Skyrim-Parody

Lo primero que quería aclarar, antes de echaros el cuento, es que ésto no es un análisis. No puede serlo, primero y principal porque no me he pasado el juego. No es una forma bonita de decir que “tu viaje por Skyrim nunca se puede dar por terminado”, sino más bien porque, al no tener internet en casa, me tengo que tragar todos y cada uno de los bugs: que pueden ir de lo incómodo (que el atajo al gremio de los ladrones no se “active” según qué día del mes),  a lo gracioso (algún  compañero que le da por ir a lo rambo cuando tú tratas de ir a hurtadillas porque hay por ahí uno de esos magos que lanzan headshots en vez de bolas de fuego); a lo indignante:  los quests de la Guerra Civil, que sin soltar spoilers, afectan (siempre ligeramente) el comportamiento del mundo y los npcs, no se activan y/o, cuando llegas al campo de batalla, estáis tú, un caballo y el marcador que dice “te falta matar el 100% de enemigos”. ¿Cuáles enemigos? ¿las sillas del castillo? Incluso creando un personaje nuevo y eligiendo la otra facción (unas 4 horas perdidas) te encuentras lo mismo.

Tampoco he podido pasarme la historia principal, porque el sistema de guardado es la cosa más horrible del mundo: cada que avanzas, tu archivo de guardado pesa un poco más. Y la información en ese archivo está siendo constantemente revisada por la consola porque, a fin de cuentas, es tu personaje, tus quests activas y superadas, equipo, etc. Ahora, pon tú a la PS3 a leer archivos de 20 megas cada minuto para que veas cómo se comporta. Y eh! 20 es un cumplido: cerca de 200 horas de juego, mi archivo pesa 40 megas, mis tiempos de carga superan los 5 minutos y guardar significa esperar que 1.- lea el archivo, 2.- lo escriba, 3.- se tome un café en la esquina y vaya a por tabaco al estanco del Escorial. Eso sí, descubrir que puedes eliminar el autoguardado es una bendición, que si no….

Skyrim_Funny_01

No es raro, entonces, llegar a las 200 horas, si para ir de la punta de un pueblo a la otra, te tardas 10 minutos (súmale 1 si se cruza alguien y te hace un comentario cualquiera como, por ejemplo, “dí la verdad, tienes cara de que te han robado tu bollo dulce”), súmale 20 si de repente llega un dragón a atacar al pueblo).

Me he informado y las actualizaciones que hay a día de hoy arreglan estos “tropiezos”, pero, ¿cómo esperar?

Entonces, ¿por qué el masoquismo, Gold? ¿Tanto extrañas cuando jugabas Mortal Kombat 2 en una x386 de 4 mb de ram? Responder esa pregunta es responder por qué me enamoré de Skyrim y por qué lo sigo jugando, sorteando como puedo esas pequeñas “irregularidades”.

Imagen de previsualización de YouTube

Tampoco quiero que sea un análisis porque cada quien, al jugar, busca algo diferente, y si yo quiero tomates y el juego me da pepinos, le voy a cascar un 4 e insinuaré que todos los demás son tontos por darle un 10. Y porque estoy viejo. Culpad a mi senilidad. Culpad a Shock por decir que el Castlevania de PS3 es un machacabotones (y con toda la razón del mundo), pero fue un machacabotones que a mí me enamoró. Culpad a Kefka por decir que el único juego que merece un “10” es el videojuego de “Flaubert vs. Tolstoi en Ciudadano Kane, la aventura” (y con toda la razón del mundo), porque un videojuego tiene que transmitir algo más que pájaros estrellándose contra cerdos verdes. Y el que diga lo contrario es tonto, y el que haya sentido “algo” al jugar Ico es tarado terminal o simplemente idiota.

No os lo toméis a mal, chicos, tampoco quiero que esto sea un análisis porque de 4 reviews de Skyrim que he leído, 3 parecen hechos por el equipo de marketing de Bethesda y el único que me ha gustado, le ha hecho tanto la pelota que hasta a mí me han entrado arcadas.

the-elder-scrolls-v-skyrim-image-22_00813811

Porque no os equivoquéis ni un segundo: Skyrim es un truño. Es un Fallout sin pistolas. Es el juego del recadero. Es el dungeon crawler que tiene los mismos 5 tipos de enemigos SIEMPRE, hasta que vas subiendo de nivel y entonces son los mismos tipos de enemigos con mejor armadura.

