La semana pasada Tony nos estuvo hablando un poco sobre los videojuegos experimentales. Aquello me sirvió para recordar, rejugar y descubrir algunos títulos que creo que merecen la pena comentar hoy aquí de forma más pausada.

Como tampoco quiero saturaros, voy a hablar simplemente de dos juegos. Son muy cortos y extremadamente simples, así que no creo que os suponga ningún problema, ni una gran pérdida de tiempo, echarles el guante.

Vamos a ello, igual acabáis sorprendidos.

Execution.

El primero de ellos se llama Execution y fue creado en 2008 por Jesse Venbrux. El juego lo podéis descargar desde aquí. Ocupa sólo 1,3 mb y se tarda en “completarlo” poco menos de 10 segundos.
Si no lo habéis jugado os recomiendo encarecidamente descargarlo y probarlo un par de veces (como mínimo) antes de seguir leyendo.

¿Ya? ¿Seguro? Pues seguimos. Una vez iniciamos el juego nos aparecen unas instrucciones muy simples en la que se nos dice, más o menos, que podemos ganar o perder según lo que hagamos. Cuando continuamos podemos observar que tenemos en nuestro poder algún tipo de arma a larga distancia, podemos visualizar todo el escenario desde nuestra mirilla y observar que hay un hombre atado a un palo de madera.

Mi reacción ante esto fue bastante directa; disparé al hombre sin pensármelo dos veces. ¿Por qué?, pues no sé. La costumbre que tenemos siempre que nos dan un arma en un videojuego y vemos a un tipo enfrente. La sorpresa llega en que en el momento en que disparamos nos aparece un cartelito diciéndonos que hemos perdido y se nos devuelve al escritorio de nuestro sistema.
Ante la sorpresa de lo que acabamos de ver, lo normal es que volvamos a poner el juego para ver qué pasa si no disparamos al hombre. Y así hice yo.

Cuando volvemos a poner el juego nos damos cuenta de que la pantalla de inicio ha cambiado. Ya no se nos explica que podemos ganar o perder, sino que se nos recuerda que hemos perdido, que no hay vuelta atrás. Nuestros actos tienen consecuencias y ya es demasiado tarde. Una vez leído esto se nos vuelve a mostrar el escenario donde estaba el hombre. Pero esta vez ese hombre está muerto. Lo habíamos matado nosotros en la anterior partida. Da igual las veces que volvamos a abrir el juego, nunca más vamos a poder ver a ese hombre vivo. Hemos perdido y no vamos a poder ganar.

Por si os lo estáis preguntando, para ganar en este juego lo único que hay que hacer es no disparar al hombre y darle a ESC para salir. En ese momento nos saldrá un cartel diciéndonos que hemos ganado.

The Graveyard.

The Graveyard es un juego hecho por los desarrolladores de Tale of Tales para iPhone, MAC y PC. Se puede descargar desde aquí y os vuelvo a animar de nuevo a jugarlo antes de seguir leyendo.

Una vez ejecutamos el juego apareceremos a las puertas de un cementerio manejando a una anciana. El cementerio, visualmente muy detallado y en blanco y negro, está vacío. Sólo se oye el sonido del viento y algunos pájaros.

Lo único que podemos hacer en “The Graveyard” es manejar a la anciana hasta una capilla que se sitúa unos cuantos metros hacia delante al final del camino principal. No podemos hacer otra cosa, simplemente andar hacia delante. Pero el camino que en cualquier otro juego se andaría en muy pocos segundos, aquí nos cuesta muchísimo recorrer. La anciana sólo puede andar ayudada de un bastón y le cuesta muchísimo caminar. Cada paso que da se nos hace eterno. Sufrimos, como ella, su degeneración física producida por la vejez.

Cuando llegamos a la capilla podemos sentarnos en el banco y por fin descansar de la eterna caminata. En ese momento sonará una canción, cambiando la perspectiva de la cámara ofreciéndonos en primer plano la cara de la anciana.

