Hace ya casi un año escribía una entrada hablando de Dark Souls donde os contaba lo maravilloso que me había parecido. No ya como juego individual, sino también como experiencia dentro del contexto del actual estado de la industria.

Quien haya escuchado el podcast del Templo lo sabrá, pero para quien no: compré Bloodborne el mismo día del lanzamiento, cosa que hago con muy poquísimos juegos. Y hasta hace unos cuantos días no me lo había terminado. Eso es sin duda síntoma de que las cosas no van muy bien.

El primer día jugué más de seis horas seguidas, los días siguientes fue bajando la frecuencia más y más. Hasta que, ya os imagináis, incluso me tiraba días sin probarlo. Voy a intentar explicar el por qué de este hecho.

blood1

Con Dark Souls me encontré ante un dilema importante: era mucho mejor juego que Demon’s Souls, pero porque básicamente era un plagio (con todas las letras) que mejoraba al original. Igualmente a la hora de valorarlo no me pareció tan grave: Es la misma compañía, por tanto aceptamos a Dark Souls como secuela espiritual y dejamos a un lado el tema de la originalidad. Era un juego enorme, y mejoró lo que ya había, que no era precisamente poca cosa.

Con Bloodborne la cosa cambia. Se repite la fórmula, pero ya lo que ofrece no es mejor que lo anterior. Por tanto tenemos a otro plagio que ya no solo no mejora a su antecesor, Dark Souls, ni siquiera al juego original: Demon’s Souls. ¿Es justo valorarlo de forma tan alta teniendo esto en cuenta?

Dios me libre de acusar a Bloodborne de ser mal juego, ni siquiera mediocre. Sigue siendo algo enorme, probablemente lo mejor que se ha lanzado en la actual generación. Pero ya os digo: la fórmula empieza a resentirse. Y lo hace, quizás, por culpa de los propios desarrolladores.
Inexplicablemente Bloodborne es un juego con muchísimos menos secretos que Dark Souls, con un arsenal de armas y armaduras ridículo, con una variedad de escenarios también inferior y con un sistema de desarrollo de personajes lamentable. Prácticamente no hay bifurcaciones a la hora de elegir qué tipo de cazador quieres ser, y eso bajo mi punto de vista es un grave error que mata gran parte del encanto de la saga.
También empeora el modo online, en el que un servidor se ha llegado a tirar 40 minutos esperando para poder jugar con alguien.
Y después, para rematar, tenemos los famosos y pesadísimos tiempos de carga, los cuales por suerte se han amenizado con el último parche.
¿Qué le ha pasado a From Software?
Ya sabéis que soy un férreo defensor de la dificultad tan elevada que siempre ha tenido esta saga. Pero esta vez en Bloodborne me he encontrado con algo que no me ha gustado nada: muertes injustas. No han sido pocas las veces que he muerto porque al intentar atacar a alguien la cámara ha hecho un extraño y le he pegado al aire, ocasionando un contraataque mortal. Y quiero hacer hincapié en el tema de “injusto”. Me he pasado Dark Souls con teclado y ratón, sé perfectamente cuándo una muerte es por culpa del jugador y cuándo por culpa del juego.
En Bloodborne, tristemente, a veces toca palmar porque el juego así lo quiere. Por suerte no es algo que ocurra tan frecuentemente. Si no es que directamente lo hubiera abandonado a la primera de cambio.

blood4

Pese a la cadena de despropósitos ya mencionada, hay cosas que sí mejora Bloodborne. El sistema de combates, por ejemplo, es una delicia, mucho más rápido, más difícil de dominar y con elementos diferenciadores como las armas de fuego, necesarias para dejar al enemigo atontolinado y poder rematarlo con tu arma base.
Esta vez, por fin, sí es algo diferente a lo visto en juegos anteriores, un leve cambio de fórmula que le viene a la saga como un soplo de aire fresco.
Repetir de forma idéntica tres veces el mismo sistema de Demon’s Souls hubiera sido un error.

