Entradas con la etiqueta ‘Gears of War’

Ya la semana pasada os hablaba de los personajes que marcaron en mí un antes y un después en el mundo del videojuego. Y tal y como ocurre con la mayoría de las cosas en la vida, también las malas experiencias hacen que a uno le quede una huella difícil de borrar… de eso precisamente os quiero hablar hoy.

Me es tan fácil enumerar y recordar a mis personajes favoritos, esos que tantos buenos momentos me han dado, como recordar y citar a los peores, los que no han hecho más que darme dolores de cabeza y decepciones, esos que en ocasiones deseas que termine el puto juego ya para quitártelos de vista. Y sin mucho esfuerzo, me he sacado hoy de la manga otro top de los míos, esta vez con la antítesis de lo que fuera mi publicación de la semana pasada.

Señores, con todos ustedes, mis personajes  más despreciados. (¡Cuidadín con los SPOILERS!).

Leer el resto de esta entrada »

Aunque al parecer los redactores de LSK tenemos predilección por los momentos más odiados en los videojuegos, yo hoy quiero hablar de precisamente lo contrario. Porque sí, vivimos una época oscura donde los juegos de nueva generación no son capaces de saciar a nuestros hambrientos corazones puristas con las emociones que antaño los llenaban, pero yo quiero romper mi lanza en pos de ese pequeño atisbo de esperanza que aún queda en mí, y que espera que en esta generación no esté aún todo perdido.

(20 minutos después…)

Después de pensar todo lo anterior, y de hartarme de buscar mis momentos más queridos en los videojuegos, centrándome en esta generación especialmente, me he dado cuenta de que no, mejor no romper ninguna lanza a favor de nada xD Porque de un puñado de buenos momentos que se me han venido a la cabeza, solo dos pertenecen a juegos de esta generación. Y entran muy cogiditos por los pelos… por no decir que los pongo por compromiso.

Leer el resto de esta entrada »

Hace un tiempo, Shock me dio la idea, para renovar un poco mi sección, de buscar los momentos más odiados por los distintos redactores de LSK. Me pareció interesante, sobretodo para ver cómo variaban éstos dependiendo de los gustos o la personalidad del jugador en cuestión (y también así me ahorraba escribir una entrada entera y le obligo a otro a hacerla por mí). Igualmente, también he pensado en ampliarla hacia otros ámbitos, como los momentos que más han gustado, los que más han aburrido, etc… y así de paso sigo ahorrándome trabajo.

Como quien me dio la idea fue Shock, le toca ser mi primera víctima. He aquí pues, los momentos más odiados por Shock. Eso sí, antes de nada, avisar de los NUMEROSOS SPOILERS que contiene esta entrada, que son casi inevitables. Leed antes el título del juego por si no lo habéis jugado para no seguir leyendo.

Leer el resto de esta entrada »

Bien, después de la primera entrega de Coopera Conmigo, hoy os traigo fresquito el segundo y último volumen. Si en la anterior publicación hablábamos de los cooperativos “vintage”, en esta quiero dejar un pequeño espacio para los cooperativos de nueva generación.

Lo curioso de todo esto, es que para buscar los viejos clásicos cooperativos de antaño, me costó la misma vida decidirme por unos cuantos de los muchos que había jugado en mis años mozos, para que la cosa no se alargara demasiado, pero a la hora de contar los buenos cooperativos actuales, la verdad, casi me bastan los dedos de una mano.

Sin entreteneros más (que seguro que tenéis mucho por beber hacer un viernes noche), os dejo con los que para mí han sido los mejores cooperativos (o más entretenidos) que he probado.

Leer el resto de esta entrada »

Si os ha gustado el último anuncio de Assassin’s Creed 2 probablemente os gustarán algunos de los anuncios que os dejo a continuación:

En fin, si os gustan ya iré poniendo alguno más.

Novedades sobre la película de Gears of War que está en camino.

El guionista Chris Morgan cree que Dwayne “The Rock” Johnson sería el más apropiado para protagonizar esta película, poniéndose en la piel de Marcus Phoenix (si es que Marcus es el prota de la película, cosa no confirmada).

Parecido físico no tienen demasiado, pero eso se puede arreglar con maquillaje. Peor lo van a tener los actores que hagan de Locust… Pero bueno, lo único importante para ser el protagonista de este futuro gran éxito de taquilla es tener músculo, y a The Rock le sobran.