Y yo le hubiera puesto un 10. O 5 cristales. 5 Cactilios. 20 puntos. ¿Y sabéis por qué?

Que levante la mano quien de los presentes, en algún momento de vuestra infancia, no se escondía en un bosque (que bien podía ser el jardín de la casa, el parque o la sala de estar de los abuelos) a gachas, rastreando las huellas de algún bicho que hubiera que cazar. “Por favor, mucho silencio: estoy cazando dragones”.

Imagen de previsualización de YouTube

De pequeño viví muchos años al lado de un convento, con su iglesia y sus jardines y todo lo que eso implica. Sí, así en plan ñoño Marcelino Pan y Vino. ¿Tenéis idea de lo flipante (y acojonante) que es pasearte por las habitaciones evitando que te descubran, o llegar a lo alto de un campanario lleno de telarañas y estatuas que hacía décadas nadie recuerda? ¿Encontrar una espada de épocas coloniales, oxidada y  carcomida e ir todos los días con estopa y algún químico para tratar de pulirla y una vez logrado, sentirte el puto amo del universo, con todo y Battlecat? Claro, no podías llevártela a casa. No porque robarle a los curas sería feo, sino porque feo te iba a quedar el culo si tu abuela te descubría con una PUTA FUCKING AMAZING espada de verdad en casa.

Aventuras, aunque fueran de mentira. Libertad, aunque fuera inventada. Eso me encantó de Oblivion. Y en Skyrim vomité arcoiris.

Porque, si como dije una vez, te sales del papel del “gilipollas que está ante un videojuego” y el videojuego consigue jugar contigo, habrás conseguido un videojuego importante. Y no digo “jugar contigo” en plan Silent Hill, que te llevan 7 horas con la perdiz mareada sin saber que cojones pasa para que al final te digan “llevas 6 horas haciendo el tonto, ni siquiera nosotros sabemos que pasa”. No, no. “Jugar contigo” como jugaba Gabriel, ese amigo que estaba contigo en las buenas y en las malas, que nunca te dejaba caer, que siempre sabía dónde encontrar la próxima aventura y que, sí, era imaginario.

Imagen de previsualización de YouTube

Como en Oblivion, empiezas siendo un prisionero. Casualmente, si no lo cambias, ese será el nombre de tu personaje “prisionero”. No es que importe, ya que te llamarán de muchas formas, pero cuando te invitan a una fiesta de gala y dice “Prisionero ha sido invitado a….” pues bueno, ya jode. Ya sabéis: cambiadle el nombre a vuestro personaje.

Nuestro prisionero puede ser de las típicas razas de los Elder Scrolls, bretones, nórdicos, orcos, thundercats, lagartos y unas 4 o 5 variedades de elfos que de verdad, nunca me aprendí. Los elfos son rubios, amariconados y vestidos de verde. Si no, son cosas raras que ni me van ni me vienen. (Comprended: nunca caí en World of Warcraft). Agradecer que esta vez los personajes no parecen ecuatorianos, como en Oblivion. No es que tenga nada contra los ecuatorianos, lo juro por Dios, pero cuando veas a uno de estos con armadura pesada detrás de ti, da un poco de corte. Y Oblivion tuvo mucho, mucho, de ese corte. Una cosa curiosa de los Elder Scrolls: es el único sitio donde he visto orcos guapos y elfos feos como un gato sin pelo.

A ver si ficho pa'l Madrí

A ver si ficho pa’l Madrí

En fin, que antes de que te condenen a muerte así porque sí, un dragón ataca la villa y ¡a correr! Te dan a elegir con quién escapas, si con uno de los imperiales que te iba a ejecutar o con uno de los prisioneros, los renegados Capas de la Tormenta, que quieren derrocar al imperio. Dicho personaje te acompañará por un corto dungeon tutorial y al salir te dirá “en el pueblo  tal vive mi primo, dale saludos de mi parte”. Y ya. Ahí estás tú, en medio de ese bosque de la infancia, y sólo puedes saber dos cosas: que hay dragones por ahí y que puedes ser quien quieras.

“Puedes ser quien quieras”. Lo mismo decían de Mass Effect, y todo se reducía a ser un Sheppard moderado, mediador, buenagente, o ser un Sheppard cabrón que provoca escupirle un ojo por sus respuestas “renegadas” tan inverosímilmente capullas.