Gráficamente esta vez no da vergüenza ajena, como sucedía con anteriores Souls, aunque eso nunca haya sido un problema.
Al principio me quejaba de que la variedad de los escenarios era escasa, sí, pero a cambio se compensa con un enfermizo detallismo y un diseño artístico, a mi parecer, muy superior a Dark Souls. Yharnam se respira muy diferente a todo. En algún sitio leí que mientras vas caminando por esa ciudad abandonada a su suerte parece que realmente vas oliendo a piedra mojada y sangre. Y no puede ser más cierto: la ambientación es espectacular, y eso es algo que no se puede negar.
En ese sentido el juego consiguió conquistarme al ser el que mejor respresenta la pesadilla Lovecraftiana, algo que también tenían anteriores títulos, pero no de forma tan descarada y perfecta. Es imposible no acordarse de La sombra sobre Innsmouth mientras paseas por Yharman.

Y hablando de Lovecraft, hay otro detalle más en el que Bloodborne destaca por encima de sus antecesores: el terror. Gran parte de la aventura parece que estamos en un juego del género.
Normalmente en la saga Souls vas siempre con miedo. Pero a la muerte. Porque en caso de encontrártela de frente perdías gran parte de un valioso progreso. Con Bloodborne también sucede eso, pero se suma el miedo al entorno por sí mismo. Susurros, pasos, golpes, Bloodborne tiene un alto contenido de terror psicológico, responsable de que el jugador lo pase realmente mal jugando. Es de los pocos juegos que han conseguido hacerme soltar algún grito. Cuidadín con eso.
Este es, bajo mi punto de vista, el detalle que lo hace escalar puestos en mi baremo particular y que consigue que me olvide levemente (solo levemente) de lo tedioso que me ha resultado completarlo por culpa de, ya digo, la tercera repetición de la fórmula de Demon’s Souls.

blood3

Al final, una vez completado, el sabor que me deja en la boca es agridulce. Mejora algunas cosas, pero en conjunto lo veo un paso por detrás de lo que ya había antes. Y eso es algo que From Software no se puede permitir teniendo en cuenta el alto nivel de reciclaje de ideas que contienen todos sus títulos. Dicho de otra forma: cualquier otra compañía, con cualquier otro juego, hubiera recibido muchísimos más palos por esto. Demos suerte que aún no le ha llegado el turno a esta saga. Aunque, si siguen por este camino, mucho me temo que acabará pasando.

Aún me queda por jugar a Dark Souls 2, que espero hacerlo en su port de PS4. Creo que ese será el detonante que me haga ver si realmente la fórmula se me ha atragantado, o es que directamente Bloodborne no ha sabido dar la talla.

De momento, antes de aventurarme, prefiero no hablar más de la cuenta.
Manténganse a la espera, no se olviden de cerrar sus puertas con llave al caer la noche, y por todo lo sagrado: no le abran a nadie.

13 comentarios para “Bloodborne: una de cal y otra de arena”

  • Rurounijuanlu dice:

    Yo estoy de acuerdo en el tema de los contras en casi todo lo que dices,pero ya te digo que nada de eso me impidio que lo disfrutara muchisimo y que me pasara el New game plus y el normal en tiempo express. Tambien tienes añadidos nuevos bastante buenos como las mazmorras del caliz a su favor. Yo he disfrutado muchisimo del juego pero como bien dije en su momento me volvería loco que como siguiente juego hicieran algo parecido a este pero siendo mas rolero como los de antes con muchos hechizos y que los enemigos suelten equipo y no solo consumibles. Buen artículo crack!!

  • Stray dice:

    Bloodborne es así porque no ha quedado otro remedio, y yo me alegro. Para mí, es el mejor juego Souls que ha salido.

    Sí, es cierto, da muchas menos herramientas que la saga Souls. Pero era la única manera que quedaba de evolucionar. No hay escudos, ni arcos, ni magia, los soft caps están mucho antes, no hay apenas diferencia de potencia entre las armas, ni tampoco hacen mucha diferencia las armaduras. En vez de hacer como Dark Souls y darte veinte maneras distintas de afrontar un problema, From Soft te coge y te dice: “hola, este es mi juego y es así como se juega, o aprendes o te jodes”.

