i saw1Uno de los videojuegos al que más horas le he dedicado en mi vida es coreano (Ragnarok Online). El deporte que más años he practicado, especialmente en mi infancia, también es coreano (Taekwondo). Y la película que más me ha impactado, tras la maravillosa El secreto de sus ojos, también es coreana (Encontré al Diablo).

Siempre he tenido una extraña unión con ese país, y lo increíble es que no lo descubrí hasta hace relativamente poco tiempo. Cuando empecé a atar cabos y pude ver lo mucho que simpatizaba con algunas de las ideas y valores que aquel lugar transmitía.

Hace tiempo que la gente me está pidiendo que hable en Legend SK de cine. Hoy es el día. Voy a hablaros de una de mis películas favoritas de todos los tiempos: Encontré al Diablo.

Antes de nada, por supuesto, debo decir que no soy ningún especialista en cine. No os podría hablar de los valores de producción de ninguna película. Tampoco he estudiado arte dramático, ni siquiera he tenido interés nunca en ello.
Lo que quiero decir con esto es: si pretendéis que mi opinión aquí tenga algún tipo de valor objetivo, mejor que cerréis la web y visitéis a Carlos Boyero. A quien, por cierto, esta película le parece una aberración.

Mientras que cada vez hay más gente que consume cine, lee novelas, o juega a videojuegos pensando constantemente en las cosas que están mal en ellos, para luego poder despotricar por internet, sin disfrutar de la experiencia, yo me muevo más por las emociones. Por las cosas que me transmite.
Por poneros un ejemplo, no han sido pocas las veces que he valorado un videojuego muy por encima de lo que debería solo porque ciertos aspectos que para mí son determinantes, como la historia, consiguen solapar esos defectos.
¿De verdad una experiencia tan increíble como The Walking Dead (el videojuego) la vas a valorar mal porque “¡Eh, que realmente no hay tanta libertad y al rejugarlo veo que me han engañado!”. Chico, tú eres tonto.

Digo todo esto porque soy consciente de que I Saw the Devil no es una película que haga todo bien, que su duración es excesiva, que su argumento no es original. Pero, que me cuelguen si lo que he visto no ha conseguido emocionarme como ninguna de esas ‘películas objetivamente perfectas’ ha hecho nunca.

i saw 3

Kyung-chul, interpretado por el gran Choi Min-sik, es un asesino en serie que se dedica a engañar a jovencitas para matarlas y traficar con sus cuerpos (no especifico más; es bastante impactante cuando lo descubres viéndolo).
Un día elige a la víctima equivocada: la hija de un jefe de policía. Esposa de Kim Soo-hyeon, también agente de policía secreto. Éste queda profundamente afectado por el suceso, y especialmente por cómo se llevó a cabo, por lo que se promete a sí mismo, y a su esposa muerta, que le devolverá al asesino todo el daño causado… multiplicado por mil.

Hay algo que me encanta del cine coreano, lo primero es su visceralidad a la hora de narrar sucesos. Y segundo, lo mucho que les gusta explotar la temática de la venganza.

Sé que es moralmente reprobable, y puede que me gane algún que otro levantamiento de ceja, pero me gustan tanto las películas de venganzas porque simpatizo mucho con esa idea. No solo creo que el ojo por ojo no tiene nada de malo, sino que en ocasiones lo veo hasta necesario.

Encontré al Diablo es una película de venganza. Pero no es una más, en ella se puede ver una de las venganzas más bellas, impactantes y bien narradas que un servidor se haya encontrado en película alguna.
Es tan buena, en parte, porque el planteamiento y la ejecución de esa venganza no es nada típico. El protagonista considera que simplemente matando al asesino no le devuelve todo ese daño causado, por lo que decide torturarlo física y psicológicamente.
El problema es que nuestro desquiciado asesino no se queda con los brazos cruzados. Y no todo va a ser tan fácil para Kim Soo-hyeon.
El duelo interpretativo que se da entre estos dos actores es increíble. De esos que cuando coinciden ambos en la misma secuencia acabas aguantando un poco la respiración.

Una de las razones que hacen a esta película tan impactante es su violencia tan explícita. Al límite de lo que se podría considerar como gore.
Es cierto que muchas de las escenas quizás se podrían haber mostrado de distinta forma, y parece que solo están ahí para escandalizar. Pero yo creo que son el catalizador ideal para que el espectador visualice toda esa rabia y dolor que el protagonista siente.

i saw 2

También sirve para crear esa sensación de incomodidad moral en la mente del espectador. Intento explicarme: cuando uno ve por primera vez al protagonista de la historia torturar salvajemente al asesino, es imposible no sentir cierto alivio, al menos si tienes un mínimo de empatía. Es perfectamente normal (o eso espero) disfrutar viendo que alguien que ha hecho tanto daño ahora lo está pasando mal.
Pero ese maniqueísmo en el comportamiento de ambos personajes empieza a presentar ciertas ambigüedades conforme avanza la historia.
Kim Soo-hyeon parece no conformarse nunca, y su salvajismo a la hora de castigar al malo comienza a crear divisiones morales en la mente de los espectadores. ¿De verdad merece la pena convertirse en un monstruo para cazar a otro monstruo?