En Skyrim puedes ser quien quieras porque, bueno, allá tú y lo que hagas. Hay una historia principal, la de los dragones y el Sangre de Dragón, y hay historias paralelas, la Guerra Civil, los gremios de ladrones, asesinos o magos, incluso un colegio de bardos, al que no me he metido porque me advirtieron que era un festival de bugs sin actualización.

He aquí la versión del juego sin parches ni updates

He aquí la versión del juego sin parches ni updates

También puedes, simplemente, ir de aventurero por el mundo, resolviéndole la vida al minero que tiene la mina infestada de arañas (eran solo 5, pero bueno…) o de mensajero, claro. Llévale esto a mi tía que vive al lado de la plaza. La plaza que está después de tres catacumbas y un nido de dragón. Pero seamos sinceros: si no quisiéramos hacer de recaderos, jugaríamos sólo al Gran Turismo y al FIFA.

¿Que te mola un huevo la armadura pesada enana porque te quieres ver como un puto gundam bañado en oro? Olé tus huevos. Eso sí, a llorar al río cuando los enemigos te oigan llegar desde antes de encenderla consola. ¿Que lo tuyo es ser mago y cargarte a la humanidad con un bastón y gritando “KAMEHAME”? bien por ti. Pero mientras llegas a dominar los hechizos, mejor te alejas de esas catacumbas llenas de bandidos arqueros.

¿Y qué pasa si no te conformas? ¿Qué pasa si quieres serlo TODO? Pues que los Elder Scrolls son tu juego, al menos desde Oblivion, que es el que conozco aparte de Skyrim. Maestre de ladrones, guía del clan de guerreros Los Compañeros, archimago director del colegio de Hibernalia y por supuesto, oyente de la Madre y guía espiritual de la Hermandad Oscura. Aparte, claro, de ser descendiente de dragones y tener que matar a uno muy malo y muy jodido que está resucitando a sus primos cada dos por tres para que vayan a sembrar el caos (y joderte, mayormente). De paso, y si te apetece un poco más de movida, puedes hacerte hombre lobo o maestro vampiro, implicando lo que esto implica en la forma de vivir tu historia.

Ahora, si a mí, a los 7 años me hubieras ofrecido esa aventura, te hubiera dado por lo menos 15 de mis GiJoes.  Y un riñón.

Una de tantas cosplayers de buen gusto

Una de tantas cosplayers de buen gusto

¿Que se te acabaron las misiones? Cada npc del pueblo tiene algo que decir. Tienen sus rencillas y sus ilusiones, y puedes estar ahí, bien de recadero, bien de defensor de los desvalidos, bien de cabrón que le va a amargar la tarde a alguien. Porque esa “libertad” de ir siendo bueno o malo que nos habían vendido hasta ahora, ya no existe.  Eres libre de hacer lo que te plazca. ¿Que te pillaron robando? Tío, soy del gremio, ¿qué tal si te dejo la fianza aquí en este sobre y nadie ha visto nada? Los guardias en Skyrim son más comprensivos que los de Oblivion, y no ven a través de las paredes.  La gente, más humana. No te echarán a la pasma por robarte un tomate. Quizás si se lo sacas de los bolsillos, pero vamos, “has sido tan bueno ayudándome….”, “supongo que puedo hacer la vista gorda”. Que aún así te has cargado TODOS los quests? existe algo llamado “radiant storytelling” que se encarga de autogenerar más quests. No esperes misiones con gran contenido: es nada más otra excusa para seguir echándole horas a Skyrim.

Ahora seamos críticos: leer esto es leer, más o menos, el análisis de Oblivion o hasta de los Fallout.  Entonces, ¿por qué Skyrim sí, y aquellos no?

Quizás es en parte precisamente por eso. Oblivion, Fallout, son juegos que te atrapan y te dejan dando vueltas por parajes hermosos o desolados durante meses, pero como todo lo bueno, llegan a su fin. Hoy en día no toco Fallout otra vez ni a palos. No tienen lo que los americanos orgullosos llamamos “replay value”: dijiste “hasta aquí” y hasta ahí fue, con sus buenos y sus malos momentos, pero hasta ahí. Skyrim llega para seguir viendo paisajes, pero esta vez, más grandes, más hermosos, más peligrosos. Cuidado con los osos, al menos hasta que seas nivel 15. De verdadita de la buena.

