Juego: Xenoblade Chronicles.
Género: RPG.
Plataforma: Wii.

Xenoblade, desde el primer momento en que se anunció, se convirtió en uno de los dos motivos por los que me compraría una Wii. ¿Por qué?, por algo tan sencillo como que su director es el mismo que el que hizo Xenogears. Probablemente, el máximo exponente de videojuego como medio transmisor para contar una historia.

Mi ilusión hacia el juego era máxima, y es algo de lo que nunca aprendo por más palos que me llevo. Al poco tiempo de salir a la venta comenzaron a salir sus análisis, y es ahí donde empecé a desconfiar: Xenoblade estaba recibiendo muy buenas críticas.

¿Y es eso malo? Bastante más de lo que parece. La ‘prensa’ de los videojuegos funciona con unos patrones demasiado extraños. Se critican JRPG con muchas líneas de texto y se ensalzan esperpentos como Final Fantasy XIII. Así que, cuando según toda esa prensa, Xenoblade se convierte en mejor juego que Xenogears, algo malo me olía.

No me equivoqué, mis primeras horas de juego fueron una enorme bofetada directa a mi cara. Cuando a los primeros 15 minutos de juego ya tienes en tu inventario un listado de 20 misiones secundarias que te han mandado NPC genéricos de los que no recuerdas ni lo que querían, ni su cara, algo falla. Me temí que todo el juego fuera así. Y por un momento casi se cumple.

Las primeras 20 horas (¡VEINTE! Una auténtica burrada) Xenoblade es un MMORPG offline. Un juego insulso sin historia en el que te dedicas únicamente a hacer misiones y más misiones mientras recorres los extensísimos escenarios del juego. La poca historia que te cuentan en ese periodo no consigue despertar el interés del jugador, puesto que sólo consigue ser un refrito de ideas manidas ya utilizadas en muchísimos otros juegos del género.
Sin spoilear mucho, en las primeras 20 horas de juego, la única excusa argumental que tenemos para darnos caminatas de horas es la de “¡Tenemos que vengar a nuestra amiga!”. Comprenderéis que, ante esa situación, estuviese a punto de abandonar el juego en más de una ocasión.

Afortunadamente conseguí aguantar, a pesar de que en todos los análisis coincidían en que, pasado el ecuador del juego, la historia pasaba en un segundo plano y todo el peso recaía en su jugabilidad. Precisamente todo lo contrario a lo que yo busco en un videojuego.

Y aquí llega la gran sorpresa. Pasadas esas 20 horas, en un determinado momento, sucede algo en la historia que consigue poner al jugador en alerta. De repente, casi por arte de magia, la historia empieza a desarrollarse de golpe. Y lo hace a unos niveles que jamás se podían haber previsto teniendo en cuenta su desarrollo inicial. Flashback reveladores, giros de guión, elementos que parecía que eran de adorno se convierten en fundamentales e importantes para la historia. Muchos nombres, secretos, y sucesos empiezan a salir a la luz convirtiendo a Xenoblade en prácticamente un juego radicalmente distinto. El peso en la jugabilidad empieza cada ver a ser menor mientras que con más frecuencia nos convertimos en espectadores de largas secuencias de vídeos y diálogos.

Pero esto no es todo, la historia no sólo comienza a desarrollarse de forma magnífica, sino que, llegados al final, te das cuenta de que acabas de ser testigo de, probablemente, el mejor argumento que se ha contado en esta generación. Y, además, uno de los argumentos más atípicos que he tenido la oportunidad de disfrutar en este género. Un argumento con muchísima personalidad y con un montón de elementos propios y originales que lo hace estar muchos escalones por encima de cualquier guión salido en los últimos años.

Llegados a este punto, me gustaría plantear una pregunta. ¿Qué ha pasado aquí? ¿Por qué practicamente todos los medios aseguraban que pasados el ecuador del juego, la historia de Xenoblade pasa a un segundo plano cuando precisamente es todo lo contrario? La respuesta es bastante obvia, ¿verdad? Y esto me lleva a pensar que Monolith Software ha querido tender una trampa y hacer un juego que contente a los dos tipos de público: a los que juegan unas pocas horas y sólo buscan diversión directa sin complicaciones, y a los que buscan, por encima de todo, una historia interesante y compleja.