Acabada la canción (o antes) podemos levantarnos y volver a realizar el camino de vuelta. Una vez atravesamos la puerta del cementerio el juego acabará y se nos llevará de nuevo a nuestro escritorio.

¿Experimentos fallidos o arte?

Como veis, ni me he parado, ni me voy a parar a intentar interpretar lo que los creadores han querido transmitirnos con sus experimentos (no olvidemos esto). Cada uno debe sacar sus propias conclusiones, ya que el mensaje que se intenta hacer llegar es tremendamente personal y, en el caso de el segundo juego, muy ambiguo.

Lo que sí quería hacer una vez más es reivindicar a los videojuegos como la herramienta perfecta para transmitir emociones. Para contar algo.
Como veis, ese tópico de que los videojuegos no pueden contar nada personal ni serio “por la limitación de su naturaleza” es rotundamente falso. Y aquí tenéis dos pruebas (más) de ello.

Un videojuego, señores, puede contar lo que quiera y de la forma que quiera. Y eso es algo que ningún otro medio tiene el privilegio de poder decir. Otra cosa, eso sí, es que el videojuego en cuestión sea divertido o una mierda. Pero eso ya es otro tema en el que no voy a entrar. No viene al caso.

No hay respuestas para “Dos juegos que te removerán la conciencia”

  • Tony dice:

    “Un videojuego, señores, puede contar lo que quiera y de la forma que quiera. Y eso es algo que ningún otro medio tiene el privilegio de poder decir. Otra cosa, eso sí, es que el videojuego en cuestión sea divertido o una mierda. Pero eso ya es otro tema en el que no voy a entrar. No viene al caso.”

    Exacto, no lo habría descrito mejor.

  • Noire dice:

    Me falta probar el segundo, ya lo haré.

    Y más juegos que nos hacen reflexionar:

    http://jayisgames.com/cgdc9/?gameID=11

    http://www.ludomancy.com/games/today.php

  • Xelux dice:

    He probado los 2.

    En el caso de execution, yo no dispare nada mas ver al hombre, dispare a todos los lados pero al hombre no…

    Al final acabe disparandole, solo por ver que ostias pasaba, y perdi….

    El de la abuela solo llegue a sentarme y lo quite, no me gusto mucho—

  • Shock dice:

    No he jugado pero estoy seguro de que yo también habría disparado al muñeco. Nos tienen programados xD

    Pero bueno, a lo que iba… ¿estos juegos tienen cooperativo online?

  • Shock dice:

    Muy buenos esos dos juegos, Noire

  • Gold-St dice:

    El primero de Noire ha sido un gancho izquierdo directo al hígado de mi alma. 🙁 Ahora estoy deprimido u_u

  • Ínfila dice:

    Yo no los califico como videojuegos sino como minijuegos o aplicaciones.
    Quien dijo que un videojuego no puede transmitir emociones es que es incapaz de sentir nada. No hace falta hacer este tipo de minijuegos, con los demás yo ya siento de todo. Sólo con una buena música y una imagen adecuada ya se puede transmitir lo que se quiera.

  • sergio dice:

    pues yo primeramente le dispare al tipo justo arriba de la cabeza para asustarlo y enseguida lo rafaguie en el pecho. debo reconocer que me remordio la conciencia y me arrepenti y que en la realidad hay mucha gente que en diversas situaciones, sus vidas dependen de tipos maquiavelicos y apresurados para matar y sin reflexion como se hace en los juegos..

    Ya despues no quise caminar con la viejita; me senti triste….

Deja un comentario

Feed y redes sociales
Feed de Legend SKTwitter de KefkaFacebook LSKYouTube LSK
Entra y lee todos nuestros análisis
Buscar por Juegos
Buscar por Plataformas
Mini-Secciones
Comentarios recientes
Archivos
Compteur Visitehomepage besucherzählercontador de usuarios online