Imagen de previsualización de YouTube

Vas por el bosque, y de repente, empieza a llover. Levantas la vista y ves el cielo estrellado y casi puedes sentir esa lluvia en la cara y te quedas así, atontolinado, viendo esa luna roja surcada por un dragón hasta que amanece y hay que moverse, porque de día se detecta más fácil a los que van de ladrones. ¿Que le hubiera venido bien un modo “hardcore” como el de Fallout New Vegas? Bueno, ¿por qué no? Igual siempre puede venir “Skyrim: New Morrowind”. Y lo sabéis.

Ya está a la venta la versión Legen… espera…. daria de juego, con los 3 DLC incluidos. Si son la mitad de flipantes que la expansión “Shivering Islands” de Oblivion, yo voy a caer, y feliz y contento. Pero no sin antes haber actualizado mi puta versión. Porque tengo mono de entrar en ese mundo que es Skyrim y seguir ahí 100 horas más.

¿Quieres un buen juego, con historia impecable, jugabilidad exacta y pulcra y un apartado técnico digno de Kojima Productions? Seguro que hay mil juegos por ahí. Si lo que quieres es ser un crío en el jardín explorando un oscuro bosque sombrío, lleno de niebla y peligros, tratando de llevar a rastras un botín tan gordo que no puedes con él, con la esperanza de que las ganancias te alcancen para, qué se yo, darte el lujo de decir “tengo 100 mil septims en el bolsillo madafaka”, entonces prueba Skyrim.

Imagen de previsualización de YouTube

Sus puzles no te dejarán el culo torcido (como el puto capítulo 14 de LSK el Videojuego u_u), su dificultad no te hará gritarle a la pantalla (salvo los osos, claro. Y los tigres diente de sable, pero siempre puedes jugar en “muy fácil”), y puede que alguna vez se te congele la partida (puede, jejejejeje, alguna vez, jejejejeje). Pero joder, qué bien que te lo vas a pasar. Y si no, anda a leer Legend SK, y no me jodas, hombre. Que yo acabo de crear mi primera espada de ébano “legendaria” (nivel 80 de herrería requerido, sorry) y le tengo el ojo puesto a una ruina nórdica que todavía no me conozco y en la que sé, de buena tinta, hay un sacerdote dragón con una máscara mágica que falta en mi colección.

Puede que Skyrim no te “transmita ese algo especial”. Puede que no estés dispuesto a pasarte 200 horas haciendo el memo por ahí. Lo siento. Lo siento mucho por ti.

A Kefka le dicen que “si yo quisiera una historia me buscaría un libro”. Espero que nadie me diga “si yo quisiera enamorarme me buscaría una tía”, porque, bueno, porque sería muy triste, la verdad. Pero así soy yo, un viejo, triste y obsesivo maestre del gremio de ladrones, archimago director del colegio de Hibernalia, Guía del Círculo de Los Compañeros, Oyente de la Madre Oscura y Sangre de Dragón. Y porque estoy muy loco. Tan loco que tengo un archivo de 40 megas y todavía tengo los cojones de tratar de entrar a ver qué se puede hacer antes de que mi PS3 reviente.

Imagen de previsualización de YouTube

17 comentarios para “Desvaríos de Skyrim – Gold is coming”

  • Shillenzel dice:

    Yo lo pille casi un año despues de salir a la venta por que despues de ver lo bien que lo ponian tenia que probarlo y la verdad que me parece un juegazo. Al principio mola matar dragones na mas que con tu espada y tu escudo pero llega un momento que se hace cansino cuando en ir de un pueblo a otro te has cargado 4 o 5. Lo de que se congela la partida pense que me pasaba solo a mi por que a veces me lo hace con otros juegos. La armadura enana es mazo fea, yo pase de la de acero a la de placas y de ahi a la de huesos de dragon.

    Yo me habria llevado la espada a casa

  • Liveluke dice:

    Gran articulo, GRANDISIMO Gold.

    Los que probamos el skyrim nos suena todo mucho y muy fuerte. Yo me termine la historia “principal” e hice algunas cuantas quests segundarías.

    De las mejores cosas que tiene para mi Skyrim (que son bastantes) son los arcos y esas flechas que se disparan tan jodidamente bien ( y mas con el arco de cristal). Las armas, armaduras, poder crearlas, dragones, magos, mazmorras, locos y locas, es que.. no acabaría nunca.

