Entradas con la etiqueta ‘Suikoden V’

Juego: Suikoden V.
Género: RPG.
Plataformas: PlayStation 2.

Más de 70 horas son las que he tenido que dedicar a la inextinguible PlayStation 2 para poder completar este juego. 70 horas que no se me han hecho ni mucho menos largas (salvo en contadas excepciones), pues en todo momento estaba rodeado de esa sensación que suelo asociar con los buenos RPGs, que te hace seguir jugando horas y horas sin llegar a aburrirte a pesar de ver continuamente a los mismos personajes y el mismo sistema de juego.

Si no conoces de qué va todo esto de “Suikoden”, echa un vistazo a este análisis para conocer una de las mejores sagas de RPGs que hay en el mercado. Si por el contrario ya has podido jugar en profundidad a alguno de los juegos, puedes saltar directamente hasta el final…


Tales of Falena
El protagonista del juego no es otro que el Príncipe de Falena, un país situado al sur del universo Suikoden e inédito hasta ahora.

Freyjadour, es decir, el Príncipe de Falena, vive en el castillo de Sol-Falena, capital del país, junto a sus padres: la Reina Arshtat y el caballero Ferid, y su hermana pequeña Lymsleia.

Hay que remarcar lo de Reina porque en Falena la monarquía es bastante diferente a lo que estamos acostumbrados. Quien hereda el trono en la familia no es el hijo mayor, en este caso Frey, sino la hija mayor, por lo que la pequeña Lym es la primera en la línea de sucesión.

Para determinar quien será su marido se celebra una especie de Olimpiadas pero a ostias, donde el vencedor será quien supere una competición compuesta por eliminatorias y donde cualquiera puede apuntarse.

Si se prefiere, se puede contratar a alguien para que luche en lugar del participante, y aquí es donde entran en juego los nobles, por lo que los hijos de las dos principales familias de la nobleza, Barows y Godwin, son los claros favoritos al poder contratar a los mejores luchadores.

Obviamente el tema de la boda de Lymsleia no es la base de la historia, sino más bien una presentación de lo que realmente importa: la Runa del Sol.
Y en esto es en lo que se centra la historia, en esta Runa propiedad de la familia Falenas, símbolo de gran poder, y, por tanto, ansiada por mucha gente.
La Reina Arshtat es la actual poseedora de la Runa, y quienes le rodean están observando en ella un gran cambio de actitud, debido, posiblemente, a la propia Runa del Sol.


Vergüenza ajena
Freyjadour, el personaje con nombre de champagne, se supone que tiene que producirnos una sensación parecida a… ¿sentirnos identificados? FAIL.

Vamos a hacer la prueba: Imaginad que el protagonista sois vosotros. Que sois un chico (aquí ya no se podrían sentir identificados el 50% de la población mundial) joven, con pintas de mariquita.

Ahora, para todos los que aún podríais sentiros identificados con un personaje así, os lo voy a poner más difícil: imaginad que sois el Príncipe de un país, siempre acompañados por guardaespaldas, con la vida típica de no hacer nada un Príncipe. Bien, es posible que si Froilán o alguien de su familia lee esto aún tenga esperanzas de sentirse identificado. O quizás Fernando Redondo.

Pues vale, os voy a quitar toda la ilusión: ahora imaginad que sois mudos, no podéis expresar sentimientos y parecéis un muñeco de cera.

Y ahora, si podéis, sentíos identificados.


Suikoden en estado puro
Ya os dije que si habíais jugado a algún Suikoden podíais saltaros casi todo el análisis, porque a partir de ahora no vais a saber si hablo de Suikoden V o de uno anterior. Vale, que tiene algunas novedades, pero en líneas generales es todo igual. (Si os molestan mucho los spoilers no sigáis leyendo, pero es tan calcado a anteriores Suikoden que no lo considero ni spoiler).

El juego se inicia con una trama política mientras vamos conociendo a los personajes. Rápidamente se ve quienes son buenos y quienes malos.

