Juego: Trine.
Género: Puzles-Plataformas.
Plataformas: PC, PS3.
(Analizamos la versión de PC)

No nos engañemos, los juegos independientes suelen ser, en su mayoría, mierda adornada con lacitos de pasta negra. Pero de vez en cuando suelen escaparse algunas que otras genialidades que nos devuelven la esperanza perdida tiempo atrás.

Tenemos casos como Braid y Amensia, que no solo son buenos, sino que han acabado siendo de lo mejorcito que se puede jugar en su género en toda la historia. Por desgracia no es algo muy común, pero eso no quita que sigan saliendo juegos ‘indie’ muy superiores en calidad a la mayoría de lanzamientos con campañas de marketing millonarias detrás.

Trine desgraciadamente no está dentro del primer grupo, pero sí del segundo. Y eso obviamente es muy bueno. Vamos al análisis.

Estamos ante un juego de puzles recubierto con un bonito envoltorio de plataformas y sazonado con unos cuantos elementos de rol. La mezcla promete, ¿eh?
Tomamos el papel de un mago, un guerrero y una ladrona que, a causa de los misteriosos efectos de un artefacto mágico, sus almas quedan unidas y se ven obligados a cooperar juntos para avanzar. Excusa de oro para plantear la situación tan curiosa de su jugabilidad: solo podemos usar un personaje en pantalla y debemos ir intercambiándolos según la situación que se nos plantea.
Cada personaje posee habilidades únicas y muy útiles pero que necesitan ser complementadas entre sí para poder continuar por el bellísimo, pero maldito, reino que hemos de atravesar en Trine.

El mago es capaz de crear cajas y pasarelas, además de mover elementos del escenario pesadísimos gracias al poder de su mente. La ladrona, el mejor personaje, es capaz de colgarse desde casi cualquier sitio con una cuerda, además de poder atacar con su arco. El guerrero, por último, es el personaje de fuerza bruta, ideal para plantarle cara a los muertos vivientes que constantemente nos incordian.

Durante las más o menos 6 horas que dura el juego, tendremos que ingeniárnosla para combinar las distintas habilidades de nuestros personaje para completar los “acertijos” planteados. Muy entre comillas lo de acertijos, ya que la mayoría de ellos son absurdamente fáciles y en ningún momento tendremos que pararnos a pensar cómo solucionarlos. Culpa de ello, creo, la tiene el hecho de que existan muchísimas formas de resolución dependiendo de nuestra forma de jugar. Y un juego que se apoya tanto en las físicas de los objetos… al final siempre termina siendo un paseo conociendo tres o cuatro patrones de actuación.

Por tanto, tenemos un juego de puzles donde no tendremos que pensar para avanzar. Entonces, ¿es una mierda? No necesariamente, ya que el juego sigue contando con varios elementos que lo siguen haciendo apetecible para el jugador. Esto es, el plataformeo y el desarrollo de las habilidades de los personajes, AKA “tintes de rol”.

Según vamos matando enemigos vamos adquiriendo experiencia que posteriormente debemos utilizar para desbloquear mejoras en las habilidades. Por ejemplo, en el caso del mago, podemos aumentar el número de cajas que puede haber simultáneamente invocadas en el escenario. Algo, por cierto, extremadamente útil y muy culpable de que el juego se haga tan terriblemente fácil. Lo que me lleva a pensar que si queréis hacer que vuestra aventura no sea un paseo… no mejoréis al mago.

Algo que me ha tocado mucho la moral durante todo el juego es el inoportuno abuso de los combates. Tendremos que estar combatiendo CONSTANTEMENTE. Y no, no es en absoluto divertido. Sería divertido en un juego enfocado a la acción, con una jugabilidad acorde a un juego de acción, no aquí. No serán pocas las veces que estaremos intentando pensar o llevar a cabo una estrategia para sortear el obstáculo de turno y vernos una y otra, y otra, y otra, y otra vez interrumpidos por enemigos, rompiendo en mil pedazos el ritmo del juego y aburriendo al jugador.

Pese a todos estos fallos, especialmente el de los combates cansinos, el conjunto forman un juego bastante sólido y divertido.

Mención especial al bellísimo apartado gráfico y a su diseño de escenarios en 3D, aunque jugablemente sea en 2D, que consiguen mantenerte embobado en buena parte del recorrido admirando todos su detalles.

Me consta que el juego tiene la posibilidad de un modo cooperativo local que da mucho más sentido a la extraña jugabilidad de ir cambiando de personaje. Pero desgraciadamente no he tenido la oportunidad de probarlo, así que si alguien se anima a contarnos qué tal en los comentarios, bienvenido sea.

En resumen, y para acabar, Trine es un juego entretenido y divertido a pesar de algunos de los tropiezos que se encuentra el jugador durante su recorrido. Su única razón de ser es la de divertir, no pretende nada más, y eso lo hace bien, por lo que si queréis algo relativamente fresco, diferente y, sobre todo, bellísimo en su apariencia, podéis echarle el guante sin miedo a este juego. Merece la pena.

8 comentarios para “Análisis: Trine”

  • Merc dice:

    Multijugador es, en mi opinión, muchísimo más divertido… por eso de que estas jugando con un amigo mientras hablas por skype y tal, pero los puzles son si cabe más fáciles. (El mago crea una caja, tu compi se sube en ella… y la haces levitar, con eso creo que lo digo todo)
    PD: he jugado al 2, no al primer trine.

  • DanteD2Ds dice:

    es un gran juego, a mi el 2 me gustó muchisimo.

    Eso si, si en tu dices que el juego está tirao, imaginatelo en el multi, donde no tienes que trabar objetos ni nada raro para pasar, simplemente uno abre la puerta, y uno al lado pasa, y se olvida del compañero, misteriosamente hay un punto de control y vuelve a salir… y así así, te lo pasas en nada

  • Algana dice:

    [OFFTOPIC]
    Hay alguna posibilidad de que hagais un análisis del blazblue próximamente?

  • Kefka dice:

    Creo que ese se lo pasó Ruro hace no mucho. A ver si él dice algo xD

  • Shock dice:

    A mí me gusta el de naranja.

    La jugabilidad, por lo que cuentas, se parece al juego ese viejuno de los tres vikingos.

  • rurouni dice:

    Coño no habia visto esto, pues un día de estos hago el análisis si quereis del Blazblue Continuum Shift Extend que es la ultima version que ha aparecido hasta la fecha.

  • Gold-St dice:

    @Shock: Nah, el de los tres vikingos es muy superior. Vale que la jugabilidad está menos elaborada, pero todos los escenarios estaban plagados de puzzles que había que resolver usando a los personajes.

    Trine está bien y entretiene, pero no es un juego que recordaremos en 10 años.

  • Tony dice:

    Yo es la primera vez que escucho hablar de este juego, la verdad xD

Deja un comentario

Feed y redes sociales
Feed de Legend SKTwitter de KefkaFacebook LSKYouTube LSK
Entra y lee todos nuestros análisis
Buscar por Juegos
Buscar por Plataformas
Mini-Secciones
Archivos
Compteur Visitehomepage besucherzählercontador de usuarios online