El título de Encontré al Diablo nunca deja claro, aunque se intuye, hacia quién va dirigido. ¿Es el protagonista quien encuentra al diablo? ¿O es precisamente el asesino quien encuentra al Diablo en nuestro protagonista?

Como digo, toda la película navega en una dualidad moral que hace al espectador reflexionar. Y aunque el mensaje que se deja al final termina siendo esclarecedor (y demoledor) sobre el posicionamiento de su director hacia este hecho, sigue siendo el espectador el que tiene la última palabra sobre si todo ese camino, toda esa venganza, merece la pena llevarse a cabo.

En definitiva, Encontré al diablo ha sido para mí una de las grandes sorpresas del ya por sí sorprendente cine coreano. Esta película, en mi ranking personal, es capaz de competir de tú a tú con obras maestras como Seven, otra de mis grandes favoritas.
Si os gustan los thrillers de asesinos en serie, creo que es obligatorio que la veáis.

Imagen de previsualización de YouTube

Para terminar ya con esta primera incursión al cine en Legend SK debo deciros que, si me hacéis caso y la buscáis, por favor la veáis en su idioma original. El cine coreano doblado al español pierde bastante.

Y si os gusta, por favor, ¡comentad! No sé si haré más veces algo así en el blog. Todo depende de vuestras respuestas.

8 comentarios para “Encontré al Diablo”

  • Ricardo dice:

    Pues no e visto esta pelicula, pero suena interesante, me gustan las historias de venganza, lo mas fresco que tengo ahorita, es el anime hunter x hunter (en el cual se “inspiro” el creador de naruto, aun que en mi opinion h x h es muy superior)

  • Melzas dice:

    Yo la vi hace un tiempo y no me entusiasmó. Recuerdo que en algunos momentos me pareció interesante, pero también me dio la sensación de que perdía el pulso narrativo durante una buena parte del metraje. Además no le hubiera venido mal un buen tijeretazo en la sala de montaje. Si bien es cierto que la venganza ya es un tema muy manido, es un acierto “deshumanizar” al vengador de turno desde el principio, no sólo cuando consuma su venganza y las consecuencias se tornan irreversibles, evitando así que la película esté salpicada de moralinas de andar por casa. Como contrapartida, la película no consigue hacer despegar a los dos protagonistas durante una buena parte de la película más allá de su particular juego del gato y el ratón; cuando lo logra, la intensidad dramática gana enteros y deja secuencias impactantes, pero cuando -en mi opinión- no lo logra, el visionado se me antoja más tedioso.

    Por cierto, las opiniones de Boyero no tienen ningún valor objetivo. 😀
    Hay veces que parece que ni siquiera ha estado atento a la pantalla y luego solventa la crítica con un prolijo repaso a la filmografía del director y zanjando el asunto con dos frivolidades -insultantemente superficiales en algunas ocasiones- en tres líneas sobre la película de la que se supone que iba a hablar.

    PS: A ver cuánto tarda en aparecer alguien mentando a Oldboy.

  • Kefka dice:

    Lo de Boyero era un medio dardo envenenado 😀

  • Zhen dice:

    Me gusta que estés ampliando el blog con textos más allá de los videojuegos. Lo hace así más variado y también puede motivarte a escribir más.

    La primera vez que vi la peli fue en la sexta 3 y me gusto. Como bien dices me dejo unas buenas emociones pese a que pueda tener errores y con un final sorprendente. Las historias de venganza son también de mis favoritas y creo que funcionan tan bien porque la gran mayoría empatizamos con la idea del “ángel vengador” y el “ojo por ojo”, sobretodo cuando se trata de la pérdida de un ser querido.

    Sobre este tema otras peliculas que considero interesantes son El fuego de la venganza, Perdida, Sin Perdón, Kill Bill, Blue Ruin, Confessions, El hombre sin pasado y Sympathy for Mr. Vengeance.

  • Kefka dice:

    De las que has dicho me faltan por ver El fuego de la venganza, Kill Bill y Blue Ruin. Me las apunto.

    Del resto, cada una me parece maravillosa dentro de su contexto. El hombre sin pasado es otra de las coreanas que me gustaron muchísimo. Pero es cierto que es algo más típica y previsible que I Saw the Devil.

  • Kefka dice:

    Vista Blue Ruin. Nostamal. Me sigo quedando con la coreana xD

  • Zhen dice:

    ¿Blue Ruin esta basada en una peli coreana? No tenía ni idea de eso.
    Aunque sí te refieres a I saw the devil coincido totalmente : )

    Y también deacuerdo con lo que dices de El hombre sin pasado.

    Joer que asco doy estando deacuerdo en todo. Me van a quitar el carnet de internet por no debatir nada XD

  • Kefka dice:

    Sí a tu segunda frase xD

Deja un comentario

Feed y redes sociales
Feed de Legend SKTwitter de KefkaFacebook LSKYouTube LSK
Entra y lee todos nuestros análisis
Buscar por Juegos
Buscar por Plataformas
Mini-Secciones
Archivos
Compteur Visitehomepage besucherzählercontador de usuarios online