    Y, como fan acérrimo de la saga Souls, eso me encanta. Porque no hay nada tan frustrante como ver a la gente pasarse un Souls como si fuera un RPG de nivel medio, precisamente por abusar de las herramientas que el propio juego les da. Yo soy de los que les gusta disfrutar estos juegos al máximo, de los que siguen las reglas no escritas para poder sacar el máximo partido al juego: no usar arcos, no abusar de la magia, no farmear niveles, no invocar jugadores incluso para los jefes difíciles… en definitiva, demostrar que puedo pasarme el juego con mi propia habilidad. Luego me llega alguien que me dice que se ha pasado la zona más difícil del juego en dos minutos porque ha farmeado 40 niveles, ha matado a todos los enemigos con arcos y magia y ha estado invocando todo el rato. Hay gente que incluso se hace invocar antes de entrar en una zona para poder explorarla sin tener que arriesgarse a perder nada, y luego en su partida se la pasan sin problemas porque ya saben cómo es. ¿Dónde está la gracia en eso?

    Es frustrante cuando la gente hace eso. Yo personalmente no puedo aguantarlo, primero porque no entiendo cómo se disfruta así del juego, y segundo porque es casi insultante para los que realmente nos hemos pasado el juego como se debe. Yo de hecho en Scholar of the First Sin, que sube mucho la dificultad del 2 (y de los DLC ya ni hablamos, son lo peor que ha salido en la saga en términos de dificultad), acabé pasándomelo “a lo Bloodborne”, es decir ya sin magia ni armaduras especializadas ni nada, directamente sólo con mi espada y mi escudo, y dependiendo de mi habilidad para bloquear y esquivar. Y nunca había disfrutado tanto del juego. Dominé cada técnica del sistema de combate y me pasé el juego entero solamente con mi habilidad como jugador. Fue infinitamente más divertido que usando las otras herramientas que el juego te da.

    En definitiva, prefiero un juego como Bloodborne, donde tengas que depender de tu habilidad, que un juego como Dark Souls que permita a los jugadores abusar de las herramientas para estropear la experiencia de juego, para ellos y para los demás.

  • Isis dice:

    Me ha gustado la entrada, todavía no he podido catar el Bloodborne pero tu punto de vista me parece más realista que toda la euforia que se ha desatado alrededor del juego. Aunque no he probado el Demon, el primer Dark Souls fue mi primera experiencia seria en el mundo de los videojuegos y no he encontrado nada que lo supere. El problema es que el DS 2 falla en muchas de las cosas que hacía del primero algo grande, en especial la dificultad (algo que intentaron remediar con los DLCs), y leyendo el post tengo una ligera sensación de deja vu, sobre todo en lo referente al mapeado. Me gustaría explayarme más al respecto pero si no lo has jugado no quiero hacerte spoilers.

    Por otro lado, lo de las armas y armaduras en BB me parece una forma descarada de restar dificultad al juego.
    Los Souls se diferencian de otros juegos precisamente porque escoger un arma o armadura concreta es absolutamente determinante, pero el juego no te dice cómo se hace y aunque te da un abanico amplísimo, saber manejarlo no es una cuestión trivial. Sólo eres tú, tu lógica y tu sentido común. Cargarse eso es empezar a parecerse a un juego cualquiera donde todo depende de tu velocidad para apretar botones.

    @Stray

    Yo también paso de invocar, usar magias, arcos y ese tipo de cosas, pero no entiendo por qué te molesta que haya gente que si lo haga. Cada cual que se pase el juego como le de la gana igual que yo lo disfruto a mi manera. Por ir a casos extremos alguien muy cercano a mi se pasó el DS1 a arco, sin usar ningún otro tipo de arma, solo por ganarme una apuesta. Así que hay de todo.

  • Kefka dice:

    Es un punto de vista interesante el de Stray. Pero gran parte de la gracia de la saga Souls siempre ha sido darle al jugador distintas posibilidades a la hora de afrontar el juego. Creo que eliminar todas esas distintas formas de jugar no es algo bueno, lo convierte en lo que dice Isis: otro juego machacabotones más. Por suerte no se ha llegado a ese extremo aún. Pero si siguen quitando cosas, es probable que suceda.