Bueno, ¿y a vosotros qué os parece la idea? ¡No importa lo que os parezca!.

El guionista de Gears of War ha afirmado en una entrevista algo que no sabíamos ninguno (xD), que Gears of War será una saga que durará muchos años.

Tienen planes para continuar la saga durante al menos una década, por lo que se espera que, tras el éxito de Gears of War y Gears of War 1.5, antes de 2019 hayan salido Gears of War 1.5.2, Gears of War 1.5.3 y el innovador Gears of War 1.5.3.2.

Por cierto, por si no lo habíais entendido, la noticia es que ¡Gears of War tiene guionista! Y le pagarán y todo…

¿Os imagináis que meses después de compraros un juego este caducara y dejara de funcionar? Pues eso mismo ha pasado en la versión de PC de Gears of War.

Y es que desde ayer el juego ha dejado de funcionar, pues ha expirado el certificado de seguridad. Como muestra, esta imagen que he sacado de GamesAjare:


Imagino que se arreglará con un parche, así que en ese sentido no hay problemas. A no ser, claro, que no tengas Internet.

Bonita cagada, chavales.

Juego: Gears of War.
Género: Acción.
Plataformas: PC, Xbox 360. (Analizamos la versión de Xbox 360)

Hace dos años que Gears of War se descubrió como principal valuarte de la consola de Microsoft, cargo que, sin duda, sigue conservando.

Con este juego pudimos admirar realmente la potencia que podía llegar a alcanzar esta consola, a pesar de que no exprimía su potencial al máximo. Pero, por aquel entonces, supuso un antes y un después en la relación usuario-consola con la Xbox 360, atrayendo a muchos compradores hacia la consola de Microsoft.


Next-Gen
Por aquel entonces, todos hacíamos cábalas sobre lo que podía dar de sí esta nueva generación. ¿Cuánto mejorarían los juegos visualmente? ¿Tanto como de PS1 a PS2? ¿Cómo de SNES a PS1?

Gears of War surgió de la nada, como una nueva franquicia entre un universo de secuelas (no ha cambiado mucho, como podréis comprobar). No tardaron en etiquetar a Gears como el juego con mejores gráficos que jamás ha habido, por lo que decidieron centran en ese aspecto su publicidad.
Y es que estoy seguro de que si alguien os ha recomendado este juego, seguramente lo habrá hecho hablando de sus “graficazos”.

Vale, aceptamos esa excusa durante un tiempo. Cuando un juego es puntero técnicamente se convierte en el más querido del momento. Pero, cuando pase el tiempo y sus gráficos dejen de ser tan punteros, ¿qué nos queda de él?

Los creadores del juego sabían que solo con tener buenos gráficos no bastaba, por lo que también pusieron mucha atención en el apartado jugable, que, aunque tiene aires de shooter convencional, tiene alguna diferencia.


¡A cubierto!
Bien es sabido por todos que la mejor defensa es un buen ataque. Para evitar que un enemigo te mate, lo mejor es matarle tú a él primero. Vale, ¿y qué pasa si varios enemigos te disparan al mismo tiempo con una puntería que sería la envidia de muchos jugadores?
Solo nos queda una solución: ocultarnos detrás de objetos resistentes que detengan las balas y atacar desde esa posición. Y es que los enemigos dispararán muy, muy bien, por lo que en todos los combates es conveniente buscar objetos tras los que ocultarnos, ya sean paredes, coches, pequeños muros…
Una vez ocultos, podemos disparar sin salir de nuestra posición, o salir y apuntar para tener mayor puntería.

Nuestros enemigos también intentarán ocultarse, aunque hay algunos que prefieren atacarnos cuerpo a cuerpo, por lo que no siempre estaremos a salvo en nuestro escondite.

Hay que tener en cuenta una cosa muy importante, y es que los enemigos tienen una vida más propia de RPGs que de shooters. Me refiero a que es como si tuvieran una barra (invisible) de vida, y no morirán si les damos simplemente en sitios débiles (cabeza, por ej.), como pasa en otros juegos de tiros.

A nosotros nos pasará igual, con la diferencia de que iremos recuperando vida gradualmente, por lo que para curarnos basta con escondernos un par de segundos del fuego enemigo.