La historia avanza enviándonos de una ciudad a otra hasta que finalmente encontramos una base que tenemos que utilizar para eliminar al ejército rival que nos intenta dar caza.

Tenemos que reclutar gente (hasta 108 personajes) para ser los más guays del mundo mundial.

El protagonista en persona, a pesar de ser una persona importante como líder de este grupo, será quien se juegue la vida en todas las misiones, pero siempre acompañado con gente que hable por él. Como los muñecos de José Luis Moreno.

Nuestro pequeño ejército machaca al enorme, potente y organizado ejército rival una y otra y otra y otra vez.

Inserte cualquier recuerdo de Suikoden II aquí.


Personajes
Los personajes son el pilar base sobre el que gira todo el juego. Al no tener apenas historia, se han podido centrar más en desarrollar los personajes, supongo. O seguramente sea al revés, que se centran tanto en los personajes que se han olvidado de la historia.

Sea lo que sea, el caso es que no debe ser fácil crear nuestros 108 personajes, a los que hay que sumar todos los antagonistas y demás personajes secundarios (o terciarios más bien). Ya no solo por darles nombre y apariencia física, que son los dos aspectos más difíciles, sino que también hay que darles personalidad. Y claro, el que mucho abarca poco aprieta, o dicho de otro modo, no han debido tardar más de 10 segundos en asociar a cada personaje una personalidad.

De los 108 que podemos conseguir, solo hay uno o dos realmente interesantes, y no lo digo exagerando, más bien todo lo contrario… Lo demás es conseguir por conseguir, intentar imitar a anteriores Suikoden solo por el hecho de que el juego se llama igual.

Por poneros un ejemplo, algo que ya habréis visto es que en los Suikoden uno de los personajes que encontraremos de forma obligatoria es el estratega, personaje que planeará los movimientos de nuestras tropas para conseguir derrotar a un enemigo que, a priori, nos supera en todos los campos. Pues bien, aquí no iba a ser menos, y transcurridas unas cuantas horas de partida, de repente y sin venir a cuento, necesitamos un estratega. Es como “oye, te has pasado un poco calentando el plato de macarrones, ¡necesitamos un estratega!”. Aunque bueno, todos sabemos que el verdadero motivo de necesitar un estratega es… que aparecía en anteriores Suikoden.

Otra cosa que me no me ha gustado un pelo es la muerte absurda de algunos personajes. No os voy a dar detalles para no estropearos la historia, pero hay dos ocasiones en concreto en las que me quedé pensando “¿y este por qué muere ahora?”. Si le intentaron dar dramatismo les ha quedado bastante mal, sobre todo cuando esa escena la presencia el muñeco de cera que tenemos por protagonista, y más aún si dos minutos después le vemos reir. Sí que se le pasan rápido las penas al chaval…


Sistema de combate
Habría que hablar más bien de SISTEMAS de combate, pues hay tres tipos de combates distintos. Los típicos de RPGs por turnos, los estratégicos, y los de lucha 1 vs 1.

Por orden de importancia, primero habría que hablar del sistema por turnos. Ya sabéis, formamos un equipo (de hasta 6 luchadores en este caso) y les damos una órden cada turno. Cuando atacan todos los personajes aliados y enemigos, finaliza el turno.
En el grupo podemos llevar también 4 personajes “suplentes”, para intercambiarlos entre un combate y otro, o para llevar personajes de apoyo, que son los que no pueden luchar pero otorgan habilidades especiales. Por ejemplo, si llevamos como suplente a un personaje de apoyo que tenga Sanación, nos irá curando durante los combates entre turno y turno.

La principal novedad (y lo que más me gustaría exportar a otros juegos) es el sistema de formaciones. Podemos cambiar la formación de nuestros 6 (o los que sean) personajes seleccionando una de las variadas (aunque podrían ser más) formaciones que encontraremos a lo largo del juego.

