Entradas con la etiqueta ‘Killzone 2’

Por todos es conocido que en este mundillo existen dos tipos de videojuegos, los infantiles y los adultos. Hay más o menos variantes, pero todos pasan por esa principal clasificación. Tenemos por ejemplo a Killzone 2, con esa trama y lenguaje tan acorde con el público al que va dirigido, y después tenemos los juegos para adultos.

Los juegos para adultos son, generalmente, aquellos en los que la historia y el lenguaje empleados requieren que el jugador tenga más de una neurona para su comprensión.
Que no os engañen, el +18 en muchas de las cajas de los videojuegos es simplemente un señuelo para a atraer a ese público infantil al que realmente va dirigido.

Os voy a mostrar dos pantallazos de dos juegos distintos. El lector medio e inteligente de LSK sabrá distinguir perfectamente cual es el juego infantil y cual es el juego para adultos. Hay una característica que lo delata aun sólo viendo un simple pantallazo.
Leer el resto de esta entrada »

Juego: Killzone 2.
Género: FPS.
Plataforma: PlayStation 3.

Cuando probé la demo de Killzone 2 por primera vez, supe que estaba frente a un juego del montón. Por muy bruto que fuera técnicamente.

Casi un año después, y tras haberlo completado, puedo asegurar que no me había equivocado.
Es mejor que Killzone de PS2, por mucho que los puristas se encierren a negarlo, pero es que Killzone de PS2 era un juego muy mediocre. Con algunas buenas ideas por aquí y por allá, pero en definitiva un juego de lo más normalito.

Por tanto tenemos la secuela de un juego que no fue gran cosa. ¿Por qué la gente se esperaba entonces TANTO de algo así?. Es lo que hacen las grandes campañas de marketing…

Conquistando Helghan.

Como ya he dicho, Killzone 2 es una secuela directa de su antecesor. Después de que en el primer juego tuvieramos que defender Vekta, una colonia de la tierra, de los ataques de los Helghast, en Killzone 2 seremos nosotros quien aprovechando la supuesta debilidad de los Helghast, intentaremos conquistar su propio planeta: Helghan.

…Y ya está. Todo el juego consiste en ir adentrándonos más y más en su planeta para poder capturar a Scolar Visari, su líder.


Simulación de guerra.

Lo que más destaca por encima de todo en Killzone 2 es su jugabilidad. Podríamos decir que es un juego de guerra realista. Olvidad los Call of Duty y sus correcaminos soldados. En Killzone 2 tu arma pesa. Andas despacio y los giros y saltos se dan muy lentos. La primera vez que juegas se puede hacer un tanto pesado, sobre todo si estás acostumbrado a otros FPS en los que se la sudan los detalles “realistas”. Pero es una forma de juego que una vez te adaptas, gana bastante.

Algo a lo que se le ha dado mucha importancia en este juego es el sistema de coberturas. Siempre que estemos cerca de algún muro, pared, u obstáculo que pueda ayudarnos a refugiarnos de los tiroteos, pulsando L2 nos agacharemos y nos pegaremos a él. Con el botón pulsado, manejando el stick podremos asomar el arma para disparar estando a cubierto. Es la evolución natural del sistema de Killzone 1, en el que NO había sistema de coberturas similar, pero el juego invitaba mucho a mantenerse a cubierto siempre.

Dicho esto… poco más hay que contar de Killzone 2. El resto del juego es un clon más del resto de FPS del mercado. Abrirse camino entre tiroteos, reventar torretas, la típica fase de conducción, etc. No tiene prácticamente ninguna fase sorprendente ni ninguna situación que destaque por encima de las demás.


La IA de nuestros compañeros es pésima, parecen programados especialmente para meterse en medio de nuestros tiroteos o quedarse atrancados en pasillos donde tenemos que pasar, pero eso sí, luego te echan la culpa a ti de que les dispares.

Por suerte, la IA de los Helghast están bastante mejor. Se ponen de acuerdo para atacar en grupo, se cubren cuando es debido e incluso aprovechan cuando tienes que cargar el arma para salir a por ti. Algo bueno también de los enemigos es que no existe el molesto auto-respawn que tanto desespera. Es decir, en todas las zonas va a haber X enemigos, y para avanzar simplemente tendrás que matarlos a todos, no hace falta tener que atravesar ninguna absurda línea imaginaria para que estos desaparezcan, como en los Call of Duty.

Aumentando la experiencia de juego.

Si tras las 7 horas que dura el modo campaña os veis con ganas de seguir jugando, Killzone 2 incorpora un modo online con hasta 32 jugadores. Lo poco que he jugado, porque me aburrió y lo quité, puedo decir que incorpora un sistema de personalización de nuestro perfil online, en el que según matemos podremos subir de rango y desbloquear habilidades nuevas. Vaya, lo que en su día incorporó Call of Duty 4 y todo Dios han acabado copiando.