Y, desde luego, lo han conseguido. Los que lo jugaron 20 horas para analizarlo creerán que todo el juego es hacer misiones y combatir, por lo que quedarán satisfechos según su extraño criterio de valoración de un JRPG. Y los que buscamos lo verdaderamente importante en un juego de este tipo: la historia, también seremos recompensados con un poco de paciencia.

En el apartado jugable, Xenoblade cuenta con un sistema de combates por turnos muy parecido a lo que se pudo ver en Final Fantasy XII. Sólo que muchíííísimo menos complejo. Normalmente podemos llevar hasta tres personajes en combate y sólo podremos manejar a uno de ellos. El sistema, como digo, es muy parecido a FFXII. Nuestro personaje utilizará el comando “Atacar” automáticamente cada X tiempo y, mientras, nosotros podremos utilizar habilidades/magias que tengamos aprendidas. Una vez utilicemos una, esta tardará un determinado tiempo en volver a estar disponible para usarse. Es un sistema de combates MUY rápido, pero por turnos. Especifico lo de por turnos porque mucha gente se piensa que es un Action RPG. Gente a la que le quitas la barra imaginaria de espera entre ataque y ya por eso se creen que no son turnos.

El sistema, aunque muy bonito en sus primeras horas, tiene algunos fallos de diseño bastante graves. El más claro, que no podemos configurar NADA de la estrategia en combate de nuestros compañeros. Esto puede no ser un inconveniente si nuestro equipo está lleno de maromos que utilizan únicamente la fuerza bruta, pero si queremos llevar a un personaje que utilice magias (curativas, por ejemplo) nos vemos en la incómoda situación de que utiliza las magias cuando le sale del alma y en momentos que no debería hacerlo. Pero como no podemos configurar ningún patrón de movimientos… tenemos que aguantarnos.

Otro de los fallos consiste en que, exceptuando algunos combates con determinados boss, el componente estratégico es cero. La mayoría de combates se pasan utilizando todas las habilidades sin pensar en el orden o el momento. Con los enemigos normales el asunto es todavía más preocupante, puesto que si estamos al mismo nivel o por encima de ellos, podemos terminar los combates dejando el mando encima de la mesa… literalmente (de hecho hay un vídeo por ahí demostrando esto mismo que digo).

Pero, ¿qué pasa si estás muy por debajo del nivel del monstruo? Que fallas todos tus ataques. Lo cual hace que Xenoblade se convierta en un juego cuya única dificultad reside en pasarse horas entrenando cuando no puedes vencer al enemigo de turno. Para que os hagáis una idea de esto que digo, en muchas ocasiones me ha pasado que no duraba ni dos minutos contra un boss (y fallaba casi todos los ataques). Paré a subir UN nivel, y al volver a intentarlo no me supuso ninguna dificultad vencerle. Una clara muestra de lo mal diseñado que está el sistema.

En la teoría todo es más bonito, con habilidades que causan determinados efectos si antes se ha utilizado otra en concreto. Pero, como ya digo, en la práctica no funciona.

Puestos a sacarle los colores, no podría pasar de largo la decisión de casualizar al extremo el juego. Con casualizar me refiero a que podemos teletransportarnos desde un punto del mapa a otro que se encuentre a cientos de kilómetros en cuestión de segundos. Vale, esto puede darse bien argumentado en juegos donde, teniendo una nave en el mapamundi, ponemos el piloto automático para ir a algún sitio. Pero es que Xenoblade no sólo no hay vehículo de transporte, sino que es que SIEMPRE vamos a pie. Resulta muy poco creíble y queda un tanto feo que podamos hacer estos viajes en cuestión de segundos sin ningún tipo de penalización hacia el jugador. De todas formas es un detalle menor.

Lo gordo llega cuando descubrimos que, hagamos lo que hagamos, nunca vamos a perder la experiencia que hemos conseguido. ¿Que por qué?, porque da igual que muramos después de 2 horas de entrenamientos, el juego guarda toda la experiencia conseguida y te teletransporta al último “punto de control” conseguido, con toda la experiencia adquirida. Puede que a muchos esto les parezca algo positivo, pero pensad que el juego no está penalizando la muerte del jugador. Le da vía libre para que afronte los combates sin ningún tipo de estrategia previa. Total, si aunque mueras no te va a pasar nada, ¿para qué esforzarse?

La guinda del pastel lo pone su sistema de guardado, el cual puede ser utilizado en cualquier momento de la aventura, estés donde estés, mazmorra o ciudad.

