Tras el éxito del artículo del acertijo de Shakespeare de Silent Hill 3 (gracias Jarkendia!), he decidido traeros otro más, pero esta vez de Silent Hill 2. Aunque es el más difícil del juego, personalmente creo que está bastante por debajo del de Shakespeare.

No solo porque con la información que te dan ya lo puedes resolver (cosa que no pasaba con el de SH3), sino porque además, no hay más de 60 combinaciones posibles. Y el truquito de “ir probando”, con algo de paciencia, puede llegar a resultar.

De todas formas es un acertijo bastante complicado. Vamos allá:

Silent Hill 2 tiene varios niveles de dificultad, tanto para los enigmas como para la “acción”. Para ver este acertijo tal y como os lo voy a plantear hay que seleccionar el nivel de enigma “extra” al comienzo del juego.

En el edificio Blue Creek, uno de los primeros escenarios del juego, se nos plantea un acertijo bastante interesante. Deberemos abrir una mesilla y para ello tenemos que insertar 3 monedas en 5 agujeros.

Las 3 monedas tienen un dibujo cada uno que las identifica: la de un Prisionero, la de una Serpiente y la de un Anciano.

Investigando por la zona descubrimos un “poema” en el que se nos da las pistas sobre la colocación exacta de las monedas.

El texto íntegro es el siguiente:

Como monedas lanzadas en el brumoso éter
Nuestras almas deben, por el peso de sus culpas
Descender a la tierra con la levedad perdida
Para “purgar” los pecados que han cometido

Y cuando tres veces hayan entonado el ‘mea culpa’
Entonces la Felicidad será tuya.

La primera nota no la toca el Enastado
Aunque es ahí donde surge todo pecado

El portador de Vida y el Portador de Ignominia
De este último los pecados siempre son más sosegados

Aunque a la estela del Anciano el alma del
Que no tiene Forma se estremece temerosa

El innecesario, silencioso, y saciados sus anhelos
Peca menos al haber mitigado sus deseos

Para el mayor de los pecadores
Su posición está elegida
Y si tiene suerte
Tal vez su alma sea ungida

Con ese texto, ya tenemos todos los datos necesarios para colocar las 3 monedas en sus respectivas casillas. ¿Os animáis a descubrirlo vosotros mismos? Si no, seguid leyendo.

Vamos a despedazar el texto:

“Como monedas lanzadas en el brumoso éter
Nuestras almas deben, por el peso de sus culpas
Descender a la tierra con la levedad perdida
Para “purgar” los pecados que han cometido”

En esta introducción se nos dice que hay que colocar tres monedas en la posición correcta. Y que su ubicación depende del peso o gravedad de sus pecados. Ahí es nada.

“Y cuando tres veces hayan entonado el ‘mea culpa’
Entonces la Felicidad será tuya.”

Si colocas las tres monedas correctamente habrá premio.

“La primera nota no la toca el Enastado
Aunque es ahí donde surge todo pecado”

El Enastado es la serpiente, la cual no tiene efecto en la primera posición. Por tanto en el extremo queda un campo libre, y de este campo vacío se originan todos los pecados.

“El portador de Vida y el Portador de Ignominia
De este último los pecados siempre son más sosegados”

Según la biblia, la mujer (el Prisionero) es la portadora de vida y de vergüenza. Sin embargo sus pecados acarrean menos peso que el campo vacío del que provienen todos los pecados.

“Aunque a la estela del Anciano el alma del
Que no tiene Forma se estremece temerosa”

La serpiente está junto al anciano. Mantiene su distancia por miedo, así que hay un campo vacío entre los dos.

“El innecesario, silencioso, y saciados sus anhelos
Peca menos al haber mitigado sus deseos”

El Anciano ya no está interesado en tales cosas y es el menos pecaminoso; él pertenece al borde, al otro extremo del “origen”.

“Para el mayor de los pecadores
Su posición está elegida
Y si tiene suerte
Tal vez su alma sea ungida”

Según las pistas recibidas, queda claro que las monedas se ordenan según el peso de los pecados que representan. De esta forma al Anciano habría que colocarlo al final, mientras que en el otro extremo queda un hueco libre. La Serpiente está junto al Anciano, aunque entre ambos queda un campo vacío. El Prisionero está más cerca del extremo vacío, ya que ha cometido más pecados que el Anciano.

Teniendo en cuenta todo esto, hay dos combinaciones posibles:
1.Vacío-Prisionero-Serpiente-Vacío-Anciano.
2.Anciano-Vacío-Serpiente-Prisionero-Vacío.

Y la solución correcta es… la segunda opción.

La verdad es que una vez sabes que las monedas se ordenan por el peso de sus pecados, el acertijo es más o menos asequible. Sobre todo por el hecho de que el “ir probando” en este caso, te puede solucionar la papeleta. Pero eso sí, si nos ponemos a resolverlo únicamente deduciendo, creo yo que nos tiraríamos un buen rato.

Y a vosotros, ¿os ha parecido más difícil que el anterior?

PD: Parte del texto de este artículo ha sido sacado de la guía oficial de Silent Hill 2.

No hay respuestas para “El acertijo de las monedas de Silent Hill 2”

Deja un comentario

Feed y redes sociales
Feed de Legend SKTwitter de KefkaFacebook LSKYouTube LSK
Entra y lee todos nuestros análisis
Buscar por Juegos
Buscar por Plataformas
Mini-Secciones
Comentarios recientes
Archivos
Compteur Visitehomepage besucherzählercontador de usuarios online