Los mapas son los mismos del modo campaña, es decir, inmensos. Algunos excesivamente grandes para jugarse online, ya que no siempre estaremos en partidas de 32 jugadores y en muchas partidas estaremos más jugando al escondite que matando.


Apartado técnico.

Cara y cruz. El aspecto gráfico es brutísimo, de lo mejor que ha salido en esta generación (aunque muy por detrás de Uncharted 2). Las explosiones, edificios que se derrumban en mitad de los tiroteos, la física de los Helghast al morir, la iluminación… todo nos deja con la boca abierta. Pero el precio que se ha tenido que pagar es un poco caro. Para empezar cada vez que carguemos la partida, tendremos que tragarnos una pantalla de carga de casi 5 minutos (incluso diría que más, no he llegado a contarlo). Y una vez dentro del juego sufriremos continuos tirones y ralentizaciones cada vez que aparece una zona “nueva”.

Lo del tiempo de carga se sobrelleva más o menos bien, porque te pones a hacer otras cosas mientras carga y ya está. Pero los tirones a veces se hacen demasiado molestos.

Conclusión.

Killzone 2 es un FPS más. Una historia tan compleja como una barra de pan y un desarrollo típico y repetitivo en el que por momentos se hace bastante aburrido. No voy a decir que es mal juego, porque no lo es. Más que nada porque la mayoría de cosas malas que tiene este título es común en el género, y son pocos los que realmente se atreven a salirse de esa estructura prefijada.

Killzone 2 no es otra cosa que un magnífico espectáculo audiovisual. Pero si no fuera por ese apartado técnico, os aseguro que no se le hubiera alabado tanto (o sí, quién sabe). Porque es que como juego no tiene nada más.

Anuncian en EEUU un nuevo pack para PlayStation 3, que contendrá dos de los mejores títulos de la consola: Metal Gear Solid 4 y Killzone 2.

El precio es 400$, que será 400€ aquí como poco (aunque 400 dólares en realidad son menos de 300 euros, así que si la importáis os costará unos 280 y algo).

Se supone que deberíamos alegrarnos o algo, no sé, pero me ha dado por buscar en Game y me encuentro que el pack PS3 + Killzone 2 vale 350€, y que Metal Gear Solid 4 solo cuesta 30€.

Si lo sumamos nos sale 380€, por 400 que nos costará seguramente este pack. Entonces, ¿qué pretenden con esto? Yo de verdad que no lo acabo de entender.

Killzone 2 ya lleva un tiempo entre nosotros y ya nos hemos quedado con la mandíbula desencajada con sus impresionantes gráficos (o nos hemos decepcionado al ver como casi se ha convertido en un shooter del montón con gloriosos Helghast que tanto recelo despiertan en EE.U… digoooo, Canadá). Así que tarde o temprano le llegaría ese odioso momento por el que pasan todos los juegos de esta generación con una base de ventas mínimamente asentada: los contenidos descargables de pago.

De momento lo único que hay es un “pack” de mapas, y digo “pack” porque son solo 2 míseros mapas. Se venderá bajo el nombre “Steel & Titanium” (Que Sony España nos hará el grato favor de traducir como “Acero y Titanio”…), viene a costar 5,99$ y saldrá por tierras yankees el dia 30 de este mes.

Por si no teníamos bastante con las mongoleces nacionales vertidas contra nuestra afición tan sana o insana como cualquier otra (aunque considero el coleccionismo de sellos y/o de coleópteros completamente digno de zumbados comparado con los jueguicos) vayamos ahora con las internacionales.

Por lo visto un bonito día, la profesora de 4º grado Davis Mirza fue a coger el autobús con sus dos hijos para ir a su trabajo cuando, de repente, se cruzó con la amenazadora mirada de un Helghast que se encontraba en un cartel promocional de Killzone 2. Poco más tarde, dicha profesora envió un e-mail a Sony pidiendo que retirasen dichos carteles que mostraban (S.I.C.) “Cabezas amenazantes con ojos brillantes” y escenas de guerra “como las de Irak”

Ni qué decir tiene que se hizo leña del árbol caído. A los pocos días de mandar dicho mail Davis, el Concejal de la región Pam Mc’Conell ha pedido “amablemente” que retirasen todos los carteles de la zona de Regent Park. Unos 300 aproximadamente.

En fin, y luego argumentalmente los ISA’s (típicos marines-mandriles yankees) llaman despectivamente “fascistas” a los Helghast. Ver para creer…

Ahora sí, ahora no. Ahora te miento, ahora te digo la verdad. Nadie entenderá nunca las oscuras estrategias que siguen las compañías a la hora de vendernos sus videojuegos. Si hay algo que ha repetido Guerrilla una y otra vez a lo largo del desarrollo de su juego es que no iban a implementar el modo cooperativo.