Pasando al ataque
La variedad de armas no es que sea muy amplia, pero más que suficiente para acabar con todas las hordas de Locust sin despeinarnos.
Tenemos metralletas, escopetas, rifles de francotirador, pistolas, granadas, etc., aunque de algunos tipos de armas solamente habrá un modelo (de escopetas y rifles, por ejemplo).

El arma que más usaremos seguramente será algún tipo de metralletas, que destacan por encima de las demás por su capacidad de disparar plastelina. O esa es la impresión que me ha dado al jugar, vaya. Al dar a los enemigos ellos también soltarán plastelina, por lo que me hace pensar que las balas y la sangre están hechas del mismo material.

Eso sí, si queréis ver sangre de verdad podéis utilizar la motosierra que lleva incorporada una de las metralletas. Con ella mataremos a los enemigos de un solo tajo mientras se nos llena la pantalla de sangre. Es tanta la sangre que salta a nuestra pantalla que mientras tanto no podremos ver casi nada más del juego, por lo que somos blanco fácil para los demás enemigos.

Con el resto de armas que no llevan motosierra incorporada podemos hacer ataques físicos, que son mucho más potentes que las balas. Lo normal, vaya.


¿Cuándo vas a hablar de la historia?
Ah, vaya, cómo se me ha podido olvidar.

La humanidad ha sido casi exterminada por la raza Locust, de los cuales no tenemos ninguna información: de qué planeta son (si es que son de otro planeta), cuál es su propósito (además de liquidarnos), etc.
Ambas razas se enfrentan en el planeta Sera, dato que conozco por la Wikipedia, no por el juego…

Los humanos encargados de combatir a los Locust son los conocidos como Gears, una unidad del ejército provista de armamento de última generación, por lo que en un principio no deberían tener mucho problema en acabar con esta raza provista casi exclusivamente de dispara-plastelinas y poco más. Bueno, sin contar con las arañas gigantes, los bichos enormes con cañones a la espalda, los pequeñitos que se autoinmolan, los que son inmunes a disparos, los que van en bandadas de 10 millones cada una…

Vaya, que no tienen mal ejército los colegas.

En Gears of War controlaremos a Marcus Fénix, antiguo teniente del ejército. Dedica su tiempo libre a no hacer nada, pues lleva un tiempo en la cárcel por algún motivo que al principio desconocemos, y al final también.
Han pasado 14 años desde el Día-E, también llamado Día de la Emergencia, también llamado día en que los Locust la liaron parda.
Nuestro amigo y ex compañero de los Gear, Dominic “Dom” Santiago, nos sacará de la cárcel para ayudarles en combate. Pronto nos reuniremos con el resto del escuadrón Delta, comandado por el teniente Kim y complementado por el joven Carmine.

La misión del escuadrón Delta será localizar al equipo Alfa y obtener el resonador, para posteriormente colocarlo en medio de la guarida Locust y hacerlo explotar para obtener así un mapa detallado de los túneles excavados por nuestros enemigos.


La compañía del anillo resonador
Estos cuatro hombres, junto a los supervivientes del equipo Alfa, deberán patearse medio mundo para llegar a la base Locust y cumplir su misión.

Aunque normalmente iremos acompañados de nuestro equipo, esto no siempre nos facilitará el trabajo. Y es que, aunque hay que agradecer que ellos tengan munición infinita, nada puede compensar la IA de mierda de la que hacen gala en muchas ocasiones.
Por ejemplo, en una fase tendremos que conducir mientras usamos un foco para protegernos de nuestros enemigos. Pues bien, a pesar de ir varias personas en el vehículo, seremos nosotros los que tengamos que cambiarnos continuamente de posición para manejar ambas cosas (volante y foco).
Otro caso bastante curioso es cuando a nuestro acompañante le da por suicidarse, cosa que molesta bastante cuando es tu único ayudante en un tiroteo contra cientos de Locust.
Por suerte, en algunos casos nuestro colega se volverá inmortal. Así, por la cara. Pero otras veces esperará al momento apropiado para matarse y perder la partida gracias a él. Pero bueno, esto normalmente no suele pasar… También podemos usarles de cebo, pues, con lo kamikazes que son, atraerán gran parte de los disparos mientras nosotros estamos a cubierto.

¿Asustados? ¡Tranquilos! No todo está perdido, pues tenemos la opción de pasarnos todo el juego en modo cooperativo, ya sea de forma online o a pantalla partida.
Con esto no solo conseguiremos tener un compañero verdaderamente útil (a no ser que juguemos con una persona igual de kamikaze que los personajes del juego), sino que la diversión aumenta considerablemente. Bueno, cierto es que hay gente que prefiere pasarse todos los juegos jugando solo, pero aquí se puede elegir, así que todos contentos, ¿no?


