Amigos, amigas, magos, rechiceros y otros personajes asiduos al blog, me complace anunciaros la inauguración de una nueva sección en la que tendremos como principal protagonistas a los juegos de Android. Ya sé lo que vais a decir: “Torrente 4 es una mierda”, pero como eso no tiene nada que ver con el tema a tratar, lo ignoro y paso a explicaros el por qué y el cómo de esta sección.

En realidad es muy simple, de vez en cuando os hablaré de algún juego compatible con el sistema operativo Android para vuestros móviles inteligentes favoritos. Generalmente juegos entretenidos (y ya está) que merecen la pena ser comentados por aquí.

El motivo de esto no es otro que transmitiros qué juego merece o no la pena descargarse de entre tanta (y TANTA) mierda que hay por el Android Market. Y antes de que me lo preguntéis, no, no voy a hacer análisis de ninguno de estos juegos. Por la sencilla razón de que me parece ridículo y una falta de respeto medir con el mismo baremo un juego de, por ejemplo, PSP o DS, con cualquiera de los (mini) juegos que se pueden encontrar en esta plataforma.

Dicho todo esto, vamos al lío.

El juego del que voy a hablaros hoy se llama Football FreeKick, del que podéis bajaros su versión Lite desde aquí.

Como ya habréis podido adivinar, es un juego de fútbol en el que tenemos como único objetivo meter faltas directas.
La mecánica también es muy sencilla, aparece el portero, la barrera (si la hay) y nuestro jugador frente al balón. Cuando le damos a comenzar nos aparece en mitad de la pantalla un balón de futból que debemos “golpear” con los dedos hacia la dirección que queremos que vaya. Una vez hecho esto, nuestro intrépido lanzador obedecerá a nuestras órdenes y chutará hacia la dirección donde, en teoría, le hayamos dicho.

A priori, y sin haber jugado, puede parecer que tiene una dificultad nula. Pero cuando hemos lanzado nuestras primeras faltas nos damos cuenta de que no es tan simple como parece. En primer lugar porque el portero es una especie de fusión entre Casillas, Buffon y Benji Price. El cabrón lo para TODO. Y en segundo lugar porque nunca tenemos la certeza de que el balón hace caso al 100% a nuestras órdenes. A veces crees que la vas a colocar súper bien y acaba en la línea de córner, y otras veces le das sin querer y resulta ser el golazo de tu vida.

Pero esto, en parte, es uno de los principales atractivos de este juego. ¿Qué gracia tendría si cada disparo se colara en la portería sin al menos ponérnoslo un poco difícil (¿eh, antiguos Fifas?)?

Disponemos de dos modos de juego, el normal y el modo torneo. El principal consiste simplemente en lanzar más y más faltas. Según vamos marcando, se nos plantearán situaciones cada vez más complicadas, como puedan ser lanzar con varios jugadores en la barrera, o a una distancia bastante alejada. La gracia de este modo es que si nos cansamos (o lo dejamos por imposible) podemos salirnos y volver a intentarlo de nuevo en el nivel que nos quedemos.

El modo torneo, en cambio, es prácticamente igual que el modo normal pero sin guardarse la “partida” al salirnos del juego. Según la dificultad del torneo, la cantidad de faltas que lancemos serán más o menos. Y según cómo lo hagamos, esto es, según los balones que hayamos echado fuera, recibiremos una puntuación u otra. La puntuación recibida servirá, evidentemente, para medirnos los miembros en el ranking online que el juego incorpora.

Un detalle bastante agradable es que podemos descargarnos torneos creados por los propios usuarios. Por lo que la “diversión” no se acaba al completar los modos principales que el juego trae por defecto.

Gráficamente es bastante simplón pero muy simpático. Con monigotes en 2D que nada tienen que envidiar a los fotorrealistas gráficos de PES2011 (no).

Si compras la versión completa (que yo por supuesto NO he hecho) puedes disfrutar de unas cuantas mejoras como poder compartir y jugar a niveles creados por los usuarios (sin límite alguno).
Sinceramente, no animaría a nadie a comprarse la versión completa (a pesar de costar un mísero euro). Creo que la versión Lite ya ofrece la suficiente diversión como para no tener que desembolsar pasta por unas cuantas mejoras insustanciales.

Conclusión.

FreeKick es un juego extremadamente simple pero bastante adictivo. Ideal para pasar las horas muertas en el autobús, mientras “trabajas”, vas al baño o juegas a la Wii. Mi Kefka-Consejo es que os lo descarguéis (que repito, es gratis) y me contéis qué os parece. Y si sois capaces de sacar una buena puntuación en alguno de los campeonatos 😀

No hay respuestas para “El jueguico de Android: FreeKick”

Deja un comentario

Feed y redes sociales
Feed de Legend SKTwitter de KefkaFacebook LSKYouTube LSK
Entra y lee todos nuestros análisis
Buscar por Juegos
Buscar por Plataformas
Mini-Secciones
Archivos
Compteur Visitehomepage besucherzählercontador de usuarios online