Pero claro, eso de decir una cosa y hacer otra distinta está muy de moda hoy en día. Y es que según las declaraciones del productor de Guerrilla se puede casi confirmar que el modo cooperativo acabará llegando sí o sí:

“Estamos investigando (modo cooperativo) para poder incluirlo en una futura descargar de contenido”, comenta Angie. Además añade, “sabemos que sería el contenido descargable que más desean los usuarios. ¡Ya hemos comenzado con los mapas… lamentablemente no nos permiten hablar de nada más!.”

Y esperaos que no nos intenten cobrar por él. Aunque en realidad no les culparía. Mientras siga habiendo borregos que permitan que les cobren por contenidos que claramente tenían que haber estado implementado en el juego final y que en cambio nos lo han vendido inacabado para poder seguir sacándonos dinero, esto va a seguir ocurriendo.

Sony ha lanzado un nuevo tráiler de Killzone 2 que, seguramente, será el que bombardee las televisiones de todo el mundo en los próximos días. Por si alguien lo duda, lo que váis a ver está hecho íntegramente con el motor del juego:

Como ya viene siendo costumbre en esta generación de consolas, hasta los grandes títulos incluyen bugs.

Pro Evolution Soccer y sus pelotas mágicas, las paredes de broma de Gears of War 2, etc. Ha llegado el turno de Killzone 2, que deja este curioso bug:

¿De verdad se prueba el juego antes de sacarlo al mercado?

Porque vamos, parece que ya es normal comprarte un juego con bugs e ir arreglando todos los problemas con parches y más parches.

Después de tanto tiempo, casi 3 años, por fín hemos tenido el placer de probar el aclamado y envidiado, por partes iguales, Killzone 2. Mucho ha llovido, sobre todo en Málaga estos últimos días, desde que vimos aquella polémica CGI. La pregunta ahora mismo es: ¿Ha superado las expectativas?

Hay juegos que aunque solo los pruebes 10 segundos dices: “este juego es especial”. Son juegos con magia. Únicos. En el caso de Killzone 2 os puedo asegurar que no sentí nada de eso al jugarlo.


A la pregunta de ahí arriba la respuesta es bien clara: no lo sé. La demo es tan corta que es imposible sacar conclusiones sólidas. Creo que a 20 minutos no llega de duración, y eso que los diez primeros minutos estás aprendiendo como se dispara.

La demo nos sitúa en una playa. Tendremos que cortar cabezas hasta llegar a una especie de almacén. A pesar de que la impresión que me ha dado es la de ser un FPS más del montón hay que admitir que posee ciertas cosas dignas de admirar.

En primer lugar: los gráficos. Es realmente bruto. Aunque en principio no parece gran cosa (dentro de la brutalidad), cuando empiezas a ver explosiones, humo, particulas de polvo, chispas de tu arma al disparar, los movimientos de los enemigos al recibir el disparo, es cuando te das cuenta de lo grande que es el motor gráfico de este juego. De todas formas el escenario de la demo es un poco sosillo, así que seguramente en otros niveles el juego lucirá bastante mejor (o peor, quién sabe).

La segunda cosa que destaca de Killzone 2 es su jugabilidad, lo primero por lo raro que es el control: ¿R3 para apuntar? ¿Wtf? Afortunadamente tienes la opción de cambiar los controles de varias formas. Y lo segundo por lo enormemente realista que resulta el manejo. Esta vez el prota será un tío de carne y hueso, y no un correcaminos con un arma de paja. Hola COD’s y demás.
En comparación con el resto de FPS, parecerá que nuestros movimientos son muy lentos. Pero ya os digo, no son lentos, son realistas.

Lo que más destaca de su jugabilidad es el sistema de cobertura, algo que yo nunca antes había visto en un FPS. Si nos acercamos a una pared y pulsamos L2 el personaje se pegará a ella y con un leve movimiento de pulgar asomará el arma y se pondrá a apuntar. Podemos asomarnos mucho o poco, a nuestra voluntad. Para que os hagáis una idea, imaginad el sistema del Uncharted en primera persona. Pues lo mismo. Algo me dice que este sistema va a ser copiado por muchos FPS futuros.

Y bueno, poco más. La impresión que me ha dejado la demo es la de un juego del montón con alguna que otra genialidad (gráfica y jugable). Pero hace falta probar mucho más para aventurar a decir si cumple o no cumple las expectativas.

Así es, ahora mismito acaban de actualizar la Store europea, y supongo que también la americana. El contenido estrella no es otro que el esperadísimo Killzone 2. Ocupa ni más ni menos que 1.2 GB. Así que paciencia en la descarga.

Cuando lo pruebe, si nadie más lo hace, me veo con ganas, y se alinean los planetas, os contaré qué tal está el juego.

Feed y redes sociales
Feed de Legend SKTwitter de KefkaFacebook LSKYouTube LSK
Entra y lee todos nuestros análisis
Buscar por Juegos
Buscar por Plataformas
Mini-Secciones
Archivos
Compteur Visitehomepage besucherzählercontador de usuarios online