La única explicación que le encuentro a estas extrañas decisiones de diseño es lo que he dicho antes: contentar a los que juegan unas pocas horas y lo dejan. Quitarle todos los impedimentos que harían que abandonaran el juego a las primeras de cambio y se formaran una opinión negativa de él.

Puesto que no todo lo que tiene Xenoblade es malo, vamos a hablar de uno de sus puntos fuertes: sus gigantescos escenarios. Tanto es así que recibiremos experiencia por el simple hecho de visitar y descubrir nuevas zonas. Es una pena, en cambio, que gráficamente duela a los ojos. Los escenarios de Xenoblade en una consola HD podrían haber sido grandiosos.
Cada escenario cuenta con su propia fauna de animales salvajes, con su respectivo ciclo día y noche en la que determinados monstruos salen a pasear.
Es una delicia caminar por los prados verdes y ver cómo campan a sus anchas manadas de monstruos y cómo hacen su “vida” normal hasta que nosotros llegamos y nos los cargamos. Y en realidad esto no es nada nuevo, ya se pudo ver en Final Fantasy XII con el mismo efecto, pero no por ello deja de ser un detalle a ensalzar.

Otro aspecto maravilloso del juego es su fantástica banda sonora. Probablemente la mejor de la generación junto con Lost Odyssey. Una delicia para los oídos y un acompañamiento perfecto para lo que vamos viendo en nuestra aventura.

Imagen de previsualización de YouTube

Llegados a este punto hay que valorar la experiencia global que ofrece Xenoblade y decidir si sus virtudes están por encima de sus clarísimos defectos.
En mi caso, la experiencia global que me deja el juego es muy buena. El problema está en que un juego que tardas como mínimo 60 horas en completarlo, debe estar muy bien diseñado para no aburrir en ningún momento al jugador. Y, lamentablemente, Xenoblade no sólo no consigue eso, sino que, como ya dije al principio, sus 20 primeras horas son infumables. Si esas horas, al menos, tuvieran una introducción decente a la historia, podría pasárselo por alto. Pero no es el caso.

Lo bueno que tiene es que hay una clara progresión de mejora y al final consigue convencer al jugador metiéndole uno de los argumentos más originales que ha narrado el género.

Vamos a lo importante: ¿es Xenoblade el mejor JRPG de la generación? Sí y no. En cuanto a desarrollo jugable, Lost Odyssey está muchísimo mejor llevado. En cuanto a historia, este es de lo mejor que ha salido en los últimos años.

Aún con esas, no me atrevería a decir que Xenoblade ofrece una mejor experiencia que Lost Odyssey. Aunque Xenoblade, como conjunto, es mejor juego, más estable, Lost Odyssey tiene los Mil Años de Sueños. Y esa reflexión respresentada ahí no sólo está a años luz de cualquier tema tratado en Xenoblade, sino de cualquier juego de la industria.

No voy a ser yo el que os de la respuesta a la pregunta, conformaros con saber que estamos ante uno de los dos mejores JRPG de la generación.

25 comentarios para “Análisis: Xenoblade Chronicles”

  • Peka dice:

    Por lo que veo, le pasa algo similar a Xenogears, que hasta las 20 horas no arrancaba de verdad el argumento y hasta llegar ahí podía hacerse aburrido en ocasiones. De hecho lo empecé 2 o 3 veces hasta que este verano por fin lo completé (y menos mal que lo hice xD).

    A este juego me gustaría darle una oportunidad, pero con el poquito tiempo que tengo para jugar ahora y viendo el mecanismo de esas 20 horas iniciales, creo que todavía tendrá que esperar un tiempo, aunque la intro, con la lucha de los titanes, me gustó bastante.

  • Peka dice:

    También añadir que nunca entenderé la manía de poner misiones secundarias “porque sí” simplemente para alargar el tiempo de juego.

    No sé si será el caso de este juego, que parece que sí, pero es una tendencia que no me gusta. Simplemente hay juegos que las necesitan y juegos que no y a mí en jrpg perder el ritmo de la historia central porque me obliguen a hacer x misiones sin sentido para poder seguir avanzando… es algo que detesto.

  • Shock dice:

    La verdad es que no tiene demasiados rivales para ser el mejor argumento de la generación xD

    Otro ejemplo clarísimo más de que muchos analistas no se pasan los juegos sobre los que escriben, pero vamos, nada nuevo, ya nos lo confirmó alguno hace tiempo.

