Normalmente las pocas adaptaciones que suele haber de videojuegos hacia novelas tienen muy poco que ver con el juego en cuestión. Quiero decir, comparten ambientación y personajes, pero lo que narran suelen ser hechos que en el videojuego no han llegado a explicar bien.

Básicamente se inventan 200 páginas para encajar en las 20 o 30 para lo que daría el juego en sí. Y eso en los mejores casos, muchas veces suelen ser simplemente spin-off de la historia principal.

¿Por qué suelto todo esto? Porque la novela oficial de Metal Gear Solid cuenta exactamente, al pie de la letra, todo lo sucedido en el videojuego. ¿Qué videojuego narrado casi escena a escena da para escribir casi 400 páginas? No podía ser otro que Metal Gear Solid.

Como digo en el titular, esta es la primera y única novela con el sello oficial de Metal Gear Solid. No estamos hablando de un grupo de aficionados que ha querido dar una alegría a los fans transcribiendo el videojuego a papel. Es oficial, y eso implica que tanto Konami como el propio Kojima han dado el visto bueno al proyecto.

El encargado de realizar la proeza ha sido Raymond Benson, un señor que, personalmente, no tenía ni idea de su existencia hasta que lo vi en esta novela.

Me voy a ahorrar dar explicaciones sobre el argumento. Si a estas alturas no lo conocéis, no sé qué puñetas hacéis visitando un sitio como Legend SK.

En esta novela, como digo más arriba, se ha pretendido narrar frame a frame todo lo acontecido en la isla de Shadow Moses tal y como ocurre en el videojuego. Esto tiene su parte buena y su parte mala. La parte buena os la podéis imaginar: absolutamente todos los diálogos estan literalmente copiados del videojuego. Y es en esos momentos donde la novela empieza a subir de calidad. Los diálogos de MGS tenían y siguen teniendo un nivel bastante alto, y eso se nota.

La parte mala es que Raymond Benson es tan buen escritor como lo pueda ser yo. Las descripciones son pobres, los escenarios muy mal dibujados, las expresiones demasiado forzadas. Si no fuera porque me sé de memoria todo lo que sucede en el juego, habría momentos en los que me hubiera costado situar a Solid Snake dentro del complejo militar.

Después tenemos el inconveniente de que se ha empeñado en narrar cosas absolutamente innecesarias para una novela, por muy fiel al videojuego que sea. Me explico: que tú, como jugador, cojas la caja de granadas que está en mitad de la pista de aterrizaje, burlando la seguridad de los dos focos de luz que rondan la zona, está muy bien. Es muy divertido. No lo es tanto cuando te lo cuentan por escrito. No sólo no lo es, sino que te saca de la historia. Y como este ejemplo, muchos más durante toda la novela. Se llega a perdonar porque, efectivamente, son cosas que pasan en el juego. ¿Queríamos que fuera fiel al videojuego? Pues toma dos tazas de fidelidad.

Los combates también suelen ser puntos frágiles de la novela. Repito lo de antes: la lucha contra Revolver Ocelot o Psycho Mantis puede ser muy divertida jugándola. Que te lo cuenten por escrito no lo es en absoluto. En el caso de Psycho Mantis, además, el autor se ha visto en un serio apuro. El inconveniente de narrarlo todo al pie de la letra es que hay cosas que… son imposibles de contar en una novela. Y ese es el caso del combate contra Psycho Mantis. ¿Cómo puñetas representas que había que cambiar el mando de puerto para que no te leyeran tus movimientos? No cuento nada, pero debo decir que el autor se ha inventado un planteamiento y desenlace bastante sorprendente para representar este hecho.

A pesar de que, como digo, el libro es extremadamente fiel al videojuego, sí que hay cosas que se ha llegado a inventar. Pero porque no tenía más remedio que hacerlo. Metal Gear Solid es un videojuego que está constantemente rompiendo el cuarto muro. Eso es realmente complicado de reflejar en una novela y por tanto es comprensible que haya pasajes levemente modificados.

Conclusiones:

No es una novela que esté bien narrada. Podríamos decir que es de calidad media-baja, excepto cuando se copia literalmente los diálogos, que ahí sí se vuelve realmente interesante.
A pesar de ello cumple holgadamente su función, que es la de trasladar de forma coherente todo lo sucedido en el videojuego.

No tengo ni puñetera idea de lo que sentirá alguien ajeno al videojuego al leerse esta novela. Pero, para mí, leerla ha sido como volver a jugar. Mientras leía, mentalmente iba visualizando absolutamente todo lo que pasaba como si estuviera frente a la pantalla manejando a Snake. Y eso, desde luego, es algo bueno.

Evidentemente es mucho mejor jugarlo que leerlo. Pero, si ya empiezas a tener lagunas de la compleja historia del juego, la novela es un magnífico recordatorio. Además, tras terminarla me han dado unas ganas terribles de ponerme con el juego. Así que, con vuestro permiso, a ello voy.

2 comentarios para “Metal Gear Solid, la novela oficial”

  • Shock dice:

    Seguro que yo sería capaz de escribir una novela mejor sobre Metal Gear Solid. Y habría muchos monos.

  • Vayven dice:

    “En el caso de Psycho Mantis” Podrían haber añadido un motor al libro para que se moviera al llegar a esa parte. También, podrían añadir una cámara para detectar que libros hay en tu estantería, un sensor que detectara cuantas veces has puesto un marcapáginas y algo para detectar que línea estás leyendo y así adivinar que está haciendo Snake y que tuvieras que leer con el libro bocabajo(o algo así).

    “Podríamos decir que es de calidad media-baja” Inaceptable, me niego a aceptar esta novela como oficial.

    @Shock: Si la haces, juro sobre mi futuro FFXIII-2, comprarla (Aunque la distribuyas gratis).

Deja un comentario

Feed y redes sociales
Feed de Legend SKTwitter de KefkaFacebook LSKYouTube LSK
Entra y lee todos nuestros análisis
Buscar por Juegos
Buscar por Plataformas
Mini-Secciones
Comentarios recientes
Archivos
Compteur Visitehomepage besucherzählercontador de usuarios online