Por ejemplo, tenemos la formación clásica con 2 filas de 3 luchadores cada una, otras formaciones más ofensivas con los personajes adelantados, formaciones con hasta cuatro líneas de personajes… Esto tenemos que combinarlo con la distancia de ataque de nuestros personajes, lo cual se explica mejor con un ejemplo:

Ponemos la formación “Punta de flecha”, que forma un triángulo con el pico arriba, es decir: uno delante, dos en medio y tres detrás. Como delante solo hay uno, habría que colocar a un luchador de corto alcance con mucha defensa. En la línea del medio dos luchadores de corto o medio alcance, que recibirán muchos menos golpes pero que estén lo suficientemente cerca para atacar. En la última línea podríamos colocar magos o luchadores de medio o largo alcance, defendiendo así a los personajes con menos vida o menos defensa de los ataques enemigos.
Y esto es solo un ejemplo de las muchas formaciones que hay, pero la esencia es la misma.

Al luchar tenemos una opción bastante útil (aunque no nueva) que es Auto, lo cual hará que nuestros personajes ataquen a los enemigos (eligiéndo el objetivo al azar, por desgracia). Esto nos ahorra bastante tiempo, porque puede cansar aporrear botones para ordenar a los seis atacar. Si lo preferimos, obviamente, tenemos el sistema normal donde elegir si queremos atacar, usar runas, realizar ataques conjuntos, etc.


Otros tipos de combate
Como también viene siendo costumbre en la saga, Suikoden V incluye en momentos puntuales algún combate estratégico o alguno 1 vs 1.

Los combates estratégicos son bastante largos en comparación con los otros, y nuestro objetivo suele ser derrotar X enemigos o llegar a un punto determinado del mapa.

El combate se plantea sobre un mapa en 2D, enfrentando a dos ejércitos, compuestos por un número determinado de unidades. Cada unidad a su vez cuenta con un número de soldados, que estarán agrupados por tipo de armas. Podemos asociar personajes nuestros a los grupos para darles propiedades especiales, sin pasar nunca de 3 personajes por unidad.

Os lo explico mejor con un ejemplo sencillo: tenemos 600 soldados, divididos en 3 unidades de 200 soldados cada una. Una unidad es de infantería, otra de caballería y otra de arqueros (las tres unidades básicas que hay). Cada unidad es superior a otra e inferior a la última. Concretamente, la infantería es superior a los arqueros, los arqueros a la caballería y la caballería a la infantería. Podemos encontrar unidades avanzadas como lanceros o arqueros de runas, que tienen las mismas debilidades pero mucha más potencia.
Así pues, si atacamos con nuestra unidad de infantería a unos arqueros rivales, se produciría un enfrentamiento y ambas unidades perderían X soldados. En este caso perderían muchos más soldados los arqueros, ya que son débiles ante la infantería. Cuando una unidad se queda sin soldados, esta unidad queda eliminada.

Ahora bien, podríamos asociar a nuestra unidad de infantería a tres de nuestros personajes, aumentando, por ejemplo, uno el ataque, otro la defensa, y otro la velocidad, con lo que no solo ganaríamos nuestros enfrentamientos frente a los arqueros sino que los arrollaríamos. Asociando a los personajes adecuados podríamos incluso plantar cara a unidades que tengan ventaja sobre nosotros (caballería en este caso).


Las batallas no solo se desarrollarán por tierra, ya que también tendremos unidades marítimas, pero el sistema es el mismo: tres tipos de barcos, cada uno con ventaja sobre uno y desventaja sobre el otro.

Si conseguimos muchos personajes durante la historia podremos llenar todas las unidades de personajes principales, por lo que los combates se hacen TREMENDAMENTE fáciles. Pero divertidos, eso siempre.

Por último tenemos el modo de combate 1 contra 1, bastante simple, pero se agradece la variedad. En este modo tendremos tres comandos disponibles: Atacar, Guardia y Ataque especial. De forma similar a lo visto en el modo estratégico, cada comando será mejor que uno y peor que otro. Atacar es mejor que Guardia, Guardia mejor que Ataque especial, y Ataque especial mejor que Atacar. Si por ejemplo seleccionamos Atacar y nuestro rival selecciona Guardia, le quitaremos algo de vida. Así hasta que uno acabe con la barra de vida vacía y pierda el combate.