  • Shock dice:

    Por cierto, se me ha olvidado comentar sobre una cosa que dices en el análisis, de que Lost Odyssey es el único juego con una temática así, tratando del tema de la muerte de esa forma. Iba a decir que Folklore también es único en eso, siendo incluso más difícil de comprender para la “mente media” que la vista del tema ofrecida por Lost Odyssey.

  • VAYVEN dice:

    Pero la pregunta es:
    ¿Merece la pena estar preparando la Shiit(buscando pilas, comprobando que funciona, desempolvandola, etc.) y estar 2 horas [tachar]descargando y comprando el DVD[/tachar] para ir a comprar el juego por este juego o dejo que la Shiit siga cogiendo polvo (y me espero a FFXIII-2 para jugar al mejor JRPG de la generación :trollface: ) ?

  • cronofear dice:

    A mi Xenoblade me encanto de principio a fin. Debo reconocer que hice las misiones secundarias solamente al principio del juego y luego solo me metí en la historia.

    Llegando a una parte, los bosses se me hicieron difíciles (por el limite de 5 lvls) y tenía que levear para poder acabar con ellos… Pero había recompensa, podías continuar con la historia (como bien dijiste, el mejor argumento de la generación). Los paisajes y la banda sonora ayudaron en la experiencia del juego.

    Concluyendo, Xenoblade me gusto tanto que pienso volver a jugarlo y completarlo al 100%… esta vez emulandolo para poder jugarlo en HD.

    Le doy un 10 de obra maestra.

  • Noire dice:

    Es curiosísimo que los dos JRPGS que os han gustado de esta generación no sean de PS3… XD Luego os dicen que sois sonyers XD

    A mí una cosa que me interesa muchísimo es… ¿Cómo se maneja este tipo de juegos con el mando de la Wii? Es incómodo, o es fácil e intuitivo?

  • Dark_Aslan dice:

    Es mas curioso que en ff13 pase algo parecido y que despues de 20 horas (dicen) el juego mejore y sin embargo sea calificado inmensamente peor que este juego siendo que al parecer lo unico bueno es la historia mal contada (ya que debe de atrapar desde el inicio y no 20 horas despues y seguir interesando hasta el final) y una musica buena… Oyye que la de ff13 no era tan mala!!
    Creo que para los estandares en las calificaciones de esta pagina le has dado una calificacion demaciado alta.

  • cronofear dice:

    @Dark_Aslan Es que en xenoblade tienes misiones secundarios desde el principio y el mundo no es un pasillo.

  • Dark_Aslan dice:

    Creo entender que las misiones de recadero para rellenar un juego nunca es algo bueno, al contrario, le quita puntos al juego si no son bien llevadas y tienen sentido en la historia y en este caso 20 horas de recadero es una estafa!!
    Juego pasillero no es siempre malo en el caso de ff13 si, por el mismo genero al que pertenece. Y hay que ser justos, en un jrpg es importante las batallas y la estrategia en las mismas, el poder vencer un boss 5 niveles superior con una buena estrategia de sanadores y ataques diversos, cosa que en este juego no se puede hacer quitandole muchisima diversion al juego y restandole mucho al final

  • Shock dice:

    @Noire: Eso no es del todo cierto. Valkyria Chronicles y Disgaea son exclusivos de PS3 xD

  • cronofear dice:

    @Dark_Aslan

    Eso de las 20 horas de misiones secundarias sin historia depende de como uno juegue, si no quieres hacer las misiones pues en unas 8 horas llegas a la parte ”interesante” de la historia.

    Ademas la mitad de las misiones se hacen mientras vas de un lugar a otro, siempre y cuando mates a los bichos que veas jajaja; un 30% son misiones de recadero y el resto son misiones que tienen que ver con la historia del juego y que dan jugosas recompensas.

  • VAYVEN dice:

    @cronofear: “esta vez emulandolo para poder jugarlo en HD” Como no seas un mago en HD no lo vas a ver ni de coña emulandolo, como mucho se mejorará un poco la nitidez y la calidad gráfica.

    ¡¿Una “comparación” entre un juego y FFXIII y no soy yo el que dice cosas a favor de FFXIII?! ¡¿Pero que coño?!

    @Dark_Aslan: “que despues de 20 horas (dicen) el juego mejore” El juego mejora, pierde parte de la pasillez y puedes explorar, hacer misiones secundarias y completar una parte de la base de datos cuando haces ciertas cosas.
    “una musica buena… Oyye que la de ff13 no era tan mala” Sniff, ¿Es que soy el único al que la música de FFXIII le parece buena o, al menos, muy acorde a lo que está pasando en el juego mientras suena?

