, y según el estado de ánimo en el que se encuentre el jugador puede terminar el día bastante jodido por culpa de algunos diálogos bastante crudos.

Desde Silent Hill 2, cuidado con esto, no me topaba con un argumento tan desolador en un videojuego. Un argumento que escupe a la cara del jugador todas las miserias de la condición humana sin ningún tapujo.
De hecho, a riesgo de que me acusen de estar obsesionado con el dichoso juego de Konami, creo que The Cat Lady comparte bastantes elementos con él.
La forma de tratar una historia humana tan dura mediante elementos fantasiosos, por ejemplo. La banda sonora con esos acordes tan rasgados que es imposible que no recuerde a Yamaoka. Y por supuesto todo el halo onírico y surrealista que se desprende constantemente a cada paso.

Es cierto que existen algunos elementos en la trama que chirrían un poco, especialmente aquellos donde intervienen los parásitos. Es como si cada cierto tiempo te tuvieran que recordar que estamos en un videojuego, y que hay que hacer cosas de videojuegos, no solo leer.
Aunque, a decir verdad, esas partes suponen un respiro de diversión ante tanto mensaje pesimista. De hecho es que son esas partes las que hacen a The Cat Lady una aventura gráfica. Si no, creedme, el juego sería 100% diálogos.

Jugablemente estamos ante una aventura gráfica de terror. ¿Da miedo? No, pero te llevas unos buenos sustos por culpa del tramposo método de subir el volumen de repente en según qué escenas. Creo que el juego sinceramente no lo necesitaba. Hacer terror de esa forma tan rastrera no es ni mucho menos algo de lo que presumir. Y además lo único que consigue con eso es alejar a ese público que no le gusta pasarlo mal en los videojuegos. The Cat Lady podría ser tan buen juego, incluso mejor, sin todos esos sustos.

catlady3

Volviendo al aspecto puramente jugable, el manejo se realiza mediante teclado en escenarios en dos dimensiones. Es decir, que solo podemos mover al personaje de forma horizontal. Este método tan curioso tiene su parte buena: que no se nos escapa ni un solo objeto del escenario, puesto que al pasar cerca de alguno siempre nos aparecerá un mensaje para interactuar con él.
Dejando a un lado esta interfaz tan curiosa, el resto se comporta como una aventura gráfica con todas las de la ley.
Lo de siempre: coger un objeto por aquí y usarlo por allá. La dificultad es bastante asequible, y a poco que nos paramos a pensar damos con la solución de todos los puzles sin problema.

La única vez que me atranqué en The Cat Lady fue por un bug del juego. Sabía lo que tenía que hacer y lo repetía una y otra vez sin éxito. Cansado de buscar alternativas dejé de jugar. La vez siguiente que me puse con él, volví a probar el mismo método y funcionó. Desde luego es un fallo bastante importante que te hace perder toda la confianza hacia el juego. Desde ese momento hasta el final estuve siempre con la mosca detrás de la oreja cada vez que algo no me funcionaba. ¿Será de verdad así o es otra vez un bug?
Mi consejo es que si algún puzle os ocupa más de media hora, busquéis en alguna guía. Porque de verdad que es un juego muy fácil y solo se me ocurre que alguien se pueda atrancar por culpa de algún fallo externo.

También tuve otro bug muy curioso que me hizo repetir un buen trozo de la aventura al intentar usar un objeto mientras me mataban (sí, puedes “morir” en The Cat Lady). Cuando intenté usarlo, el juego dio un mensaje de error y se cerró.

En esta industria hay veces que te encuentras a desarrolladores abarcando más de lo que pueden. Tenemos a tipos como David Cage, con un arsenal tecnológico brutal a sus espaldas para luego hacer guiones mediocres, como el caso de Beyond. Y en el otro extremo tenemos a The Cat Lady, donde nos encontramos con un guión sobresaliente pero con un hilo conductor, el juego en sí, al que técnicamente se le nota mucho las costuras. Y ya no solo por los gráficos, que son lamentables, sino por cosas más graves como los bugs que he mencionado. O la espeluznante resolución: solo se puede jugar a 800×600.

catlady2

Si consigues que los bug no te toquen mucho la moral, y no te preocupa que el apartado gráfico sea tan atroz, The Cat Lady se convierte es una de las propuestas más originales de los últimos años. Tiene probablemente uno de los mejores guiones, si no el mejor, que se ha escrito en una aventura gráfica. Y desde luego uno de los más oscuros y desoladores que se han hecho nunca en toda la historia de la industria.