    También te digo que en PS3 No, MUY MAL GOLD, PC hombre de dios. Ya no solo por el control (que claramente es de pc) si no por actualizaciones y la versión que son mejores en pc. Pero entiendo que si no puedes al no tener un pc en condiciones debas tirar de PS3.

    Nivel 80 en herraria, locuron XD.

    PD: Voy a volver a instalarlo, Gold eres un cabrito XD.

  • Xelux dice:

    Buenisimo.

    Sin palabras

  • Shock dice:

    Gastar 200 horas consiguiendo cosas en un juego al que después no voy casi ni a recordar quita un poco las ganas, es como leer este artículo y después ver a Liveluke escribir “muy fuerte”.

    Eso sí, al PES he dedicado más de 200, pero es que me puede.

  • Xelux dice:

    @Shock: El pes trasmite mucho… xD

  • gold-st dice:

    @Shillenzel: Yo descubrí que para matar dragones, lo que necesitas es llevar a Sombra (caballo que te dan en la Hermandad Oscura) que es inmortal (al menos antes de las actualizaciones XD). El Dragón se pelea con el caballo y yo le pego por detrás. Empecé siendo ladrón, no esperéis que me comporte con honor. Si hasta le robé las llaves de casa a una vieja. Apuesto que luego no pudo entrar.

    @Liveluke: al final fue 100 de herrería (cosa fácil) para poder tener mi espada de Cuchillas Legendaria y mi arco de ébano legendario. Con una mezcla de armadura de maestro ladrón y Ruiseñor en estado “perfecto”, terminan protegiendo más que una armadura de ébano “perfecta”. Al arco lo tengo en nivel 98 y la espada 91. Armadura ligera 100 y escudo 100, y por supuesto, cerrajería 100, aunque robo lo dejé en 50. No hay diversión en robar a la gente la calderilla. El botín está en los cofres, y los cofres están detrás de cerraduras.

    @Shock: Quizás no recuerde los quests que hice en Oblivion, pero lo que sentí jugandolo, eso sí lo recuerdo. Y a Skyrim me va a costar mucho olvidarlo.

    Por cierto, tras probarlo con la actualización (que lo lleva de 1.01 a 2.6 o algo así) se siente casi como si hubiera jugado la versión de PS4. Este juego hay que jugarlo sí o sí.

  • Kefka dice:

    Muy buen texto, Gold.

    Has conseguido que me entren ganas de volver a jugar. Por suerte solo se queda en eso: en ganas.

    Mi enhorabuena más sincera por haber disfrutado tanto con Skyrim, yo hace mucho que no siento algo así con ningún juego.

  • Shillenzel dice:

    Gold mirate esto y a ver que piensas de alquimia
    http://www.youtube.com/watch?v=j03MCe_YYHU

  • gold-st dice:

    @Shill: Y yo que me sentía tramposo por subir herrería haciendo 200 cuchillos y subir armadura dejando que un zombie level 1 me diera palos por una hora XD

    Pero eso es en PC. Seguramente lo probamos en PS3 y se funde la tableta madre.

  • Nicolás Flamel dice:

    Buen articulo, mucho mejor que los 3-4 análisis que hay por ahí, jejeje. Logras que den ganas de probarlo, aunque quizá mejor espere a entrar en mi senectud, por aquello de ponerse sentimental, xD!!! 😛

  • Pinza Roja dice:

    A mi lo que me parece gracioso es que llevo mis 100 horas en Skyrim y aun no me he pasado la trama principal xD Me quedé plantado en una misión después de los cuchillas, me enganché a otra quest secundaria y ahi me quede…

    En esa versión aun podías subir herrería haciendo cuchillos… en las nuevas es horrible en comparación, lo que más sube son los amuletos y las pecheras pesadas.

  • maquinangel dice:

    Y no digo “jugar contigo” en plan Silent Hill, que te llevan 7 horas con la perdiz mareada sin saber que cojones pasa para que al final te digan “llevas 6 horas haciendo el tonto, ni siquiera nosotros sabemos que pasa”. Jajajajaja lo que me he reido con esta frase.

    Muy buen articulo Gold, describes muy bien las sensaciones que tenias de niño y que este juego te ha ayudado a recordar y vivirlas de nuevo.