Así contado parece bastante que todo depende del azar, pero en absoluto. Antes de seleccionar el comando elegido, nuestro rival nos dedicará unas palabras, insinuando lo que va a hacer a continuación.
Por ejemplo, si nos dice “eres un gordito hijo de la chucha” significa que va a usar Atacar, o si dice “mi selección favorita es Grecia” es que va a usar Guardia, y así continuamente.


De viaje por Falena
No hay demasiado que hacer por Falena, en verdad tenemos un país bastante aburrido, pero siempre nos quedará ir a pescar o de compras como principales entretenimientos.

Tiendas hay para aburrir, eso sí. Que si tiendas de armaduras, tiendas de objetos, tiendas de runas, herrerías, mercado, entrenadores de armas, entrenadores de magias, posadas… y creo que no me dejo nada.

Creo que la mayoría no necesitan explicación, en las tiendas de armaduras por ejemplo venden armaduras que se las pones a los personajes y les sube la defensa. Nice.

Hay que decir que cada personaje puede llevar casco, armadura, guantes, botas y hasta 4 accesorios, pero no podemos cambiarle el arma. Eso no significa que no se pueda mejorar, ya que para eso están los herreros, que nos aumentarán el nivel del arma a cambio de Gald (su moneda). Acostumbráos a dejar toda vuestra fortuna aquí…

Cada personaje puede tener también 1 o 2 habilidades equipadas, como puedan ser Ataque, Vitalidad, Agilidad, Técnica, y un largo etcétera, pasando por combinaciones de 2 o más habilidades. Por ejemplo, si subimos mucho nivel de Ataque y Técnica, podemos ponernos una habilidad que suba ambos parámetros a la vez y así dejar el segundo espacio para una tercera habilidad (que también puede ser combinada de otras dos o tres). Para subir el nivel de estas habilidades tenemos a los mencionados entrenadores de armas y magia.

Otra cosa que podemos (y debemos) equipar a los personajes son las runas, hasta un máximo de tres (una en la cabeza y las otras dos una en cada brazo). Estas runas son como las materias de Final Fantasy VII, nos permiten usar diversas magias dependiendo del nivel de la runa, o nos dan habilidades especiales como mayor ataque, etc. Sobra decir que es en las tiendas de runas donde se ocupan de esto.

Por último y, esta vez sí, menos importante, es el mercado, donde podemos comprar distintos materiales (sal, azúcar… y hasta oro) y venderlos en otras ciudades que nos lo compren por más dinero (o si eres tonto lo puedes vender por menos). Es batante inútil, pues se gana mucho más dinero en los combates, donde, además, subimos nivel y conseguimos objetos…


Suikoden II + 3
Tal y como habréis visto, este juego es exactamente igual que (por encima de los demás) Suikoden II. Y espero que no venga ningún listo diciendo “la historia es distinta!!”, “los personajes son distintos!!” o “hoygan denme una clabe para el call of duty 4”, porque FALTARÍA MÁS.

A mí el Suikoden II me encantó, y lo considero mejor que este en todo, pero es que este no solo es una copia en todas las bases sino que es peor en lo demás. Sobre todo en lo más importante: historia.

Bueno, excepto en gráficos, claro, pero tampoco creáis que en Suikoden V son nada especial…

Por lo demás solo queda comentar que la música se hace bastante repetitiva, lo cual molesta especialmente en casos como este, que no es gran cosa (pero no es mala).

Ah, y el juego, por suerte, y como debería ser obligatorio, está subtitulado al español.

De todos modos, a pesar de que todo el Suikoden V se pueda considerar como exprimir el Suikoden II de los huevos de oro (?), hay que reconocer que es un buen juego. Vamos, que no me habría tirado 70 horas jugando si no.

Feed y redes sociales
Feed de Legend SKTwitter de KefkaFacebook LSKYouTube LSK
Entra y lee todos nuestros análisis
Buscar por Juegos
Buscar por Plataformas
Mini-Secciones
Archivos
Compteur Visitehomepage besucherzählercontador de usuarios online