  • Xelux dice:

    Definitivamente, despues de leerte necesito saber más de este juego.

    De primeras, sin ningún tipo de información sobre el, pensaba viendolo que era un devil may cry más, pero es obvio que no es así.

    Vas a hacer analisis?

  • Kefka dice:

    @Xelux: la idea de hacer esta entrada era para reemplazar el análisis :/

  • Xelux dice:

    Ya me lo he imaginado, por eso te preguntaba, realmente lo que queria saber es si vamos a saber mas sobre el juego o no piensas escribir mas de el 🙁

  • Kurono dice:

    Hola, ¿por qué no apereció mi impresión sobre este juegazo la otra vez?

    Curioso. Bueno, a mi criterio la fórmula Souls tiene un aire fresco en el Bloodborne con la fórmula de Sin Escudo+Robo de Vida. Es básicamente la misma esencia jugable, pero con otro matiz, lo cual está lejos de ser algo malo, a mi me agradó esa diferenciación entre una franquicia y otra.

    No pude probar el on-line, pero como decía de los Souls, mi horrible experiencia con mi internet del cuarto mundo, sumado al espantoso lag del juego (Lag Souls le habían puesto de broma) me habían quitado las ganas de jugar el on-line (y como es de pago, pues a tomar por c¿°0)

    Doy la razón en que es muy malo disminuir cantidad de secretos o armas. Aunque bueno, en los Souls había mucha basura que no servía de nada (o bien, simplemente no me adaptaba al tipo de armas/armaduras que podía obtener), así que si hay menos, pero más calidad, bienvenido sea. Con el escenario, ahí si no, debieron hacer más opciones de desplazarse en los escenarios pasada unas 2-3 horas de juego.

  • Locke dice:

    Mierda, era un juego al que le tenia tantas ganas…aunque lo que mencionas del terror se escucha bastante interesante, pero no se si compense las carencias en las otras cosas…
    No se de la banda sonora, pero también espero que este al nivel, de lo que fue la de Dark Souls 1

    Por cierto un consejo: No juegues Dark Souls 2 , es una mierda con todas sus leras, y yo que considero una obra de arte a Dark Souls 1, me lleve una tremenda decepción con ese juego…
    Te venden un juego completamente diferente a lo que presentaron en primer lugar en la E3 , si no te enteraste solo busca una comparación con el juego real, no lo vas a poder creer…

    No tengo ganas de hablar aquí de el, pero tiene tantas fallas y ninguna cosa a su favor… Que no vale el dinero, ni si quiera pirateado.

  • Kefka dice:

    Vaya, pues casi todos los que conozco que han jugado dicen que el mejor es Dark Souls 2 xD

  • Locke dice:

    Te mienten xD

    A mi también me dijeron lo mismo, pero créeme que no vale la pena…

  • Fabian Vargas dice:

    Si ya con este se siente atragantado solo puedo decirle que el 2 lo va a odiar bastante, es una versión muy pobre a la par del primero…o el segundo??… o no, tal vez el tercero si contamos Shadow Tower; definitivamente a From Software le falta innovar.

  • Kurono dice:

    Locke, cuestión de gustos, el Souls 2 es mejor que el 1 a mi gusto (y al de la mayoría) No tiene por qué gustarte XD.

    Es como Star Wars Episode V (Empire Strike Backs) y Star Wars Episode VI (The Return of the Jedi), hay algunos (entre los que me incluyo) que consideran el Episodio V como la mayor obra maestra de Lucas, pero otros creen que el Episodio VI es el mejor. Simple cuestión de gustos.

Deja un comentario

Feed y redes sociales
Feed de Legend SKTwitter de KefkaFacebook LSKYouTube LSK
Entra y lee todos nuestros análisis
Buscar por Juegos
Buscar por Plataformas
Mini-Secciones
Archivos
Compteur Visitehomepage besucherzählercontador de usuarios online