Aunque suene a broma, haced caso a este consejo que os doy: no lo juguéis si vuestro estado de ánimo no es muy favorable. The Cat Lady es un viaje introspectivo que plantea unas cuantas reflexiones que directamente os puede destrozar el día. No es un juego fácil de afrontar ni de digerir.
Es un juego para pasárselo una vez y no volverlo a tocar nunca.

Debido a la crudeza de lo que muestra se encuentra con pie y medio fuera de la línea imaginable que define el límite de lo divertido. Igual que películas como Johny cogió su fusil o libros como The Girl Next Door.

Pese a todo, en mi caso, la experiencia ha merecido la pena.

12 comentarios para “Análisis: The Cat Lady”

  • Zhen dice:

    Pues este es el tercer texto que leo de este The Cat Lady que lo pone bastante bien y va a caer sin dudarlo. Encima sí dices que tiene ciertas similitudes con Silent Hill 2 pues, aún más ganas de jugarlo. Eso si, como seguidor de las aventuras gráficas, lo que dices de que posiblemente sea la aventura gráfica con mejor argumento me hace arquear la ceja un poco. Pero sólo un poco.

    Por mi parte creo que la única película que me encantó pero que no volveré a ver jamás es “La tumba de las luciérnagas”.

    No comparto del todo que los indies sólo copien mecánicas de hace 20 años y menos que los gráficos 2D con pixeles sean un timo, pero “I respect your opinion”.

    Por cierto hay una pequeña errata cuando dices: “Tenemos a tipos como David Cage, con un arsenal tecnológico brutal a sus espaldas para luego hacer guiones mediocres, como el caso de Beyond.”
    Deberías decir:”Tenemos a tipos como David Cage, con un arsenal tecnológico brutal a sus espaldas para luego hacer guiones mediocres, como el caso de Farenhait, Heavy Rain y Beyond Dos Almas.”

    (Esto último es troleo ^_^)

  • Nicolas Flamel dice:

    Debo aceptar que, por el nombre, pensé que no seria ningún juego “recomendable”, veo que me equivoqué, en cuanto pueda seguro le daré una oportunidad 🙂

  • Locke dice:

    Se ve increíble por lo que mencionas,lo dejare descargando ahora mismo..
    yo lo ultimo que he jugado indie(creo que es indie) es shovel knight, es un plataformero de 16 bits.. de lo mejor que he jugado honestamente..
    no es de terror, ni trata ningun tema, pero es muy entretenido, lo recomiendo 🙂

  • Sacul dice:

    Vaya, por tus comentarios creí que le darías 3 cristales, aunque parece que el apartado técnico sí que te ha cabreado xD. Me recuerda bastante al Silence of the Sleep, sálvo que éste tiene un acabado mucho más profesional y artístico, pero con una historia y atmósfera igualmente tétricas.

  • horo dice:

    kefka quiero “algo” sobre la salida de ffxiii en steam ya!!!!
    PD: te dedico su compra 🙂
    Bezitos!!

  • Kefka dice:

    Ya he visto que es una chapuza de port. Pero no voy a indagar más xD

  • Horo dice:

    Para cuando el proximo tio¿¿ ya hace mas de un mes…

  • Kefka dice:

    Tenéis la increíble capacidad de preguntarme cuándo voy a escribir siempre que un día antes he empezado a escribir algo.

  • Nahuel dice:

    Me lo termine, y ni de casualidad le llega ni a la suela del zapato a Silent Hill 2, no es un mal juego, pero no es un gran juego tampoco, esta bien

  • Kefka dice:

    @Nahuel: obvio, nadie ha dicho lo contrario xD

  • Valentin R dice:

    Espera, le has dado 2/5 a este juego ¿estas loco? minimo se merece 4/5, excelente juego, de verdad de los pocos juegos con tematica oscura que haya logrado dejarme sastisfecho.

Deja un comentario

Feed y redes sociales
Feed de Legend SKTwitter de KefkaFacebook LSKYouTube LSK
Entra y lee todos nuestros análisis
Buscar por Juegos
Buscar por Plataformas
Mini-Secciones
Archivos
Compteur Visitehomepage besucherzählercontador de usuarios online