    Recien lo empece a jugar, y al principio me abrumo tanta libertad. Pero ya voy tomandole el paso y si me esta gustando mucho. Es cierto eso de que no se olvida como se siente uno, digan lo que digan FF XII me gusto tambien mucho y fueron 190 horas las que me tuvo enganchado… la primera vez, despues fueron cerca de 150 horas. Lo quiero jugar de nuevo :).

  • senit dice:

    Skyrim ES UNA MIERDA solo puede gustar a un retrasado mental, pero como este mundo esta lleno de ellos,han elevado a esta basura a un altar,

    LAMENTABLE..

  • Shock dice:

    Gold cómo te conocen.

  • Dark_Aslan dice:

    Jajaja un troll hace tanto que no encontraba uno aquí!
    Debo admitir que cuando leí el texto que escribiste me dejo intrigado hasta podría decir incrédulo, pero esa espina quedó clavada en mi subconsciente y el días que fui a la tienda y vi la edición legendaria no me pude contener, la compre y debo decir que después de 80 horas jugadas concuerdo completamente con lo que dices! Mr estoy divirtiendo como niño, en mi personaje bardo ultra mamado soy un mago pura bondad, pero de repente se me mete lo loco y mató a todo el mundo a diestra y siniestra, claro guardando antes para no cargarla jeje.
    Amo el juego no hay más y creo que me quedan muchísimas horas de juego, adios vida social, vida sexual, vida laboral? Jajaja no esa no porque si no me cortan la luz y luego como juego? Espero ansioso otro texto de las expansiones!

  • Dante Alighieri dice:

    Si has jugado Oblivion, Skyrim te tiene que parecer una mierda.

    Es ridículo cada vez que conoces al jefazo de un gremio saber que ese pibe va a morir sí o sí, porque claro, al final el jefazo tienes que ser tú. ¿Tan difícil es que asciendas hasta un grado determinado y te quedes ahí? Es ridículo como en el gremio de ladrones, siendo el mandamás, algunos me siguen hablando como si fuese el mierdecilla que acaba de llegar.
    Por no decir que llegaron a expulsarme del gremio siendo el jefazo O_O Ojalá se pudiera hacer eso en España y expulsar presidentes…

    Se han currado lo comercial (gráficos, peleas con dragones guahhh, son más peligrosos los osos….) y han ido un paso atrás en cuanto a profundidad. Gremios que son una mierda que en 4 misiones que haces te los terminas y encima eres el jefazo. Joder qué fácil es ascender allí.

    Cosas poco curradas como la hermandad esa que caza lobos. Joder, esperaba un grupo con normas morales a la altura de la guardia del alba (y es que, viendo lo gilis que son los hombres-lobo, que les abres las celda para que escapen y lo primero que hacen es atacarte, me parece lógico que haya gente dispuesta a cazar a semejantes bestias). Estamos ante los enemigos de un puto gremio! y te ponen a los mismos bandidos de siempre donde sólo les cambian el nombre. Y ah sí, te adornan la mazmorra con 4 cabezas de licántropos.

    Por no decir, lo inteligente que es Alduin. Justo cuando al único que puede matarlo le van a rebanar la cabeza, llega él y lo salva. Pero no tiene suficiente, lo vuelve a ver y ¿qué hace? se marcha para que el prota siga avanzando en su descubrimiento de cómo matarle. ETc. Fallos de guión, poco curro en cuanto a las misiones (que son parecidas y estoy hasta los huevos de ver draugs hasta en la sopa) etc.

    Un juego que tira muy por lo comercial. Aun así, engancha, pero que enganche no lo hace de 10. De 10 es Oblivion (con sus ciudadanos ecuatorianos xD). Este claramente es un paso atrás en todo excepto en gráficos. Y eso le hace ser un juego de 6. Un juego de 6 que por su concepto vicia mucho, pero un juego de 6 al fin y al cabo.

    PD Y de los DLCs sólo se salva el de solstheim (y aún así podría haber sido más largo).

  • koskesha dice:

    koskesha maloum has chi neveshted????

Deja un comentario

Feed y redes sociales
Feed de Legend SKTwitter de KefkaFacebook LSKYouTube LSK
Entra y lee todos nuestros análisis
Buscar por Juegos
Buscar por Plataformas
Mini-Secciones
Archivos
Compteur Visitehomepage besucherzählercontador de usuarios online