Apartado sonoro
La música está bien, pero tiene muy poca importancia en un juego donde casi todo el rato oiremos tiros y explosiones.

Lo que sí escucharemos más constantemente son las voces de los personajes, tanto humanos como Locust (pues hablan el mismo idioma).
En líneas generales el doblaje es bastante regular en los humanos, con personajes muy esteriotipados. La voz del protagonista parece ser un intento de Snake con mala ostia, y tanto a él como al resto del reparto les habría venido bien tener mejores traductores. Que de cada dos frases, tres sean “mierda”, está muy bien para los americanos, pero aquí, en según que casos, queda un poco raro.
Por último decir que hay algunas ocasiones en las que los personajes sobreactúan de forma bastante lamentable.

Ahora hablemos de los Locust. Sus voces son muy del estilo de Resident Evil 4, con la diferencia de que en RE4 está justificado porque los aldeanos se supone que están bastante idos de la cabeza.
Aquí tenemos a los Locust, una raza lo suficientemente inteligente para plantar cara a los humanos (ya habéis visto que al resto de seres los tenemos dominados). No solo no hablarán entre ellos, sino que sus frases consistirán en “homínido…”, “sucumbe…” y demás.

Vale. Vamos a ver. Damos por sentado que esa raza, por algún motivo, habla el mismo idioma que nosotros. ¿Y eso es lo único que sabéis decir?
Pues parece que sí, y además lo dirán constantemente durante todo el juego. En este apartado deja mucho que desear…


Resumiendo
No nos engañemos: Gears of War es un shooter más. Lo único que le hizo destacar de los demás en su día fue el apartado gráfico (y poco después apareció Call of Duty 4…) y el sistema de cubrirse.
Una vez que te lo has pasado, y dura 8 horas, volver a jugar tiene bastante poco interés, a no ser que lo juegues en modo cooperativo (y aún así, a la segunda estarás un poco harto, lo digo por experiencia).

Luego tenemos el modo online, con bastantes modos de juego y mapas, en los cuales podremos manejar a más personajes del juego (incluyendo Locust). No hay nada importante que destacar, salvo que el creador de la partida debe ser casi el único que no tiene lag. Lo digo porque si disparas a alguien a la cabeza puede que no le hagas ni cosquillas, y, por lo que me han contado, esto se debe a que en realidad, aunque parece que la partida va fluida, no lo va al 100%. No tardé mucho en cansarme, así que lo dejé y no volví a jugar.

Sin embargo, el poco tiempo que dura el juego será bastante intenso, con muchos tiroteos y escenas de tensión. Lo de tensión lo digo porque en algunos sitios puede que te hagan sentir hasta miedo, ya que hay que recorrer casas en ruinas a oscuras, donde te parecerá oír ruidos por todos lados. Bueno, no es que te parezca, es que realmente es así.
Pero esto será en ocasiones puntuales, ya que casi todo el rato estaremos apretando el gatillo ante la invasión de los Locust. Enemigos que, aunque estén bien hechos, son bastante simples, repetitivos y se mueven raro.

Lo dicho: si queréis un shooter muy bien hecho pero sin complicaciones donde quitaros todo el estrés acumulado durante el día, o un juego cooperativo entretenido, Gears of War debería ser una de vuestras prioridades.
Si lo que queréis es un juego con más profundidad, seguid buscando.

Los integrantes de Epic Games ya han puesto fecha de salida a la renovada versión para PC de uno de sus juegos estrella. Gears of War saldrá a la venta el 6 de noviembre.

La versión para PC traerá unas cuantas novedades, como la inclusión de 5 niveles nuevos para un jugador, un nuevo modo online, un editor de niveles…

Aún no han revelado cuales serán los requerimientos mínimos, pero seguro que será un juego muy exigente. De cualquier manera, seguro que en LSK nos las apañaremos para conseguir una copia y analizarla.

Feed y redes sociales
Feed de Legend SKTwitter de KefkaFacebook LSKYouTube LSK
Entra y lee todos nuestros análisis
Buscar por Juegos
Buscar por Plataformas
Mini-Secciones
Archivos
Compteur Visitehomepage besucherzählercontador de usuarios online