    @Noire: Eso es porque todavía no han salido ni Type-0 ni Versus XIII :trollface:

  • Dark_Aslan dice:

    @Vayven es que no comprendo que despues de lo leido sobre este juego y que aparte es de wii (troll face) y que al parecer es bastante cutre en el modo de juego y aburrido durante minimo 8 horas y maximo 20 lo califiquen de una mejor manera que el ff13 que sus unicos contras (comparando con este juego) es el gran pasillo y hope. XD

  • Kefka dice:

    Xenoblade es infinitamente superior a FFXIII. No le deis más vueltas.

  • Dark_Aslan dice:

    En este analisis parece lo contrario

  • Unoquepasabaporaqui dice:

    A mi lo que mas me ha gustado de este juego sin duda es el propio mundo o mitología, uno de los mas originales e interesantes que he visto junto con el de Baten Kaitos creado por la misma compañía. Ademas de de eso, los escenarios son realmente increíbles, cada uno con su atmósfera única y de unos tamaños impresionantes.

    Coincido con que el sistema de combate es bastante malo, muchísimo mas malo que el de FFXII, aunque eso era fácil que ocurriese ya que el sistema de FFXII es casi perfecto.

    En cuanto a las misiones secundarias, no eran de mi agrado así que solo me limitaba a darle al botón A sin leer nada a todo aquel que tuviese alguna misión, y si por casualidades del destino reunía lo que pedían pues bien, si no pues que le diesen tres leches. Así que el tramo que dices de 20 horas seguramente yo lo terminase en mucho menos, a mi por lo menos las primeras horas no se me hicieron diferente de las siguientes.

  • Gabriel dice:

    Es ironico que luego de tanto denigrar a la Wii los unicos juegos de “esta” generacion (fuera de MGS4 que lo jugue lo pase y lo ame y de FFXIII que no lo quiero ni regalado) para consolas que me atraigan sean para esta misma, bueno ha de ser porque la Wii no es de esta geracion 😉 a ver si me lo pillo emulado no pagaria ni un centavo por la Wii, quien me entiende.

  • Shock dice:

    Vaya bazofia de juego. Llevo aproximadamente la mitad, pero como lo que queda sea igual… el peor JRPG que he probado en mucho tiempo xD

  • VANN dice:

    No estoy de acuerdo, he jugado prácticamente todos los (pocos) JRPG’s de esta generación hasta la fecha, y de todos el que más me ha gustado es el Xenoblade… y creo que al lado de cosas como el infame FF XIII queda como una obra maestra, a veces creo que en parte muchas de las malas criticas que ha recibido por parte de los usuarios radica en el hecho que sea un juego para Wii y no uno de PS3 o XBOX 360…

    La típica frase de “ese juego no deberia haber salido en Wii” lo demuestra en muchos casos…

  • Shock dice:

    Error. Xenoblade tiene críticas porque es un juego malísimo. FFXIII no salió en Wii y también es un juego muy malo.

  • VANN dice:

    Malísimo !!!

    eso no te lo crees ni tú mismo…

  • Isura dice:

    Uno de los pocos juegos que me recuerdan a los momentos vividos con los antiguos final fantasy.Tiene fallos? Claro que si. Aún así tiene algo que me recuerda a esos antiguos jrpg que tanto me engancharon. Muy bueno. De lo mejor de esta generación. Hay un video en YouTube que te enseñan como se ve en un emulador de ordenador en HD y el cambio es brutal

  • ¡Esperamos que Xenoblade Chronicles X será tan bueno como el primero! Seguramente la serie Xenoblade es la mejora jamás creada por Kojima!

  • Zalirlel dice:

    El sistema financiero. El jugador tiene la oportunidad de llenar la cuenta del juego de ninguna manera. Se puede utilizar como una tarjeta bancaria, y carteras en línea. El hryvnia casino en línea puede traer sus ganancias en la cartera virtual. Esto aumenta la seguridad de los vehículos y la conveniencia de la entrada-salida.

Deja un comentario

Feed y redes sociales
Feed de Legend SKTwitter de KefkaFacebook LSKYouTube LSK
Entra y lee todos nuestros análisis
Buscar por Juegos
Buscar por Plataformas
Mini-Secciones
Archivos
Compteur Visitehomepage besucherzählercontador de usuarios online