Son las navidades de 1990. Nintendo es el rey de los videojuegos en los Estados Unidos. Los niños se reúnen a jugar al salir de clases con su Nintendo 8 bits, porque “es divertido hacer cosas que no se pueden hacer en la vida real como volar” (¿ingerir hongos y volar?). Sega, la todopoderosa némesis de Nintendo tiene un sistema superior, de 16 bits (ZOMFG), aunque hay quien alega que “no todo es cuestión de potencia”. Al menos eso lo demuestra la Game Boy, una versión portatil, que no solo está pensada para niños: el plan es que los adultos y las mujeres sigan formando parte de la comunidad videojugadora.

Pero, con la futura llegada de los sistemas de 16 bits, ¿estarán dispuestos los padres a invertir en esas mejoras, después de haber pagado entre 100$ y 200$ por un sistema de 8 bits? Esa pregunta podría marcar el futuro de los videojuegos forever.

Navidades de 1990… La NES y los (monstruosos) peinados de los 80s se niegan a morir. ¿Qué será de nosotros? Bah, qué más da. Si total, en 10 años se acaba el mundo.

Un comentario para “El fantasma de las navidades pasadas”

Deja un comentario

Feed y redes sociales
Feed de Legend SKTwitter de KefkaFacebook LSKYouTube LSK
Entra y lee todos nuestros análisis
Buscar por Juegos
Buscar por Plataformas
Mini-Secciones
Comentarios recientes
Archivos
Compteur Visitehomepage besucherzählercontador de usuarios online